CIERRE DE CAMPAÑA POR ELECCIONES 2022 - Sigue los eventos principales por la Alcaldía de Lima
ELECCIONES MUNICIPALES 2022 - Conoce dónde votar este domingo 2 octubre
Domingo

Parte de Guerra: Agustín Gamarra: patriota hasta su último aliento (no siempre)

Lima era el eje del conflicto. Los líderes de ambos bandos debatían si era mejor controlar la capital o sitiarla. Sin embargo, las dos facciones también pensaban en Cusco, la tierra de Gamarra. Hace 200 años, este personaje, jefe de un batallón del Primer Regimiento del Cusco –el mismo que había combatido a los patriotas en el Alto Perú y a la rebelión de Pumacahua en 1814–, se presentó sorpresivamente en el cuartel general de Huaura y ofreció sus servicios a la causa independentista. Una década más tarde, sería presidente del Perú.

GENIO Y TRIFULCA HASTA LA SEPULTURA. Agustín Gamarra era presidente del Perú cuando murió en la batalla de Ingavi, en 1841. Veinte años antes, el militar cusqueño desertó de las filas realistas y se presentó ante José de San Martín en Huaura.
GENIO Y TRIFULCA HASTA LA SEPULTURA. Agustín Gamarra era presidente del Perú cuando murió en la batalla de Ingavi, en 1841. Veinte años antes, el militar cusqueño desertó de las filas realistas y se presentó ante José de San Martín en Huaura.
Domingo LR

Escribe: Charles Walker *

(*) Charles Walker es profesor de historia en la Universidad de California, Davis. En junio próximo, el Centro Bartolomé de Las Casas y la Pontificia Universidad Católica del Perú publicarán una nueva edición de su libro De Túpac Amaru a Gamarra: Cuzco y la formación del Perú republicano, 1780-1840.

A principios de 1821, Agustín Gamarra tenía que tomar decisiones. Cusqueño de 36 años, había ascendido en el ejército realista. Entre 1814 y 1815 había participado en las campañas contra los rebeldes en Charcas –o el Alto Perú– y contra la gran rebelión cusqueña de los hermanos Angulo (también conocida como la rebelión de Pumacahua). En 1816, había liderado una campaña de guerrillas contra varios focos insurgentes. En 1818 había ascendido a coronel y era jefe de un batallón del Primer Regimiento del Cusco.

Sin embargo, ese mismo año lo suspendieron por supuestos vínculos con el rebelde Martín Güemes en Jujuy y por participar en conspiraciones. Continuó en el ejército realista, pero el virrey Joaquín de la Pezuela sospechaba de su lealtad. Tenía razón. El 24 de enero de 1821, Gamarra y un grupo importante de oficiales se presentaron ante José de San Martín en el cuartel general de Huaura. Habían promovido el pase del batallón Numancia al ejército libertador a inicios de diciembre. San Martín le reconoció el rango de coronel y le dieron el encargo de unirse a las fuerzas patriotas en la sierra central.

Pasiones y lealtades

¿Por qué pasó Gamarra de un bando a otro? Pudo ser pragmatismo, con la llegada de San Martín los patriotas ganaban adeptos y se veía la posibilidad de una derrota de los españoles. También pudo ser un cambio de mentalidad: la idea de que los españoles no debían gobernar más el Perú. El nacionalismo lo guiaría en su carrera política y militar. San Martín lo aceptó con entusiasmo. No solo era un juego de matemáticas, un oficial menos para los españoles, uno más para los insurgentes. Los asesores de San Martín con firmaban que Gamarra, quechuahablante y experimentado comandante, contaba con seguidores en Cusco, Puno y La Paz y sabía cómo reclutar a indígenas. Representaba una adición importante.

En 1821, Lima era el eje del conflicto. Los líderes de ambos bandos debatían si era mejor controlar la capital o sitiarla. Sin embargo, las dos facciones también pensaban en Cusco, la tierra de Gamarra. La derrota de la gran rebelión de 1814-1815 había sido brutal, e imposibilitó otro levantamiento masivo. Los realistas soñaron con invertir las lealtades en la misma región donde había estallado antes la rebelión de Túpac Amaru (1780-1782), cuando la zona entre Cusco y Puno era controlada por los rebeldes, poniendo en peligro el dominio español en Lima y Buenos Aires. El virrey José de la Serna quiso crear un área segura “realista” alrededor del Cusco para defenderse y atacar a los rebeldes en el Alto Perú y en la Sierra Central. En enero de 1821, Gamarra ya buscaba cómo sabotear ese plan.

Cusco: corredor estratégico

Cusco sufrió una gran represión en 1815, con el debilitamiento de sectores liberales, dirigentes rurales e ideas subversivas. Las exigencias fiscales del Gobierno y la ruptura del intercambio con mercados en la zona del Titicaca y Charcas empeoraron la economía. Miles de hombres fueron reclutados para el ejército realista, al punto que una multitud abandonó sus comunidades para evitar la leva. Un sacerdote comentaba que algunos varones de la ciudad del Cusco se disfrazaban de mujeres con el mismo propósito. Severas heladas y sequías agravaron la situación.

Las autoridades del Cusco alertaban al virrey de que las fuerzas de San Martín “inquietaban” a los cusqueños. Temían que si San Martín se enfocaba en el sur andino, sus experimentadas tropas podrían dominar la región. Oficiales del ejército realista, algunos de ellos en contacto con Gamarra, pasaban a las filas de los rebeldes. Conspiraciones y levantamientos inquietaban a zonas como Aymaraes, al oeste. A pesar de la represión llevada a cabo luego de la rebelión de los hermanos Angulo y de la fuerte presencia militar en la región, Cusco no era totalmente leal al virrey y a la corona. Eran evidentes las grietas en lo que tanto Pezuela como La Serna pretendían convertir en su bastión. Gamarra seguía de cerca las noticias de su pueblo. No le tocaba luchar ahí, todavía.

Cronología de la independencia del Perú

1821

4 de ene. Piura jura su independencia.

6 de ene. Cajamarca jura su independencia.

7 de ene. Tumbes y Chachapoyas proclaman su independencia. Acciones de Álvarez de Arenales en la sierra central.

24 de ene Agustín Gamarra se une a las fuerzas patriotas, junto con los tenientes coroneles José Miguel Velasco y Juan Bautista Eléspuru.

29 de ene. Dieciocho jefes realistas, en Aznapuquio, conminan al virrey Pezuela a entregar el mando al general José de la Serna y a dejar el Perú en un plazo de 24 horas. El virrey dimitió.

12 de feb. En Huaura, San Martín dicta un reglamento provisorio. El territorio libre es dividido en cuatro departamentos: Trujillo, Tarma, Huaylas y la Costa, que después tomó el nombre de la capital.

13 de feb. Se publica el periódico realista El triunfo de la Nación hasta el 29 de junio. El editor fue Guillermo del Río.

17 de mar. En Paita, los patriotas capturan el buque Sacramento. Fuente: M. Guerra, coord., Cronología de la independencia del Perú, 2016.

Fuente: M. Guerra, coord., Cronología de la independencia del Perú, 2016.

Edición y coordinación: Marco Zileri. Fuentes ilustraciones: Batalla de Ingavi, Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú. Grabado de Gamarra, Galería de retratos de los gobernantes del Perú independiente (1821-1871) publicado por Domingo de Vivero. Láminas por David Lozano, Barcelona Maucci, 1909.