Tendencias

El fenómeno Fortnite

Es el videojuego más popular del momento. Lo juegan futbolistas, músicos e influencers de todo tipo. Tan memorables como sus batallas son sus bailes de victoria, que ya saltaron al mundo real.


Óscar Miranda

Domingo, 7 de Octubre del 2018

Cuando, el último domingo, el futbolista del Deportivo Municipal José Manzaneda festejó el gol que acababa de anotar dando saltos sobre un pie y luego sobre el otro y con la mano derecha formando una L sobre la frente, no solo estaba haciendo la misma celebración que le gusta hacer al francés Antoine Griezmann, la estrella del Atlético de Madrid. Estaba siendo parte de un fenómeno mundial.

Una fiebre llamada Fortnite que ha infectado no solo a futbolistas –como Griezmann, Zlatan Ibrahimovic, Thibaut Courtois o Cesc Fabregas– sino también a músicos como Drake y Joe Jonas, a basquetbolistas de la NBA como Reggie Jackson y a artistas marciales de la UFC como Demetrious Johnson, y con ellos al planeta entero.

Fortnite es uno de los videojuegos más populares del momento y, sin duda, es el rey del género de las Battle Royale, en el que los jugadores pelean entre ellos en una lucha por armas, recursos y supervivencia, hasta que solo queda uno.

Y lo que lo ha hecho popular fuera del mundo de los gamers son sus bailes, las celebraciones de cada victoria, que futbolistas como el francés Griezmann y el peruano Manzaneda reproducen en el mundo real, después de anotar un gol, combinando sus pasiones por el balón y las consolas.

LA HISTORIA

Fortnite fue creado por Tim Sweeney, un geek de Maryland que ya programaba a los 11 años y que fundó su compañía, Epic Games, cuando estaba en la universidad. En 2006 lanzó Gears of Wars, que obtuvo millonarios beneficios y que vendió a Microsoft en 2014 por una cifra nunca revelada.

Aunque Epic Games lo lanzó en julio del 2017 como un juego de supervivencia, fue recién en setiembre, cuando apareció la versión multijugador y el modo de Battle Royale, que la fiebre surgió.

¿Qué lo ha hecho tan popular? Para comenzar, que es gratuito (al menos al principio). Para jugar con los amigos solo falta un monitor, unos audífonos y una conexión a Internet.

Por otro lado, es uno de los pocos videojuegos que se puede jugar en PlayStation 4, Nintendo Switch, Xbox One, PC y dispositivos móviles. Eso permite que varios usuarios puedan jugar la misma partida desde distintas plataformas.

Los expertos añaden que otras razones de su éxito son sus gráficos amigables y que las partidas, a diferencia de otros juegos del género, son más rápidas e intensas.

Aunque comenzar a usarlo es gratis, a medida que el juego avanza te va tentando a que adquieras elementos característicos, como trajes, máscaras, misiones especiales o bailes de celebración. El truco es que varios de estos accesorios están disponibles por poco tiempo, lo que incentiva al usuario a no pensárselo dos veces la próxima vez que aparezcan en la vitrina.

Esto ha hecho que Epic Games esté cerca de obtener este año 2 mil millones de dólares de ingresos y que su valor en el mercado ronde los 8 mil millones, lo que la convierte en una de las casas de videojuegos más valiosas del mundo.

LOS BAILES

Decíamos que lo que ha hecho que los no gamers conocieran Fortine ha sido su traspaso al mundo real gracias a los bailes que futbolistas famosos usan en sus celebraciones.

Antoine Griezmann –y Manzaneda y varios otros como Callum Paterson y Lewis Holtby– hace el llamado "Take the L", que fue sacado de la vida real, de una escena de la escalofriante cinta It (2017).

Otros, como el central del Tottenham Dele Alli, hacen el llamado "Floss", que se inspiró en el baile del llamado "chico de la mochila", viralizado gracias a una presentación de Katy Perry en Saturday Night Live.

En el Mundial de Rusia, el delantero inglés Jesse Lingard celebró su golazo a Túnez haciendo el "Shoot Dance", inspirado en un video del rapero norteamericano BlocBoy JB.

Fue en este torneo donde nos dimos cuenta de lo lejos que había llegado Fortnite en el fútbol, cuando Griezmann hizo su "Take the L" después de anotarle a Croacia de penal nada menos que en la final. Medios de todo el mundo reprodujeron imágenes de su baile. Muchos se preguntaron de qué se trataba esta fiebre. Y quizá cayeron presas de ella. (O.M.)


Te puede interesar


Nuestras portadas