HOY - Melgar busca hacer historia en la Copa Sudamericana al enfrentar a Deportivo Cali

Parte de Guerra: Ricafort cae en emboscada a ejército realista en Canta

El brigadier Ricafort cae gravemente herido en una emboscada tendida al ejército realista por las montoneras en la quebrada de Canta. Ricafort y sus tropas se desplazaban de Pasco a Lima luego de reprimir ferozmente a los patriotas en Huancayo, el 29 de diciembre. La Serna envía una división a Oyón para consolidar la retaguardia y un emisario especial a Madrid.

Regreso a Lima en camilla. Ricafort avanzó sobre el valle de Jauja, desde las alturas de Huarochirí y Yauyos, donde batió a los insurgentes en diciembre de 1820 y enero de 1821. Encontró, según cuenta en sus memorias el teniente coronel García Camba, “puentes cortados e indios alzados” y los empujó hasta el valle de Concepción. Pero al replegarse a Lima, fue emboscado por las montoneras en la quebrada de Canta. . Ilustración: brian tejeda.
Regreso a Lima en camilla. Ricafort avanzó sobre el valle de Jauja, desde las alturas de Huarochirí y Yauyos, donde batió a los insurgentes en diciembre de 1820 y enero de 1821. Encontró, según cuenta en sus memorias el teniente coronel García Camba, “puentes cortados e indios alzados” y los empujó hasta el valle de Concepción. Pero al replegarse a Lima, fue emboscado por las montoneras en la quebrada de Canta. . Ilustración: brian tejeda.
Domingo LR

Escribe: Natalia Sobrevilla Perea *

Una vez instalado en Lima como virrey, José de La Serna nombró como general en jefe del ejército nacional al brigadier José de Canterac y como jefe de Estado Mayor al coronel Gerónimo Valdés. Al igual que La Serna, ambos habían llegado a América en 1816 con la expedición pacificadora de Pablo Morillo a Venezuela y Nueva Granada, y eran veteranos de la guerra peninsular contra Napoleón, donde habían desarrollado la técnica de guerra de guerrillas. Tenían por lo tanto una idea muy diferente a la del depuesto virrey Joaquín de la Pezuela de cómo llevar a cabo la defensa del Perú.

Habiendo criticado duramente la inacción de su predecesor, La Serna envió columnas a las provincias aledañas a la capital para que lucharan contra lo que describieron como “indios alzados”. Claramente no podían atacar el norte sin dominar el mar, así que la única opción era marchar sobre la serranía al oeste de Lima.

De esta manera, el brigadier Mariano Ricafort avanzó sobre el valle de Jauja, desde las alturas de Huarochirí y Yauyos, donde batió a los indios. Encontró, según cuenta en sus memorias el teniente coronel Andrés García Camba, “puentes cortados e indios alzados” y los empujó hasta el valle de Concepción. Ahí restableció el puente colgante y marchó con sus tropas sobre la banda oriental del río Mantaro.

Ricafort marchó por Tarma, volvió a tomar Cerro de Pasco y bajó a Lima por Canta, un trayecto en el que fue atacado de manera tan feroz que llegó en camilla a la capital del virreinato, herido en la pierna. Mientras tanto, el brigadier José Manuel Carratalá se mantuvo en Oyón, protegiendo el control del pase de la cordillera al norte de Lima. Con esta maniobra, el ejército de La Serna se aseguró la retaguardia y se preparó para la posibilidad de abandonar Lima y tomar el camino a la sierra.

La Serna también envió al marqués de Valleumbroso como comisionado a la Península por el camino de Río de Janeiro, donde su bergantín de guerra, el Maipú, fue atacado por la fuerza naval de Buenos Aires, lo que resultó en la demora de su misión. Valleumbroso llegó a Madrid e inmediatamente, en junio de 1821, el gobierno liberal aceptó a La Serna como virrey del Perú.

Mientras esperaba noticias, la situación de los realistas en Lima era de tensa calma. Una vez que, en el mes de marzo, las guerrillas y montoneras que cercaban la capital fueron desarticuladas, hubo cierta tranquilidad, pero quedaba claro que estaban ante un callejón sin salida, pues ninguna de las dos fuerzas sabía cómo y dónde pelear.

En marzo, José de San Martín envió de Huacho a Pisco un destacamento de 500 infantes y 1000 tropas de caballería bajo las ordenes de Guillermo Miller. Desde ahí tomaron la hacienda Caucato, en el valle de Chincha. García Camba fue enviado desde Lima para detenerles, pero tanto él como Miller cayeron enfermos y el enfrentamiento no llegó a darse. Siendo esta la situación, los independentistas se reembarcaron en Pisco, llevándose 100 esclavos, 6.000 duros en plata, 1.000 cargas de azúcar y 500 botijas de aguardiente.

Dada la insalubridad de la costa y la imposibilidad de enfrentar al enemigo, La Serna y sus oficiales estaban cada vez más convencidos de que su única salida para seguir resistiendo era abandonar Lima. Pero antes de eso tuvieron que entablar conversaciones con San Martín, tras la llegada en abril del comisionado de Cortes, Manuel Abreu.

(*) Ejerce la cátedra de historia latinoamericana en la Universidad de Kent, Inglaterra. Autora de numerosos libros, su más reciente publicación es Los inicios de la República peruana: Viendo “más allá de la cueva de los bandoleros” (PUCP 2019).

Cronología de la independencia del Perú 1821

29 de ene. Dieciocho jefes realistas, en Aznapuquio, conminan al virrey Pezuela a entregar el mando al general José de la Serna y a dejar el Perú en un plazo de 24 horas. El virrey dimitió.

12 de feb. En Huaura, San Martín dicta un reglamento provisorio. El territorio libre es dividido en cuatro departamentos: Trujillo, Tarma, Huaylas y la Costa, que después tomó el nombre de la capital.

13 de feb. Se publica el periódico realista El triunfo de la Nación hasta el 29 de junio. El editor fue Guillermo del Río.

17 de mar. En Paita, los patriotas capturan el buque Sacramento.

4-18 May. Los negociadores del general San Martín y del virrey La Serna, se reúnen en Punchauca. Se negocia un armisticio vigente hasta el

4 de junio. San Martín propuso el establecimiento de una monarquía con un príncipe español, previo reconocimiento de la independencia del Perú. No hubo acuerdo.

20 de May. Combate de Mirabe en Puno. Victoria de Miller. Arenales ocupa Jauja. Fuente: M. Guerra, coord., Cronología de la independencia del Perú, 2016.

Edición y coordinación: Marco Zileri. Diseño: brian tejeda. ILUSTRACIÓN: brian tejeda.

Lo más visto de Domingo

FBC Melgar: El futuro es rojo y negro

Manuel Pérez de Tudela, abogado de rebeldes

Aleyda Leyva: El camino de una buena maestra