Cristina Burneo

"El miedo es una de las formas de sostener los dogmas"

Desmenuzar el pensamiento de los fundamentalistas, de los que creen que el mundo se divide entre creyentes y destructores del orden, eso pretende la escritora ecuatoriana y especialista en género Cristina Burneo. “La fe puede ser manipulada”, enfatiza.


Juana Gallegos

Lunes, 15 de Abril del 2019

La ecuatoriana Cristina Burneo tiene un PhD en Literatura Latinoamericana y pertenece al movimiento de mujeres de su país. Estuvo en Lima, en un encuentro con lideresas indígenas defensoras de sus tierras, para contar la experiencia de sus paisanas del pueblo shuar. Investiga, además, el pensamiento de grupos fundamentalistas como el colectivo "Con mis hijos no te metas", un movimiento regional conservador cuyos representantes locales dieron el grito al cielo, hace unos días, tras la decisión de la Corte Suprema en la que se ratificó el enfoque de género en el currículo escolar. 
En su artículo "La fabricación de la ideología de género", Burneo explica por qué los conservadores le temen a la palabra "género" y cómo ejercen presión en las políticas educativas de los Estados. En Perú lo hemos comprobado esta semana, al ver cómo el Ministerio de Educación suprimía información sobre educación sexual de los textos de secundaria que los conservadores calificaron de "pornográfica" .
Explíqueme por favor qué es la ideología de género y si es cierto que va "homosexualizar a los niños" y a "terminar con la familia". 
Me parece que esa pregunta ni siquiera tiene lugar. ¿Qué "ideología", como dice la pregunta, tendría el poder infinito de cambiar a la niñez de orientación sexual y, mucho menos, terminar con la familia, si es apenas un punto de vista? 
¿Cuál es la diferencia entre "enfoque de género" e "ideología de género"?
El "enfoque de género" es un recurso científico y social para evidenciar la desigualdad en la sociedad a través de la vida de las mujeres y disminuir sus brechas. La "ideología de género", en cambio, es una forma despectiva de hablar del trabajo histórico que hemos hecho las mujeres para mejorar nuestras condiciones de vida. Está directamente vinculada a los discursos de odio contra las mujeres y población LGBTI, por ejemplo. Un enfoque es una mirada crítica para corregir algo a favor de la vida de las personas. Un discurso de odio busca, justamente, la anulación de la vida del "diferente".
¿Podría explicarme qué es ser un fundamentalista?
Diría que es alguien que vive de forma dual y que concibe el mundo en términos de bien contra mal; creyentes contra infieles; tradicionales contra destructores del orden. Es una forma de vivir guiada por una concepción antimoderna del mundo, que prefiere la tradición y tacha ideas que reconocen las diversidades culturales, sexuales, étnicas y de género. 
En un artículo del 2018 usted dice que los fundamentalistas utilizan el miedo como una forma de movilizar a las personas…
En 1972, el sociólogo Stanley Cohen publicó un libro sobre el "pánico moral". Decía que se presentaba cuando una persona o un grupo de personas aparecen y son descritos como una amenaza para los valores e intereses de la sociedad. Al entrar en pánico, una sociedad no piensa, no hay debate, solo amenaza y castigo para el 'ofensor', que debe ser controlado y sancionado. El miedo se convierte entonces en una de las formas de sostener dogmas. Si tengo miedo y entro en pánico, no pregunto ni discierno. 
¿A qué atribuye el éxito de las marchas de "Con mis hijos no te metas"? En el Perú convocan a miles...
No vamos a desconocer que la fe crea un fuerte sentido de pertenencia, protección y comunidad, pero, a veces, se la manipula usando el miedo, las carencias y las dudas de las personas. En lugar de emanciparlas, las sume en el atraso. 
¿De qué forma está influyendo el discurso fundamentalista en las políticas públicas de los países del cono sur?
En el libro se ve que la agenda antiderechos es global. El discurso influye en retrocesos de derechos humanos que se expresan en leyes como la despenalización del aborto, el matrimonio igualitario, la educación laica. En mi país, durante el régimen de Rafael Correa, muchas mujeres fueron judicializadas por abortar.
En mi país hay gente que va a marchar en contra del enfoque de género. ¿Qué piensa?
El análisis de género trabaja por la igualdad social, por cerrar brechas que hacen dolorosa la vida de las personas y por reinventar la familia de formas diversas. Una marcha que se oponga a esto solo puede llamar al oscurantismo. Pero los movimientos de liberación llevamos siglos caminando, no vamos a detenernos. 


Te puede interesar

Nuestras portadas