Alberto de Belaunde: “Somos una bancada democrática, no funcionamos como un pelotón”

Entrevista a Alberto de Belaunde. Congresista de Peruanos por el Kambio (PPK), Abogado por la PUCP, con maestría en la USMP. Fue jefe del gabinete de asesores de la municipalidad de Miraflores y se desempeña como catedrático en la Universidad del Pacífico


Redacción LR

Sabado, 6 de Mayo del 2017

Es uno de los congresistas más jóvenes de Peruanos por el Kambio y se ha perfilado como un duro opositor a la posibilidad de que Alberto Fujimori sea excarcelado, idea que acarician varios de sus compañeros de bancada y, según indicios, el mismísimo presidente de la República. Pero Alberto de Belaunde no teme desentonar. No por nada es uno de los dos congresistas gays en uno de los congresos más homófobos de nuestra historia. De eso y del reciente golpe que sufrió la comunidad LGTBI en manos del fujimorismo hablamos en esta entrevista.

Usted es el único congresista de Peruanos por el Kambio que se ha opuesto tajantemente al arresto domiciliario para Alberto Fujimori…

Yo mantengo la misma posición que tuve desde que era candidato, porque una cosa que me ha enseñado mi vinculación a las causas LGTB y, en general, a los derechos humanos, es que uno siempre tiene que ponerse en el lugar del más vulnerable. Siento que, en esta discusión, muchas personas se están poniendo en los zapatos del reo Alberto Fujimori y no en los de las víctimas y las familias de las víctimas.

PUEDES VER: Candidatos a las regiones del sur preparan sus campañas electorales

¿Para usted es un supuesto negado que Fujimori esté en un estado que amerite esta medida?

Si llegase el caso de una condición realmente extrema en la salud de Alberto Fujimori, yo estaría de acuerdo con un indulto humanitario, pero no es el caso. Y no tiene que ver con la falta de empatía, como algunas personas me acusan. Yo tengo muchísima empatía hacia la familia Fujimori, entiendo que es una situación muy complicada para ellos, pero creo que hay principios de un estado de derecho que deben respetarse.

Carlos Bruce se ha pronunciado a favor del arresto domiciliario. Heresi ha firmado la propuesta de (Roberto) Vieira. ¿No hay mucho desorden en Peruanos por el Kambio en este tema?

No. Somos una bancada democrática, no funcionamos como un pelotón. No es un tema que se haya discutido al interior de la bancada, con lo cual cada uno tiene todo el derecho de dar su opinión personal, y es lo que estamos haciendo.

¿No sería bueno que, en un tema que gravita tanto en la vida política del país, como es la excarcelación de Fujimori, hubiera una posición unificada dentro de la bancada del gobierno?

Va a tener que llegar ese momento. Como digo, el tema del indulto no está en la mesa, porque, entre otras cosas, no hay un pedido formal, que es un requisito indispensable. Y el tema del proyecto de ley para el arresto domiciliario recién se ha presentado, ni siquiera se ha visto en comisión. Llegado el momento, va a haber una discusión interna e imagino que se tomará la postura que corresponda.

¿Por lo menos hay reuniones de la bancada con el presidente?

Sí, almorzamos con él cada quince días, un almuerzo de trabajo, y nosotros como bancada nos reunimos una vez por semana con el premier Zavala y con los ministros, de acuerdo a la coyuntura.

La percepción hacia afuera es que hay posiciones muy contrapuestas en muchos temas, a diferencia del fujimorismo que, a pesar de sus diferencias, vota monolíticamente.

No lo creo. Yo siempre he apreciado mucho, en Peruanos por el Kambio, la libertad para tener opiniones personales, pero si uno revisa las votaciones de la bancada, en el 95% de los casos votamos igual y, cuando se trata de temas del Ejecutivo, es en el 100% de los casos. Mientras eso sea así, creo que estamos cumpliendo nuestro rol de bancada oficialista y hay el espacio, en otros temas, para la disidencia.

