PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Cómo va la manifestación convocada para este lunes 4 de julio? MINSA - Uso de mascarillas vuelve a ser obligatorio en espacios abiertos y cerrados

Parte de Guerra: La carta bajo la manga de San Martín en Punchauca

El virrey La Serna y San Martín se dan encuentro en la hacienda Punchauca, ubicada en el valle de Chillón, a 25 km de Lima, para negociar la paz. Las tropas realistas han sido batidas en la Sierra Central y en Tacna, y el asedio patriota a la capital fortalece la posición en la mesa de negociación. La fórmula política planteada por el líder insurgente sorprenderá a La Serna y a un sector patriota.

MESA DE NEGOCIACIÓN.
El virrey La Serna (derecha) llegó acompañado, ente otros, del general
José de la Mar, quien luego sería
presidente del Perú. Secundó al Libertador San Martín, el general argentino Mariano Necochea. La casa hacienda de Punchauca sigue en pie, aunque en deplorable estado. Su restauración debió ser una de las tareas de la Comisión Bicentenaria.
MESA DE NEGOCIACIÓN. El virrey La Serna (derecha) llegó acompañado, ente otros, del general José de la Mar, quien luego sería presidente del Perú. Secundó al Libertador San Martín, el general argentino Mariano Necochea. La casa hacienda de Punchauca sigue en pie, aunque en deplorable estado. Su restauración debió ser una de las tareas de la Comisión Bicentenaria.
Domingo LR

Escribe: Claudia Rosas Lauro*

El asedio a la capital por mar y tierra por el Ejército Libertador acantonado cerca de Lima, la expedición del general Juan Antonio Álvarez de Arenales a la sierra central, el dominio marítimo de Lord Thomas Cochrane, la independencia del norte, la actividad de los patriotas en la capital, las controversias en el propio ejército virreinal, entre otros factores, llevaron a un clima de inestabilidad y de incertidumbre, que poco a poco se fue agudizando.

Profesora principal de Historia del Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú y miembro de número de la Academia Nacional de la Historia. Su último libro, editado con Manuel Chust, es Los miedos sin patria. Temores revolucionarios en las independencias iberoamericanas (2019).

Esto desembocó en el motín de Aznapuquio, el 29 de enero de 1821, en que un grupo de militares depuso al virrey Joaquín de la Pezuela y en su lugar, subió al poder el general José de La Serna. Fue un golpe de estado y la primera vez en que el virrey era nombrado en el Perú y, luego, ratificado en España. Esto significó la erosión a la legitimidad del poder monárquico en el virreinato.

En este contexto, llegó a Lima el Comisionado Manuel Abreu, en abril, con nuevas instrucciones de la corona española –donde se ha implantado un segundo liberalismo con la vuelta a la Constitución de 1812– de intentar la pacificación de América a través de una política conciliatoria. El uso de la diplomacia iba acorde con la política de persuasión de San Martín, a través de una intensa campaña de propaganda. Al mismo tiempo, Álvarez de Arenales inicia la segunda campaña a la Sierra Central.

Las negociaciones empezaron el 4 de mayo de 1821. En la primera fase, se reunieron los delegados de San Martín: Tomás Guido, Juan García del Río y José Ignacio de la Roza; y los delegados del virrey: Manuel de Llano y Nájara, José María Galdeano y Mendoza y Manuel Abreu. Mientras tanto, Arenales ocupa Jauja y Tarma, y se firma un armisticio con los realistas.

Conferencias de Punchauca

El encuentro más importante se dio el 2 de junio en la casa hacienda de Punchauca, que se ubica a 25 km. al norte de Lima. Se acordó que el lugar se mantuviera neutral y seguro. El virrey se presentó acompañado del general José de La Mar y los brigadieres José de Canterac y Juan Antonio Monet; mientras que con San Martín llegaron a la cita el general Gregorio de las Heras, Mariano Necochea y Diego Paroissien.

En las conversaciones, San Martín propuso el reconocimiento de la independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata, Chile y el Perú, y el establecimiento de una monarquía constitucional con un príncipe español a la cabeza. Pero la plana mayor del ejército realista se oponía, José de Canterac, Gerónimo Valdez y Andrés García Camba, se opusieron a negociar porque creían que la manera de defender los territorios de la monarquía era a través de la guerra. La Serna responde a San Martín que él no tiene capacidad de decisión en un tema tan trascendente y debe consultar a España.

Mientras tanto, se da la batalla de Higos Urco, cerca de Chachapoyas y el 4 de junio se proclama la independencia de Jaén. Las negociaciones entre los delegados de cada parte continuaron en Miraflores, a donde se trasladaron después del 2 de junio por las malas condiciones de salubridad del valle del río Chillón, y luego, a partir del 20 de junio, en la fragata inglesa Cleopatra, barco neutral anclado en el puerto Callao. Las prolongadas conversaciones no llegaron a un acuerdo y solamente se logró la prórroga del armisticio hasta el 30 de junio. El fracaso de estas negociaciones puso en evidencia que una conciliación era imposible.

(*) Profesora principal de Historia del Departamento de Humanidades de la Pontificia Universidad Católica del Perú y miembro de número de la Academia Nacional de la Historia. Su último libro, editado con Manuel Chust, es Los miedos sin patria. Temores revolucionarios en las independencias iberoamericanas (2019).

MESA DE NEGOCIACIÓN. El virrey La Serna (derecha) llegó acompañado, ente otros, del general José de la Mar, quien luego sería presidente del Perú. Secundó al Libertador San Martín, el general argentino Mariano Necochea. La casa hacienda de Punchauca sigue en pie, aunque en deplorable estado. Su restauración debió ser una de las tareas de la Comisión Bicentenaria.

Cronología de la independencia del Perú 1821

4-18 de may. Los negociadores del general San Martín y del virrey La Serna se reúnen en Punchauca. Se negocia un armisticio vigente hasta el 4 de junio. San Martín propuso el establecimiento de una monarquía con un príncipe español, previo reconocimiento de la independencia del Perú. No hubo acuerdo.

20 de may. Combate de Mirave en Puno. Victoria de Miller. Arenales ocupa Jauja.

23 de may. Se firma un armisticio entre realistas y patriotas. Arenales ocupa Tarma.

24 de may. El general Antonio José de Sucre vence al jefe realista Aymerich en Pichincha.

1 de jun. Batalla de Higos Urco, cerca de Chachapoyas.

2 de jun. Entrevista de San Martín con La Serna en Punchauca.

4 de jun. Jaén proclama su independencia.

17 de jun. Colombia agradece los auxilios peruanos en Pichincha.

24 de jun. Bolívar vence en Carabobo y libera a Venezuela.

Fuente: M. Guerra, coord., Cronología de la independencia del Perú, 2016.

Edición y coordinación: Marco Zileri. Diseño: brian tejeda. Fuente: (1) Mapa, Magdalena Chocano. Población, producción agraria y mercado interno, 1700-1824, p. 26. (2) ilustración PANCHO FI

Lo más visto de Domingo

Nelson Manrique: “Ha sido un error de la izquierda no zanjar con la corrupción”