Twitch, el show soy yo

Esta plataforma está cambiando la forma de consumir entretenimiento en la virtualidad. Los streamers son los nuevos influencers y crean contenido diverso en Twitch desde clases de yoga hasta análisis político. Hoy, Ibai, el rey español del streaming, marcará un hito al retransmitir, de forma gratuita, el debut de Leo Messi con el PSG.

El streamer Ibai Llanos obtuvo la primicia de la entrevista con Lionel Messi antes que los periodistas tras su fichaje en el PSG.
El streamer Ibai Llanos obtuvo la primicia de la entrevista con Lionel Messi antes que los periodistas tras su fichaje en el PSG.
Juana Gallegos

Entrar a Twitch es como entrar en una mega fiesta donde hay grupos por todos lados, todos sumergidos en conversaciones provocativas, todos compitiendo entre sí para ser el centro de atención, mientras tú, invitado de paso, puedes saltar entre ellos, hasta que te enganches con alguno. Así es la dinámica de esta plataforma de Amazon, que, como muchos medios digitales, se fue para arriba durante la cuarentena.

El encierro disparó la hiperconexión y los más jóvenes cayeron en la fiesta de Twitch, que hasta hace unos años era territorio únicamente de los gamers, una tribu que la usaba para transmitir en vivo sus partidas de videojuegos, pero que hoy tiene como colegas a gente común que produce contenido de todo tipo, en todos los idiomas y en directo desde sus casas.

Basta crearse una cuenta y echarle un vistazo a los canales, que se multiplican a medida que ‘escroleas’ la pantalla. Hay gente haciendo yoga en vivo, conversando de política, jugando ajedrez, cocinando, hasta hay material erótico. Una galaxia de actividad en simultáneo que, según estadísticas de la plataforma, recibe un promedio de 26,5 millones de visitantes al día.

Estos creadores de contenido casero son los streamers, los nuevos referentes de las generaciones de nativos digitales, que, en algunos casos, tienen miles de seguidores que se conectan en simultáneo desde sus smartphones para verlos, escucharlos y chatear con ellos, quienes, a cambio, les darán horas de atención, conversación, la posibilidad de formar parte de una comunidad y, lo más importante, compañía. Se calcula que cada mes más de 6 millones de personas se conectan para hacer sus transmisiones.

Y en este mundillo de entretenimiento a la carta, hay un streamer que se ha catapultado como el rey de los de habla hispana, y es el español Ibai Llanos, un joven de 26 años, que la está rompiendo en Twitch. Este vasco, que empezó en la plataforma reaccionando a sus videojuegos y se convirtió en narrador de importantes torneos como la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), tiene hoy 7 millones de seguidores, su canal es uno de los diez más importantes del mundo, y se ha hecho, además, de 40 mil suscriptores, es decir, hay gente que paga 5 euros al mes por ver su canal. Gracias a su fiel audiencia y a otros recursos que da Twitch para rentabilizar el streaming, Ibai gana la friolera de 1′ 373, 605 millón de dólares al año según la web Saving Spot.

El fenómeno Ibai

Se hizo célebre hace poco en el offline, exactamente el 11 de agosto pasado, porque fue el primero que entrevistó a Lionel Messi tras su fichaje en el PSG de Francia. Los periodistas deportivos saltaron de envidia y farfullaron que cómo era posible que el crack argentino le diera la primicia a un inexperto como Ibai. Inmediatamente, los medios tradicionales pusieron preguntas en el aire: ¿Qué tiene que ver el streaming con el periodismo o el fútbol? ¿Los streamers dejarán sin trabajo a los periodistas deportivos?

Ya antes había provocado celos Ibai por su cercanía con estrellas del fútbol. A Charlando Tranquilamente –su programa emitido periódicamente en Twitch– se han conectado Gerard Piqué, Sergio Ramos, Paulo Dybala y Andrés Iniesta, con quienes habló largamente; mítico fue el ‘en vivo’ en el que jugó Among Us con el Kun Agüero y Neymar Jr., fue como si se conectara con sus patas de toda la vida. “¿Por qué los jugadores hablan con Ibai? Me pone nervioso eso. ¿Quién es Ibai?”, comentó con recelo el periodista argentino Gustavo López.

Pues, para algunos Ibai está revolucionando las comunicaciones: “Ha unido los mundos de los e-sports y los deportes tradicionales”, escribió en Anfibia el antropólogo Julián Kopp, quien resalta la espontaneidad del streamer pues presenta sus entrevistas “sin reverencias ni polémicas, ni la supuesta búsqueda de la incomodidad a la que algunos periodistas nos tienen acostumbrados”.

Ibai ha tumbado varios muros, en asociación con Kosmos Holdings –la empresa de marketing, publicidad y representación de jugadores del defensa del Barcelona, Gerard Piqué– se hizo de los derechos de la retransmisión en vivo de la Copa América 2021. Por primera vez en España se vio fútbol con imagen fuera de la televisión y gratis en Twitch. Fue una jugada revolucionaria y tuvo éxito, 750 mil espectadores vieron la final Argentina vs Brasil conectados al canal del famoso streamer. Ahora quiere repetir el plato.

Hoy domingo transmitirá en su canal de Twitch el partido debut de Messi con el PSG, miles volverán a ver fútbol de calidad gratis desde sus smartphones. Ibai lo hizo de nuevo con ayuda de la empresa de Piqué que, esta vez, ha comprado los derechos televisivos de la liga francesa en España para las próximas tres temporadas. “Va a ser un día realmente histórico para todos los que nos dedicamos a esto, así que os pediría que reventáramos la plataforma”, tuiteó el streamer.

Y es histórico porque pondría en jaque a las retransmisiones de fútbol por los medios tradicionales, es decir, la televisión ya no será la única gran ventana para el deporte rey, ¿será Twitch su competencia? “Las transmisiones en plataformas alternativas no son tan nuevas, la Copa Libertadores se pasó en Facebook, sin embargo, Twitch se dirige a un público más juvenil, menores de 30 años, que se sentirá más cercano al lenguaje de un streamer como Ibai, y, evidentemente, esto podría atentar contra las transmisiones ordinarias”, opina el periodista deportivo Jampool Cuadros.

Y sobre la potencial competencia que representan los streamers dice: “No es lo mismo darle una exclusiva a un periodista que a un personaje que no lo es. Obviamente Messi se sentirá más cómodo con Ibai porque no le hará preguntas difíciles. Son estilos diferentes, mientras el periodista buscará información, Twicht dará entretenimiento”.

Saliendo del fútbol y volviendo a la revolución que está causando en los usuarios esta plataforma –que tenía el nombre poco marketero de Justin.tv– Borja Terán, periodista español especializado en televisión y redes sociales, opina que la pantalla chica no se debilitará, más bien Twitch la complementará: “Los streamers, por ejemplo, pueden comentar teleseries o pro- gramas de tú a tú. Hasta poder continuar ahí tramas extras”.

Sin duda, la llave maestra de Twitch es la posibilidad de que hoy cualquiera con algo de histrionismo y carisma, una cámara y una óptima conexión de internet, cree su propio show ‘en vivo’ para hablar de lo que quiera, y forme una comunidad que, a la larga, podrá convertirlo en el próximo Ibai. Esto atrae a muchos jóvenes. Aunque por ahora la movida en Perú es débil, afuera ya se ve al streaming como una potencial fuente de trabajo y de popularidad.

La mega fiesta de Twitch recién empieza y todos quieren ser el centro de atención.