LO ÚLTIMO - ¡Alianza Lima se coronó campeón de la Liga 1!

Vida paralela en el “metaverso”

Facebook y otros gigantes de la tecnología avanzan en el desarrollo de lo que llaman “metaverso”, un mundo virtual donde se podrá interactuar con otras personas para asuntos de trabajo, diversión u ocio.

Mark Zuckerberg y sus empresas Facebook y Oculus desarrollan proyectos para el mundo virtual.
Mark Zuckerberg y sus empresas Facebook y Oculus desarrollan proyectos para el mundo virtual.
Raúl Mendoza

Quizá en unos años, cuando entres a comprar a internet, con tu visor de realidad virtual, primero te pruebes la ropa en versión digital y después la pidas para que te llegue en el mundo real. De igual manera, un fabricante de automóviles podría dejar que uno de sus nuevos vehículos se pueda conducir virtualmente para que luego los compradores se animen a pedirlo.

Hoy, gigantes de la tecnología como Facebook, Microsoft, Epic Games –creadores del popular juego Fornite– apuestan por ese mundo virtual paralelo al real, que han llamado “metaverso”: una evolución de la internet que conocemos actualmente y un universo virtual que amplía nuestro mundo físico, en el que las personas interactúan utilizando un avatar.

“Sobre el papel, se parece bastante a un videojuego, aunque sus aplicaciones van más allá del entretenimiento. Participar en una reunión de trabajo, ir de compras, asistir a un concierto… Las posibilidades de este nuevo mundo paralelo y digital son tan amplias como la vida real”, dice un portal de tecnología.

Facebook ha anunciado que en los próximos cinco años contratará a 10 mil personas en Europa para desarrollar su “metaverso”. A ese universo virtual se accederá con un visor de realidad virtual, un avatar en 3D y conectaría distintos entornos digitales. A diferencia de la realidad virtual actual –utilizada sobre todo para videojuegos– el metaverso integraría múltiples actividades que realizamos a diario en el mundo real. Ahora podrán ser virtuales.

La compañía de Mark Zuckerberg ha invertido mucho en realidad virtual a través de su visor Oculus, el más vendido en el mundo y más barato que el de sus rivales. Zuckerberg ha dicho: “En cinco años la gente pensará en nosotros como una compañía metaverso, más que en una red social”.

Una de las principales apuestas de Facebook en este tema es Horizon Workrooms, un espacio en el que, utilizando un visor de realidad virtual, diferentes personas pueden reunirse para trabajar de forma online y llevar a cabo todo tipo de tareas que recuerdan mucho a las del mundo físico.

El interés en este nuevo avance del mundo virtual es la publicidad. El portal económico Bloomberg estima que podría haber un potencial mercado de US$ 800,000 millones ahí. Zuckerberg define ese nuevo mundo donde podrían vivirse vidas paralelas al mundo real: “No es solo el sucesor del internet móvil. Es una internet corpórea en la que ya no miras contenidos, estás dentro de ellos”.

¿El futuro de internet?

Epic Games, la compañía propietaria del juego en línea Fornite y donde los jugadores comparten mundos interactivos desde hace varios años, también está interesada en el “metaverso”: en los últimos años expandió su producto, organizó conciertos, eventos de marca y más cosas, dentro de su propio mundo digital.

Otras plataformas como Roblox o la compañía de videojuegos Animal Crossing también se están convirtiendo en lugares virtuales. Microsoft quiere adaptar la idea al mundo empresarial. Y Nvidia, el mayor fabricante mundial de tarjetas gráficas, está trabajando en réplicas de entornos reales pensadas como un entorno de pruebas para el mundo real.

La mayoría de estos nuevos desarrollos ven la interacción social humana como el núcleo de todo. Hay películas que ya hablaban de una realidad como esta: Matrix o Ready Player One. Ahora la nueva era de realidad virtual empieza, pero todavía necesita mejor conectividad, algo que podría resolverse con el 5G.

El metaverso, si se hace realidad, podría tomar los próximos diez o quince años, y se librará entre los gigantes tecnológicos. Lo que ofrecen es otro mundo dentro de este.