2018: un trayecto aún borroso para la economía por la crisis política

La Republica

Perspectivas. Antes del pedido de vacancia contra el presidente Kuczynski, se proyectaba un PBI de 4% para el 2018. Los eventos ocurridos después ponen en duda alcanzar esa meta. Decisiones políticas serán vitales para lograr objetivo. Hablan los economistas.

EL ENTORNO EXTERNO ES CLAVE

Hugo Perea, Gerente de Estudios Económicos del BBVA

El principal factor de soporte de crecimiento será el entorno externo, que seguirá siendo favorable, como el precio del cobre que alcanza máximos a la vista en 3 o 4 años. También el ritmo de crecimiento global, que es cada vez más sincronizado y generalizado. China tiene un ritmo de crecimiento superior al anticipado. El otro elemento deberá ser el gasto público. Esperamos un mayor dinamismo con respecto de lo visto en este año. Nosotros estamos revisando cifras. Hay poca visibilidad por la incertidumbre del contexto político. La incertidumbre que se genera por las tensiones políticas induciría a un menor gasto de inversión en el sector privado y también a más retrasos en la ejecución del gasto público. Nuestro reporte trimestral de octubre proyectaba que el crecimiento sería de 3,9% en el 2018. Es posible que ahora revisemos a la baja por la poca visibilidad que genera el entorno político.

 

PUEDES VER ¿Cómo ser más productivo en el 2018?

 

ELECCIONES FRENARÍAN INVERSIÓN

Ana Reátegui, Economista de ESAN

El año 2018 se presenta para el Perú con un alto nivel de incertidumbre política, lo que tendrá un impacto en la economía nacional. La confrontación entre los poderes Ejecutivo y Legislativo ciertamente ha puesto en evidencia la frágil democracia peruana. Pese a ello, y tratando de ser positivos, el país está intentando sobrellevar sus dificultades utilizando los mecanismos previstos en la Constitución. Este contexto ciertamente eleva la percepción de riesgo de los inversionistas nacionales e internacionales, quienes frente a este panorama podrían postergar sus decisiones de inversión, perdiendo así la posibilidad de generar nuevos empleos.

En el segundo semestre del 2018 se realizarán las elecciones regionales y municipales, lo que seguramente también provocaría cierta desaceleración de la inversión pública al interior del país. Respecto al gasto nacional, esperamos que siga mostrando un mejor desempeño.

 

CAUTELA EN LA INVERSIÓN

Carlos Casas, Ex viceministro de Economía

Habrá una corrección a la baja. Yo diría que va a estar (el PBI) entre 3% y 3,5%. La incertidumbre política está postergando varias decisiones de inversión y creo que en el primer semestre los inversionistas, por lo menos con los que he hablado, van a ser cautos. Esperarán a ver cómo se configura un nuevo panorama y una vez que haya estabilidad en el primer semestre, esperemos que antes, retomarán confianza en invertir. Este tema de Michiquillay refleja eso, refleja la incertidumbre que se ha generado solo con el pedido de vacancia.

Por ahora, el Ministerio de Economía tiene pocos instrumentos para actuar. Entramos en un enfoque donde las expectativas son bastante importantes. Se habla de usar la inversión pública mediante la Reconstrucción, pero por más que se reactive eso, creo que es limitado.

El precio del cobre, que parece que sienta bien, es lo que hace que tengamos en nuestro análisis solo un punto de reducción.

 

A LA ESPERA DEL GABINETE

Juan José Marthans, Economista

Si los factores de carácter exógeno, como la evolución de los minerales, siguen apoyando al Perú tendríamos las posibilidades de continuar bajo la expectativa de crecer 4%, incluso algo más. Todo va a depender de cómo se reafirme la confianza en la política económica y en el actual gobierno. Evidentemente el frente empresarial está a la espera de varias señales. Una de ellas es la recomposición del gabinete de ministros. Ello es fundamental para efectos de retomar la confianza afectada durante el proceso de pedido de vacancia. Creo yo que el presidente Kuczynski, con esta suerte de fortalecimiento, sumado a la definición de un gabinete con experiencia, ya tendría el camino allanado para restablecer la confianza.

Si el empresariado observa que se pone como nuevos ministros a gente que tiene un nexo amical con el entorno del presidente, la decisión es errada. Esta debe ser una nueva etapa.

 

UN CRECIMIENTO "VEGETATIVO"

Farid Matuk, Economista

El entorno internacional sigue lento. Es positivo, pero no es fabuloso. Esto se ha visto reflejado en el derrumbe del precio de las materias primas. Ha cesado y hay una recuperación, pero no a los niveles anteriores. El ejemplo más emblemático es el petróleo. En ese sentido, la economía peruana no va a enfrentar una amenaza de recesión, pero va a estar con tasas de crecimiento vegetativas en términos de la demanda interna. Esto se refleja en que el empleo formal se contrae o crece menos que el crecimiento de la población. A eso se le adiciona la incertidumbre política que básicamente pone en espera cuáles serán las prioridades del Gobierno. Nadie sabe cómo será el gabinete y qué significa el debilitamiento de la bancada mayoritaria del Congreso. Tampoco se conoce el perfil económico de Kenji Fujimori... No sabemos qué tipo de leyes alcanzarán viabilidad en el Congreso.

 

CONSTRUCCIÓN JALARÁ EMPLEO

Hernán Briceño, Economista

Hay varios temas de los cuales dependerá que se cumpla con la meta del 4%. Se va a requerir que el Presidente rápidamente convoque a un nuevo gabinete más democrático. Si bien es cierto que se requieren profesionales, necesitamos políticos para poder interrelacionarse con diversas bancadas en el Congreso y lograr consenso.

También tendrá que ver qué tanto se dinamizará el sector construcción. El sector norte está por reconstruirse por el fenómeno El Niño costero. Se requiere tomar acciones rápidas y hay que ver lo más conveniente.

La generación de empleo en el 2018 dependerá del sector construcción porque la recuperación de la minería ayuda a la mano de obra formal, pero no es necesariamente intensiva en contratación.

También deberá crecer el sector exportador. Eso sí va a depender de la coyuntura internacional.

 

MEJORAR LOS RECURSOS FISCALES

Carolina Trivelli, Investigadora del IEP

La economía peruana está fuertemente marcada por los términos de intercambio y el precio del cobre; y las perspectivas de esas variables son de estables a positivas. Es así que la economía del Perú va a estar bien en el 2018. Lo importante en esta coyuntura es cómo se aprovecha este "alivio" que nos da el frente externo para asegurar que el 2019 también será un buen año. Ahí tenemos dos desafíos críticos. Uno de ellos es asegurar que, a pesar del ruido político y la inestabilidad política, la inversión pública seguirá apuntalando el proceso de crecimiento y eso jalará a la inversión privada.

Lo segundo es iniciar un proceso serio de reforma para mejorar los recursos fiscales. Tenemos un problema muy serio de recaudación. Si se logra reducir los niveles de evasión, incluso eso no será suficiente para realizar alguna reforma de la protección social ni de la salud.