Marcas que contaminan

La República
20 04 2019 | 21:00h

Botellas de gaseosa y cerveza, bolsas de supermercados y envolturas de helados son los residuos que más ensucian las playas del Perú. ¿Cuál es la responsabilidad que tienen en este problema las marcas que las fabrican?

Durante cinco años, el objeto que más recogieron los voluntarios de HAZla por tu Playa en todo el litoral peruano fueron botellas de plástico.

En segundo lugar, bolsas de supermercado, y en tercero, cañitas. La lista de los diez objetos más encontrados la completan tapas de botellas, colillas de cigarros, platos y cubiertos descartables, envolturas de golosinas, recipientes descartables, chapas y botellas de vidrio.

En todos estos años, los voluntarios se dieron cuenta de que había marcas que siempre se repetían: Coca-Cola e Inca Kola en el caso de las botellas plásticas; Pilsen y Cristal en el de las de vidrio; D'onofrio en el de las envolturas; y Plaza Vea, Tottus y Metro en el de las bolsas de supermercado.

Tras la campaña del último verano, los organizadores de HAZla por tu Playa –L.O.O.P. y Conservamos por Naturaleza– decidieron que era momento de que las marcas asumieran su responsabilidad por la contaminación de sus productos, bajo el principio de Responsabilidad Extendida del Productor.

Le escribieron a las trece empresas con más productos hallados. Cuatro de ellas no contestaron. Dos lo hicieron, pero sin asumir ningún compromiso de cambio. Siete respondieron: Laive, Tottus, Supermercados Peruanos (Plaza Vea y Vivanda), Nestlé (D'onofrio), Backus, Cencosud (Wong y Metro) y Coca-Cola. Ellas asumieron compromisos.

 

Metas y retos pendientes

The Coca-Cola Company es una de las empresas que más contribuye a la contaminación por plásticos en el mundo. A la vez, es una de las que ha anunciado compromisos más ambiciosos para enfrentar este problema.

Sus directivos en Perú se reunieron con Bruno Monteferri, director de Conservamos, y ratificaron el anuncio que hizo la compañía en 2018: para el 2030 recogerán y reciclarán el equivalente al 100% de los envases que comercializan en el mundo.

Y aunque Monteferri reconoce la ambición de esta meta, también la relativiza.

–No están planteando hacerse cargo de los envases que producen, sino del equivalente. Si venden una botella de Inca Kola en la Amazonía, son conscientes de que esa botella terminará en el río. Y lo que hacen es comprar el plástico que hay en las plantas de reciclaje que hay en Lima.

Monteferri explica que Coca-Cola también hizo un acuerdo con el Ministerio del Ambiente para aumentar el porcentaje de plástico PET reciclado que usan en sus botellas. Y ha capacitado a más de 1.600 mujeres recicladoras del país.

Backus AB InBev es otra de las empresas con las que se reunieron. La cervecería se ha mostrado dispuesta a apoyar el trabajo de HAZla, al punto de que ha venido auspiciando las campañas de limpieza de playas durante los últimos años. Sin embargo, según Bruno Monteferri, no ha mostrado el mismo entusiasmo a la hora de ofrecer metas concretas de reducción ni un compromiso mayor en la sensibilización de sus consumidores. El director de Conservamos piensa que la compañía podría usar el poder de sus espacios publicitarios para educarlos en temas como disposición final de sus envases.

El equipo de HAZla se reunió dos veces con los directivos de Nestlé, dueños de la marca D'onofrio. Monteferri dice que les llamó la atención que no pudieran capacitar a los heladeros a que colaboren en la disposición final de las envolturas de helados, con el argumento de que no tienen relación contractual con ellos. La empresa señaló que al 2025 el 100% de sus empaques serán reciclables –lo que no significa necesariamente que se vayan a reciclar. Y recordó que vienen impulsando jornadas de limpieza de playas.

Según Monteferri, los supermercados han adoptado diversas e interesantes medidas para reducir el uso de bolsas de plástico: Plaza Vea implementó cajas rápidas para quienes lleven sus propias bolsas y ha colocado 52 estaciones de reciclaje; Tottus ha entregado 10 mil bolsas reutilizables y está promoviendo el uso de bolsas compostables; y Wong y Metro también tienen estaciones de reciclaje y desde el año pasado se declararon "libres de tecnopor".

Sin embargo, muchos de los productos que venden estos supermercados tienen empaques de plástico. Ayudar a que sus fabricantes cambien el plástico por materiales ecoamigables es una tarea pendiente.

Video Recomendado