Con Carlos Bruce, con quien discrepan en el tema de la excarcelación de Fujimori, siempre coinciden en lo que se refiere a derechos LGTBI. ¿Esto es algo concertado o tiene que ver con que ambos pertenecen a esa comunidad?

Así como toda mujer no es necesariamente feminista ni está comprometida con los derechos de las mujeres, toda persona gay no necesariamente está comprometida con los derechos LGTBI…

Pero ustedes dos son, coincidentemente, los dos únicos gays fuera del clóset en el Congreso…

Sí, los únicos abiertamente gays. Y lo bueno es que ha coincidido en que él también tiene un profundo compromiso con los temas básicos de la lucha contra todo tipo de discriminación, la apuesta por una ley de unión civil, por una ley de identidad de género. Además de ser una persona con quien he desarrollado una amistad, es una persona muy buena onda y muy dispuesta a compartir su experiencia.

Curiosamente, la otra persona que coincide en estos temas con ustedes es Kenji Fujimori… ¿Ha habido algún acercamiento?

Así es, hemos conversado. Además, la relación comenzó porque él contó que estaba aprendiendo quechua, que es algo que yo empecé en la Universidad Católica y que quiero retomar. Y ha habido varios puntos de encuentro: su posición frente al tema del Sodalicio, frente al decreto legislativo 1323, su apoyo a la unión civil…

Desde su perspectiva, ¿hay un fujimorismo progresista, identificado con los derechos de las minorías y las libertades civiles, o Kenji Fujimori es un disidente del fujimorismo?

Lo que yo sé es que hay personas que sí están muy comprometidas con estos temas. Está Kenji Fujimori, está Patricia Donayre, Daniel Salaverry, Francesco Petrozzi… Y yo sé también que hay personas que pueden haber mostrado una posición contraria, por ejemplo, al DL 1323, pero con quienes se puede conversar una agenda más amplia, como Miguel Torres y Úrsula Letona.

Como diría el presidente, ¿son “jalables”?

(Risas) En la agenda de derechos LGBTI creo que son “jalables”.

¿Qué siente, no sólo como alguien comprometido con esos temas, sino como parte del grupo LGBTI, al trabajar junto a gente como Tubino, Becerril, Rosas? ¿Se puede coincidir en algo con ellos?

En esos temas, claramente no. Hay otros temas en los que sí hay posibilidad de coincidencia. Por ejemplo, el colega Tubino es uno de los que presentó el proyecto de ley para aclarar mejor el tipo penal de apología contra el terrorismo, cosa en la que tiene mi completo apoyo.

Pero ya en el trato cotidiano...

Mira, desde mi experiencia personal, el trato siempre es muy cordial y respetuoso con todos ellos. Además, justo el congresista Rosas se sienta atrás mío, así que a veces conversamos…

¿Tiene amistad con el congresista Rosas?

No sé si amistad, pero hay una relación cordial y respetuosa.

En una declaración culpó directamente a Keiko Fujimori de posiciones homofóbicas. ¿Considera que ella, como persona, es homofóbica?

No la conozco personalmente, pero lo que he visto en estos temas es una actitud claramente no de apoyo ni de comprensión, y en esa coyuntura se dieron mis declaraciones, que parten de la frustración, de la indignación y de la profunda tristeza.

Ya del lado emocional, ¿qué se siente ser uno de los pocos congresistas abiertamente gays en el Congreso probablemente más homófobo de nuestra historia?

