El sur y el capitán

La Republica
LA NUBE
Domingo LR

#Tacna. Ver a chicos de 21 o 22 años recibiendo su vacuna contra la COVID-19 era una imagen muy lejana hasta no hace mucho. En la mayor parte del país, recién los cuarentones y algunos treintones tardíos están recibiendo sus primeras dosis. Pero esta semana, Tacna, una región que no había tenido mayor protagonismo durante la pandemia, comenzó la vacunación de los veinteañeros. Tener una población que está concentrada en el área metropolitana, contar con una buena provisión de vacunas y haber logrado que los equipos de Essalud y la Diresa trabajen coordinadamente han hecho posible esta situación envidiable. El gobierno regional se ha propuesto tener a toda su población adulta vacunada lo antes posible con el fin de que el Ejecutivo abra la frontera con Chile y permita el paso de turistas chilenos, de quienes depende buena parte del sector comercial de la ciudad. Para promover más la vacunación ha convencido a algunos centros comerciales de que ofrezcan descuentos a quienes tengan sus dos dosis completas. No sería de extrañar que pronto logren su cometido.

#EduardoRomay. El capitán de la selección peruana de voleibol masculino, Eduardo Romay, ha puesto un tema en debate a través de sus redes sociales: los prejuicios que hay contra los hombres que practican esa disciplina. Conoce de primera mano las burlas y el bullying que pueden sufrir los jóvenes que quieren jugarlo, porque algunos consideran que es deporte de afeminados. Eso cierra las puertas a chicos con condiciones que se alejan de su práctica por temor a lo que puedan decirles o por censura de sus propios parientes. Romay, jugador que ha militado en equipos de cuatro países, combate estos prejuicios porque el deporte, en la disciplina que sea, no tiene género. Ese prejuicio contra los chicos que juegan vóley o las chicas que juegan fútbol -entre otras ideas retrógradas- debe ser erradicado aunque ese cambio tome tiempo. Sería una prueba de nuestro avance como sociedad.