Vientres de alquiler y la chica de la tele

Redacción LR

Domingo, 9 de Septiembre del 2018

#Vientredealquiler. Diferentes voces han reflexionado esta semana acerca de la falta de regulación que existe sobre la figura de los vientres de alquiler o úteros subrogados en nuestro país. Es verdad que existen parejas que no pueden tener hijos y que, en un acto humanitario o altruista, se les puede autorizar a llevar un embarazo a través de una tercera persona. Pero el valor altruista acaba cuando se pone dinero de por medio. Si no se regula esto, los vientres de alquiler pueden convertirse en una cadena de explotación que aprovechará de la necesidad de mujeres en vulnerabilidad económica, como ocurre en otros países. Con lo ocurrido con una pareja de padres chilenos (que saldrán libres luego de ser arrestados por el supuesto delito de trata de personas), el Gobierno ha decidido reflotar un proyecto confeccionado hace cuatro años por una comisión especial del Ministerio de Justicia. Este proyecto, como cuenta el reportero Óscar Miranda en esta edición, no solo pondrá parámetros al tema de los vientres de alquiler, insistiendo en su carácter humanitario, también regulará todas las diferentes modalidades de reproducción asistida. Ese es el debate general, el más grande y necesario. En lo particular, apena ver la poca empatía que la justicia tuvo con dos padres extranjeros que llegaron al país en busca de una paternidad esquiva. Nadie merece lo que les ha pasado.

#YolaPolastri. El lunes pasado, la recordada animadora de TV y show infantiles, Yola Polastri, informó que se sometería a una operación para tratar un aneurisma que le detectaron recientemente en la cabeza. El procedimiento, conocido como embolización, ayuda a prevenir la peligrosa ruptura de cualquier aneurisma y la posterior hemorragia cerebral. La condición de Yola, a quienes muchos todavía recuerdan como la Chica de la tele, unió a sus seguidores y despertó la solidaridad de diferentes personajes. El cariño del público se lo ganó a pulso, con una carrera alejada de los escándalos. Hoy, que ya ha salido de cuidados intensivos, solo queda esperar por el retorno de esta querida figura. Hay Yola para rato.

Te puede interesar

Nuestras portadas