No sé si sea el más homófobo, el Congreso pasado también fue muy intolerante. La única bancada que votó en bloque contra la unión civil fue la bancada de Ollanta Humala y es imposible que esa decisión haya sido gratuita. Eso vino evidentemente de Humala o de Nadine. Pero sí creo que hay motivos para el optimismo. En el Congreso pasado había un congresista abiertamente gay. En este congreso somos dos…

¡Hay un aumento del cien por ciento! (Risas)

¡Claro! (Risas) Y, además, con un dato relevante: es la primera vez que somos elegidos siendo abiertamente gays desde la campaña. Y hay gente comprometida con esta causa que no son LGTBI, como Güido Lombardi, Gino Costa, Meche Aráoz. Y en todas las bancadas: Gloria Montenegro en APP, Marisa Glave en el Frente Amplio. Entonces, somos cada vez más los comprometidos con la agenda de derechos humanos y, claro, si uno ve la foto del día, puede ser una foto poco alentadora, pero si uno ve la foto de los últimos 20 años creo que estamos avanzando.

Visto el bullying al que lo someten muchos congresistas del fujimorismo en redes sociales, ¿eso no se traslada nunca a este espacio?

No, para nada. Yo tengo una relación cordial y respetuosa con todos y es algo que también pasa con los ciudadanos de a pie. En redes sociales puedo recibir mensajes homofóbicos, pero, digamos, cuando voy a tomar una chela a Barranco o a comprar el pan al supermercado, lo único que recibo son mensajes de aliento, muy amables. No sé si es que los homofóbicos se chupan en persona (risas) o qué pasa…

De otro lado, se asume que todo el que entra a la política sueña con la presidencia de la República. ¿Es su caso?

(Risas) No, no es mi caso.

¿Jamás se le ha pasado por la cabeza?

Te lo juro. Soy una persona que valora muchísimo el balance entre vida profesional y personal. Valoro mucho mi tiempo libre. Valoro mucho a mi familia, a mi novio, a mis amigos, y creo que un puesto tan sacrificado como es el de presidente de la República, o de candidato a presidente, bloquea esa posibilidad de balance. Ya ahora como congresista es complicado mantenerlo. Entonces, nada, yo siento que desde el Congreso tengo muchísimo que aportar y sí me gustaría ser un congresista de más de un período.

¿Ni siquiera por la tentación de ser el primer presidente gay de este país?

(Risas) No. Le dejo esa efeméride a otra persona, pero sí me parecería un avance importantísimo que cualquier peruano, sin importar su raza, su orientación sexual, su género o su procedencia, pueda ser presidente de la República por sus méritos personales.

Actualización:

Esta entrevista se realizó el miércoles y, el jueves por la noche, el fujimorismo derogó el decreto legislativo 1323, que castigaba los crímenes de odio. En vista del giro de la coyuntura, nos volvimos a comunicar con el congresista De Belaunde.

El Congreso acaba de dejar sin protección a la comunidad LGBTI al derogar el decreto legislativo 1323. ¿Qué significa eso?

Es un gran retroceso. No exagero al decir que el decreto legislativo 1323 representaba el más importante avance en la protección de derechos de la comunidad LGTBI en nuestro país.

¿Hay un ensañamiento del fujimorismo con la comunidad LGTBI?

No sé si ensañamiento, pero sí una situación que refleja que no hay un conocimiento cabal de la problemática LGTBI en el país. Y acá quiero señalar la profunda desilusión que ha generado la actitud del congresista Kenji Fujimori, quien no sólo no habló en el debate, pudiendo hacerlo –y su voz hubiese sido importante-, sino que, al momento de la votación, simplemente no votó.


Te puede interesar


Tendencias

YouTube Viral: Esta es la razón de que la plataforma de videos cayera en todo el mundo [FOTOS]

YouTube Viral: A este joven le pasó lo impensado luego de ser retado a participar de un juego de realidad virtual [VIDEO]

YouTube Viral: No volverás a ser el mismo luego de ver el capítulo censurado de 'El Chapulín Colorado' [VIDEO]

YouTube Viral: Esta familia creyó haber encontrado la casa perfecta, pero no esperaba que estuviera infestada de fantasmas [VIDEO]

Facebook viral: niño hizo creer a miles que era maltratado, pero un detalle lo delató

Nuestras portadas