MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Qué equipos se enfrentarán este miércoles y por dónde ver los partidos?
MUNDIAL QATAR 2022 - ¿cuáles son los partidos confirmados en octavos de final?
Domingo

La derrota de Sendero

El 12 de setiembre de 1992 fue capturado Abimael Guzmán, lo que significó el derrumbe de Sendero Luminoso. A 30 años de su captura y un año de su muerte en prisión, ¿cuánto queda de la organización terrorista?

Abimael Guzmán con traje a rayas, el día de su presentación a la prensa. Foto: La República
Abimael Guzmán con traje a rayas, el día de su presentación a la prensa. Foto: La República
Raúl Mendoza

En 1992, el año de la captura de Abimael Guzmán, parecía que Sendero Luminoso realmente podía poner jaquear al Estado peruano y ganar el conflicto armado que había desatado. Los atentados y acciones armadas se multiplicaban en todo el país. Pero la caída de su cabecilla en setiembre de ese año fue un golpe en el corazón de la organización: en menos de un año Guzmán planteó un acuerdo de paz y posteriormente ya no estuvieron en capacidad de realizar más acciones violentas. Fueron derrotados militarmente en el campo y la ciudad.

Hoy, a un año de la muerte del fundador de Sendero Luminoso en prisión y a 30 años de su captura en una vivienda del distrito de Surquillo, en Lima: ¿cuánto queda de SL? ¿Está en capacidad de poner en peligro la democracia peruana? ¿Es el cuco que cada cierto tiempo levantan algunas organizaciones políticas?

13 de setiembre de 1992. Histórica portada de La República. Foto: Archivo LR

“Una agrupación como Sendero Luminoso es un peligro siempre que esté organizada para atacar. Ese no es el caso en estos momentos. No significan un peligro para el Estado peruano como en los 90 cuando realizaban atentados con explosivos, ponían cochebombas u organizaban paros armados. Hoy si convocaran a un paro armado nadie les haría caso”, comenta el antropólogo Manuel Jesús Granados, autor del libro Sendero Luminoso y su ideología.

Luego de la caída de Abimael Guzmán y de su cúpula, los derrotados plantearon un acuerdo de paz en 1993. Eso provocó la división senderista: la de “los acuerdistas”, y la de aquellos que querían continuar la lucha armada, la facción “Proseguir”. Estos declararon traidor a su cabecilla y continuaron con sus acciones en la zona del Vraem. Hoy ese grupo, liderado por Víctor Quispe Palomino “José”, es el único que realiza acciones armadas, pero vinculados más al narcoterrorismo. No tienen nada que ver con Guzmán desde hace 25 años.

Víctor y Jorge Quispe Palomino, lideres de un grupo armado en el Vraem. El segundo murió el 2021. Foto: difusión

¿Que ha pasado con los “acuerdistas”? Según el historiador Antonio Zapata, autor de La guerra senderista: hablan los enemigos, una de sus estrategias es crear organismos generados, como hacían en el pasado. Uno de ellos es el Movadef y también el Sute-Conare. “Aceptan que han sido derrotados y que no hay condiciones internacionales ni nacionales para la vía militar, y creen que deben actuar para tener la fuerza social que les permita entrar en la política peruana”, ha señalado.

Esta facción “abimaelista” aceptó su derrota y ahora su objetivo es participar en la política y acceder al poder por esa vía. Por esa razón, intentaron recoger firmas e inscribirse como Frente de Unidad y Defensa del Pueblo Peruano (FUDEPP) ante el Jurado Nacional de Elecciones, para participar en los comicios de 2016, pero fueron rechazados.

El antropólogo Manuel Jesús Granados coincide en que el Sendero “abimaelista” está descabezado, pero sigue haciendo trabajo político. “Como tienen una ideología, no es que van a desaparecer del todo. Están ahí, como parte del Movadef y otras organizaciones, sobre todo entre jóvenes. Le falta organización, no tienen un líder que pueda asumir esa tarea”, explica. Tampoco ve que los líderes históricos puedan sostener la organización desde la cárcel. “La mayoría de ellos son adultos mayores”, dice. Varios de ellos quizá morirán en prisión.

Atentado de Tarata. La cúpula senderista cumple cadena perpetua por ese caso. Foto: La República

Sendero encerrado

Los líderes históricos de SL hoy están muertos o en prisión. Elena Iparraguirre, considerada la número 2 del grupo; María Pantoja, la número 3; Laura Zambrano, Margot Liendo, Osmán Morote, Florentino Cerón, Florindo Flores, Edmundo Cox, cumplen cadena perpetua por el caso Tarata. Muchos otros líderes murieron en los años anteriores. ¿Pudo haber un sucesor de Abimael Guzmán?

“Antes de su captura, dicen que el elegido era Hugo Deodato Juárez Cruzatt, pero murió en la matanza de los penales, en 1992. Después de la captura de Abimael, ya no hubo nadie que pudiera reemplazarlo”, dice Granados.

Hoy el Sendero histórico tiene presencia pública a través del Movadef y también con el Fudepp. También busca mantener presencia a través de las redes sociales.

Ahora se puede encontrar en internet, completos, los libros Memorias desde Némesis y De puño y letra, escritos por Abimael Guzmán y Elena Iparraguirre. Hay también una versión de El diario internacional que aparece con regularidad en la red. El último número es del 31 de agosto y hace un balance del gobierno de Pedro Castillo, a quien llama “un presidente neoliberal como sus antecesores”. El Movadef también tiene su página web y ahí promociona incluso otras publicaciones.

La policía conoce de ese trabajo proselitista y sigue las distintas formas de presencia senderista actual. A favor de la sociedad peruana está el hecho de que gran parte de la población recuerda los apagones, los cochesbomba, la crueldad senderista. Será complicado para Sendero que ese trabajo silencioso avance hasta convertirse en una opción de presencia política legal u otra vez en una amenaza.

No obstante, el antropólogo Granados llama la atención acerca de que no hay que descuidarse. “Yo estudié en la Universidad de Huamanga y en los años previos a las acciones senderistas había chicos y chicas en los pasillos universitarios que se movilizaban y gritaban consignas como “la lucha popular está de avanzada”. Y todos los veían como cosa de chiste. Y era que se estaba preparando lo que vendría después. Hay que estar vigilantes”, comenta.

La derrota de Sendero Luminoso es inobjetable. ¿Cómo se controla a lo que queda de Sendero?”. El historiador Antonio Zapata dice que “todo lo que podamos a hacer para que la gente viva en mejor situación, contribuye a que el radicalismo tenga menos llegada”. Hace 30 años un grupo de policías del GEIN, de la Dincote, logró la captura de Guzmán y la de toda su dirigencia y cambió la historia. Todos debemos evitar que se repita.

Operación en el VRAEM

El 17 de agosto pasado, el Ejército informó de una operación en la que abatieron a una decena de integrantes de la columna armada liderada por Víctor Quispe Palomino, “José”, en el Vraem, aunque este habría escapado. En la operación se incautó armamento, equipo de comunicaciones y documentos. “Tenemos su fusil, su bastón, su gorro”, dijo el general Manuel Gómez de la Torre, jefe del Comando Conjunto. Ese es el último remanente armado de lo que fue Sendero Luminoso.