Festival de Cine de Lima

Un documental para Inés Melchor

Prueba de fondo, película sobre la atleta peruana Inés Melchor, se estrenó esta semana en el Festival de Cine de Lima. Una historia que tomó más de cuatro años de rodaje.

Edgar Gamboa

Domingo, 12 de Agosto del 2018

–Lo más difícil de todo fue convencer a Inés de ser el centro de atención.

–Eso, y tener que viajar cada cierto tiempo a Huancayo, cuando yo vivo en Lima y él en Argentina.

Las palabras de Óscar Bermeo y Christian Acuña, respectivamente, resuenan con cierto tono de desahogo. Como si acabaran de desembarcar tras de un largo viaje o, para contextualizar, como si hubieran llegado a la meta después una larga carrera, acaso una maratón en la que nunca imaginaron siquiera participar.

Efectivamente, la satisfacción en sus rostros tras la realización de Prueba de fondo, el documental sobre la atleta peruana Inés Melchor, es algo que no pueden ocultar, pero tampoco el cansancio y la energía invertida en poco más de cuatro años de rodaje, con idas, venidas y caídas.

El premio a todo esto ha sido la buena aceptación del público en el Festival de Cine de Lima, con estreno a sala llena en sus dos únicas proyecciones. La primera, en la sala Armando Robles Godoy del Ministerio de Cultura, el martes último, con entradas agotadas varias horas antes de la función. La historia se repetiría al día siguiente, en el Centro Cultural de la PUCP.

–Sabíamos que un personaje como Inés Melchor despertaría expectativa en el público, pero no imaginamos algo así –señala Christian Acuña.

–Esperamos que para su estreno comercial, el público responda de igual manera –agrega Bermeo.

 

Humildad y sacrificio

 

Todo empezó a fines del 2014, pocos después de que Inés Melchor batiera el récord sudamericano de fondismo en la Maratón de Berlín (Alemania), competencia en la que ocupó el octavo puesto. Christian, natural de Junín como la atleta, y Óscar, aficionado a ese deporte, sintieron que estaban ante una historia única, que debían contar.

Lo primero fue buscar a la protagonista, plantearle la idea del proyecto y empezar a rodar. Inés Melchor aceptó gustosa. Después de todo, ¿en qué podía afectarle ser seguida por las cámaras durante sus entrenamientos? ¿Acaso no hacían eso los canales de televisión? Además, ¿cuánto duraría el rodaje: una semana, dos, un mes? Nada más lejos de la realidad.

–Cuando empezó a vernos a diario en sus entrenamientos, cuando nos trasladamos a otras zonas para grabar ciertas tomas, cuando quisimos conocer un poco más sobre ella, sobre su familia, ahí notamos su molestia– recuerda Bermeo.

Y es que a pesar de su éxito como deportista, Inés Melchor es una persona reservada, que disfruta como pocos el hecho de no ser reconocida (por todos) en las calles, como le ocurriría a un futbolista. Eso es algo que no cambiaría por nada del mundo.

Sin embargo, tras replantearse la idea y al ver el entusiasmo de los jóvenes cineastas, la atleta aceptaría continuar, sin imaginar que la grabación tardaría poco menos de cuatro años, tiempo en el que no solo rompería nuevos récords, sino que también obtendría varias medallas y hasta sufriría una lesión que pondría en riesgo su carrera.

El resultado: una historia de esfuerzo, donde más que sus logros, destacan la humildad, el perfil bajo y el sacrificio de una de las deportistas peruanas más ganadoras de todos los tiempos.

 

Un deporte, una salida

 

Pero más allá de la historia de Inés Melchor, Prueba de fondo intenta retratar al fondismo como un fenómeno social, como una forma de ascenso para los deportistas de la región Junín, que ven en esta práctica deportiva una salida a la pobreza. Es el caso de varios nuevos valores del atletismo que aparecen en la película.

–Quisimos ir de lo particular que es Inés Melchor a lo general, que es el fondismo nacional. Son varias historias que giran en torno a una –explica Christian Acuña.

El proyecto, en el que también participaron la productora Fiorella Mazzini y el director de fotografía Omar Quesada, seguirá difundiéndose en los próximos festivales hasta su estreno comercial el próximo año. Esperemos que, como Melchor, tenga las suficientes reservas para repuntar en el último tramo de la carrera.

Te puede interesar

Nuestras portadas