AHORA - Gobierno modificará horario de restricciones durante Navidad y Año Nuevo AHORA - PCM brinda conferencia de prensa sobre medidas adoptadas tras sismo en Amazonas

La confianza y el tecnopor

La Republica
TECNOPOR
Domingo LR

Por insistencia, con 79 votos a favor, 43 en contra y 3 abstenciones, el Congreso aprobó el martes pasado el dictamen que limita el uso de la cuestión de confianza al Ejecutivo. En la práctica lo deja sin armas para enfrentar al Parlamento porque no podría plantearla en temas “que afecten las competencias exclusivas y excluyentes del Congreso o de otros órganos constitucionalmente autónomos”. El Gobierno ahora solo podría presentar la confianza sobre temas de su competencia y no sobre cualquier tema que considere pertinente. Con ello se ha establecido un peligroso desequilibrio de poderes, con un Congreso intocable. El viernes pasado, el Ejecutivo presentó una demanda de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, que ya se ha pronunciado en el pasado en contra de iniciativas parecidas llegadas desde el Parlamento. ¿Se pronunciarán en el mismo sentido esta vez? Difícil: hay tres magistrados que votan a favor del Congreso. Algunos analistas señalan incluso que este es el inicio de una vacancia presidencial a futuro. Si es así, queda decir “no al golpismo”.

Tecnopor Es liviano, práctico, conserva el calor de los alimentos. El tecnopor es omnipresente en nuestra vida diaria. Contiene el café que nos tomamos al paso y nuestro pollo a la brasa por delivery. Sin embargo, este plástico derivado del petróleo puede generar daños a la salud. Al entrar en contacto con el calor, las grasas o los ácidos, liberan estireno, una sustancia tóxica y cancerígena. Por eso este plástico espumoso está prohibido en más de 90 ciudades del mundo. En diciembre próximo también sería vetado en Perú, pero congresistas de la bancada fujimorista presentaron un proyecto de ley para extender su uso hasta 2023. Alegan que los microempresarios de la gastronomía lo usan masivamente en sus deliveries. Sin embargo, hay alternativas de envases biodegradables que ya circulan en el mercado.