El bus del Futuro diseñado en el Perú

Investigadores peruanos de la UPN crearon un proyecto de un bus para el futuro. Sin ruedas, con jardines en el techo, con sensores de temperatura, humedad y luz. Ganaron medalla de plata en Corea del Sur.

ULAR busca que en un futuro próximo circulen vehículos que cultiven plantas en sus techos.
ULAR busca que en un futuro próximo circulen vehículos que cultiven plantas en sus techos.
Carlos Páucar

En nuestras fronteras mucho más se conocen los conflictos políticos, los éxitos deportivos, las interacciones en las redes sociales. Pocos saben que el Perú es territorio de numerosos inventores e innovadores. Y menos conocemos que el numero de mujeres inventoras es cada vez mayor, un rol más alentador, pues destacan incluso a nivel mundial.

Por ejemplo, en la reciente Exhibición Internacional de Inventos de Mujeres de Corea del Sur ‘KIWIE 2021′, el Perú presentó 34 inventos, en los que participaron 49 mujeres, ya sea de forma individual, en equipos femeninos o mixtos. De ese total, 19 proyectos pertenecen a universidades o empresas. Los 15 restantes pertenecen a inventoras independientes.

En Corea del Sur un invento peruano obtuvo la medalla de plata entre más de 200 inventos de mujeres, de países tan diversos como Canadá, China, Croacia, Alemania, Indonesia, Corea del Sur, Irak, Malasia, Polonia, Rumania, Tailandia, Uzbekistán, Yemén, etc.

Se trata del proyecto ULAR, que busca que en un futuro próximo circulen por las ciudades vehículos que cultiven plantas y flores en sus techos. En el proyecto intervienen Ruth Manzanares Grados, Jonathan Bulnes Negreiros y José Paredes Alarcón.

ULAR es un bus no tripulado que integra tecnología y ecología para crear un estilo de vida en equilibrio con la naturaleza, es un ecosistema autosustentable para las personas.

El bus se moviliza con un sistema denominado de levitación acústica, que permitiría reemplazar las pistas de brea por áreas verdes. Uno de sus atractivos, el verdor en la parte superior de la unidad, obtiene agua por una red de goteo implementada en el panel que lo cubre. El panel en el techo cuenta con celdas de energía solar de láminas de nanografeno.

“El proyecto tiene varios niveles -nos cuenta Jonathan Bulnes-. Un primer nivel es una proyección a futuro porque implica recurrir a tecnologías novedosas, como por ejemplo la levitación acústica, las nano esferas de silicio en las placas laterales y el panel solar de nanografeno en la parte superior… ¿Se puede implementar a mediano plazo? Sí, pero obviamente según la tecnología. Lo más factible de implementar ya son los techos con ecosistema sustentable porque se puede programar la parte de los sensores, se puede crear un ambiente controlado y se puede reflejar esos resultados en la parte interna del bus”.

Bulnes señala que este es un bus con un concepto a futuro. Eso explica el sistema de levitación acústica -una tecnología todavía por desarrollar- que hace innecesaria las ruedas y evita el uso del pavimento.

Es un proyecto innovador, futurista. Hasta tiene sensores que van a regular la temperatura, la cantidad de oxígeno que produce, la luminosidad (se verá la cantidad que incide en las plantas), la humedad, información que se procesará y se mostrará al usuario, con pantallas, dentro del bus.

Producción peruana, inventiva, creatividad del Grupo de Investigación (Giadips) de la UPN, reconocida en el evento internacional de Corea del Sur.

Un logro que todos debemos conocer.