Elliot Page: Ser uno mismo

Juana Gallegos

JuanaGall

06 Dic 2020 | 11:30 h
Vanya Hargreeves en The Umbrella Academy: “¡Te amamos Elliot! ¡No puedo esperar a verte regresar en la temporada 3!”, comunicó Netflix tras la revelación del actor.
Vanya Hargreeves en The Umbrella Academy: “¡Te amamos Elliot! ¡No puedo esperar a verte regresar en la temporada 3!”, comunicó Netflix tras la revelación del actor.

No es más Ellen Page, ahora es Elliot. El actor de 33 años reveló esta semana su identidad transgénero. Ha dado un paso más para alcanzar su auténtico yo. Es un comprometido activista por los derechos LGTBQ+ y, en 2019, dirigió su primer documental sobre el racismo ambiental.

Cuando era Ellen se esperaba muchas cosas de ella. Juno (2007), la película en la que interpreta a una entrañable adolescente que se embaraza prematuramente, fue la que la mostró al mundo. Tenía 20 años y fue una de las nominadas más jóvenes a mejor actriz en los Premios Oscar. Después de actuar en varias películas independientes en Canadá, su país natal, y hacer una actuación notable en X-Men: The Last Stand, Hollywood le abría las puertas a lo grande, pero le pedía mucho a cambio.

Se esperaba de ella el comportamiento común de las celebridades femeninas: que usara glamorosos vestidos y luciera tacones altos en la alfombra roja, que fuera linda y Ellen, con su tipo de seductora niña vulnerable, lo era. Por dos años consecutivos estuvo en la lista de las “100 mujeres más sexys” de la revista para hombres FHM. Pero ella no estaba dispuesta a seguir ese guion.

Su revelación al mundo como hombre transgénero esta semana es un capítulo más de las varias veces que Page se ha rebelado contra lo establecido con el fin de ser un poco más él mismo. “Hola amigos, quiero compartir con ustedes que soy trans, mis pronombres son él/ ellos y mi nombre es Elliot. Me encanta ser trans. Y me encanta ser queer [...] No puedo expresar lo extraordinariamente bien que me siento tras perseguir a mi auténtico yo y amar finalmente lo que soy”, escribió en una carta que publicó en sus redes sociales y se convirtió en viral.

Cuando dio a conocer su homosexualidad en 2014, en una conferencia de derechos humanos en Las Vegas, la noticia también causó impacto en sus seguidores y en ella misma. “Mi espíritu sufrió, mi salud mental sufrió y mis relaciones sufrieron. Y estoy aquí hoy, con todos ustedes, al otro lado de todo ese dolor”, confesó ante un auditorio lleno y fue liberador. A partir de este momento, la actriz de 26 años se convirtió en la activista LGTBQ+ más combativa de Hollywood. Dijo que al haber salido del clóset asumía un compromiso: “...quizás pueda causar un efecto positivo y ayudar a otros a que su vida sea más fácil y esperanzadora”.

El activista

Desde entonces no ha tenido miedo a incomodar y a salirse del guion que la industria del cine tenía destinada para él: Denunció públicamente la homofobia y la misoginia reinante; condenó el acoso y el bullying que sufrió por el director Brett Ratner mientras grababan X-Men...; señaló a la revista Porter que, durante años, fue obligado a lucir vestidos para que los espectadores “no supieran que era lesbiana”. En 2019, en una entrevista

en el programa de TV de Stephen Colbert con motivo del estreno de la serie de Netflix The Umbrella Academy, donde interpreta a Vanya Hargreeves, culpó al gobierno de Donald Trump de la homofobia exis- tente en Estados Unidos.

Ha llevado su activismo a la ficción. Actuó en los filmes Freeheld (2015) y My Days of Mercy (2017) protagonizados ambos por parejas lesbianas, y en la serie de Netflix Historias de San Francisco (2019), un can- to a la diversidad sexual de esa ciudad. Gaycation (2016), una serie documental producida por él y en la que junto a su amigo Ian Daniel viajan por varios países explorando la cultura LG- TBQ+, fue su gran apuesta. En uno de los episodios enfrenta al homofóbico y entonces candidato a presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Como un paso más en la búsqueda de su auténtico yo, en 2019 Elliot dirigió su primer documental, There’s Something in the Water, que denuncia el racismo ambiental: “En Nueva Escocia, Canadá, los vertederos de basura y la contaminación industrial se ubican junto a las comunidades indígenas y negras”, se menciona en el trailer. Elliot Page tiene mucho que decirle al mundo.