Dólar en Perú - Tipo de cambio dejó de caer y cerró la semana en S/ 3,9320 Pedro Castillo - Últimas noticias relacionadas al presidente de la República

¿Cómo hacer campaña en plena pandemia?

Sin reuniones masivas, sin abrazos, sin baños de popularidad, los candidatos presidenciales deberán apelar a toda su creatividad para ganarse el favor de los electores. Y, llegado el caso, decidir qué es más importante: cuidar la salud de sus votantes o ganar la Presidencia.

El JNE le ha pedido al Minsa que emita un protocolo para prevenir el COVID 19 durante la campaña.
El JNE le ha pedido al Minsa que emita un protocolo para prevenir el COVID 19 durante la campaña.
Óscar Miranda

Durante meses, Joe Biden hizo campaña para convertirse en presidente de los Estados Unidos sentado frente a una cámara en el sótano de su casa.

Los republicanos se burlaban. Donald Trump decía, mofándose, que su rival se la pasaba escondido mientras él recorría el país hecho un vendaval. Lo llamaba Joe el Dormilón.

Biden casi no organizó eventos públicos. Cuando salió de su casa, en el tramo final de la campaña, sostenía reuniones con 10, a veces 20 personas, cuidando siempre de usar mascarilla y mantener la distancia social. Los eventos masivos que hizo fueron los llamados “mítines en autos” en los que hablaba sobre un tabladillo frente a un centenar de simpatizantes que no salían de sus vehículos y que lo aplaudían tocando las bocinas.

El exvicepresidente de Barack Obama siempre procuró explicar a sus seguidores por qué había decidido hacer este tipo de campaña, que muchos percibían no solo cuidadosa sino fría y un poco lejana: en el país con el mayor número de casos de coronavirus del mundo, la salud era lo primero, incluso antes que ganar una elección.

En la otra orilla quedó de manifiesto todo lo que no se debía hacer: mítines multitudinarios, cero distancia social, muy poca gente usando mascarillas, apretones de manos y toda una serie de comportamientos irresponsables que, a la postre, terminaron con el candidato presidencial contagiado, y quién sabe cuántos miembros más de su equipo de campaña.

Adiós al mitin tradicional

La campaña electoral norteamericana puede ser un buen modelo, de lo bueno y de lo malo, para la carrera presidencial que ha empezado en el país.

No puede ser una campaña a la manera tradicional, eso está claro. La pandemia obligó a suspender las reuniones y eventos que impliquen concentración o aglomeración de personas. La idea de un mitin es imposible.

¿Qué hacer, entonces?

–De lo que hemos visto en las elecciones en República Dominicana y en Estados Unidos, hacer reuniones con pequeños grupos de vecinos o de organizaciones, de entre cinco y diez personas, es una buena idea –dice Luis Nunes, experto en comunicación política y campañas electorales. –Reuniones a las que el candidato llega, conversa un tiempo corto y se retira. Y cuando no puede ir, se conecta con el grupo vía zoom.

Ante la inconveniencia de hacer eventos grandes, Nunes propone la realización de los llamados “mítines mosquito”.

–Por ejemplo, me vengo desde Barranca hasta Lima, mando un equipo de avanzada y cada 25 o 30 kilómetros me paro, doy un mensaje corto y y sigo –dice. – Puede que en ese momento no me escuchen muchas personas, pero por el boca a boca la gente se va a enterar de que el candidato pasó por allí.

Hay recursos que por simples no son menos efectivos, apunta el analista. Las pintas de muros, por ejemplo. “Un muro equivale a mil afiches”, dice. Y los muñecos, que pueden convertirse en el símbolo de una candidatura y que representen al candidato en eventos a los que él no puede asistir. El Ppkuy de Pedro Pablo Kuczynski es el ejemplo más recordado.

Sin embargo, todas estas herramientas no serán suficientes para compensar la falta de mayores actividades presenciales.

Por eso, las plataformas tecnológicas serán ahora más importantes que nunca antes.

La presencia en medios de comunicación, por ejemplo. Luis Nunes dice que la franja electoral será un gran reto para los partidos: una franja aburrida, mal producida, será una oportunidad desperdiciada. La radio será clave para llegar allí donde no hay señal de Internet.

Y algo fundamental: la comunicación a través de redes sociales. El experto prevé que los presupuestos para este rubro se duplicarán, cuando no triplicarán. Tiene conocimiento de que algunos candidatos están contratando servicios masivos de WhatsApp para hacer llegar sus mensajes. Él aconseja a los equipos de campaña ser innovadores. Pensar en cosas fuera de lo común. Salirse de la caja.

Piden protocolo

Por lo que DOMINGO pudo conocer, los principales candidatos presidenciales no están pensando en nada demasiado innovador para esta campaña tan peculiar. Voceros de los equipos de Verónika Mendoza, George Forsyth y Julio Guzmán coincidieron, en términos generales, en que sus candidatos limitarán sus eventos presenciales, evitarán las aglomeraciones y le pondrán mucha energía a la campaña en las redes.

Juntos por el Perú, el partido que postula a Verónika Mendoza, ha sacado una cartilla dirigida a sus militantes con todas las disposiciones sanitarias que deben cumplir en sus actividades de campaña. Anahí Durand, la jefa del plan de gobierno, dice que las principales instrucciones son: procurar hacer las actividades en lugares abiertos, disponer de mascarillas y alcohol para los asistentes, controlarles la temperatura al llegar e indicarles constantemente que mantengan la distancia social.

Roberto Rojas, jefe del comando de campaña de George Forsyth, dice que han sacado una directiva interna con disposiciones sanitarias parecidas. Dice que el exalcalde de La Victoria está evitando hacer encuentros en lugares cerrados y repetir escenas como aquella en la que dos muchachas le saltaron encima para abrazarlo. Sin embargo, no descartó seguir visitando mercados.

Rodolfo Pérez, secretario general del Partido Morado, aseguró que los recorridos que realizará Julio Guzmán no serán movilizaciones desordenadas ni tendrán aglomeraciones, como se ha visto en actividades de otros postulantes. El candidato todavía no está haciendo actividades presenciales y está más ocupado en dar a conocer a sus candidatos al Congreso.

Los voceros de los tres equipos consultados coincidieron en pedir a los organismos electorales que emitan disposiciones sanitarias específicas para las actividades de campaña.

Eso fue lo que hizo el Consejo Nacional Electoral de Ecuador, hace unas semanas, cuando publicó un Protocolo para prevención del Covid 19 en la campaña electoral. El protocolo dispuso, por ejemplo, que las únicas actividades presenciales permitidas en la carrera para suceder a Lenín Moreno serán las caravanas y las caminatas.

Voceros del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) indicaron a DOMINGO que ni a ese organismo ni a la ONPE les corresponde sacar un protocolo con ese tipo de medidas y que quien tendría la responsabilidad de hacerlo es el Ministerio de Salud. Por esta razón, hace unos días, el presidente del JNE le hizo un pedido oficial en ese sentido a la ministra Pilar Mazzetti. El compromiso del organismo electoral es incluir dentro del Pacto Ético Electoral un párrafo que invite a los partidos a cumplir las disposiciones sanitarias que eviten la propagación del coronavirus en sus actividades. Se espera que todos estén de acuerdo con ellas. Y que las cumplan.