Carlos Bustos: “Agradecido por llegar a Alianza Lima y feliz por los jugadores que tenemos”

ENTREVISTA. Llegó a La Victoria con el objetivo de lograr el ascenso y, hoy por hoy, es el actual líder de la segunda fase del torneo peruano. Bustos se confiesa con La República.

Carlos Bustos llegó a Alianza Lima para disputar la segunda división y actualmente es el puntero de la Fase 2 en la Liga 1. Foto: composición GLR/Fabrizio Oviedo
Carlos Bustos llegó a Alianza Lima para disputar la segunda división y actualmente es el puntero de la Fase 2 en la Liga 1. Foto: composición GLR/Fabrizio Oviedo
Gary Huamán

Llegó a Alianza Lima cuando el club aún disputaba una batalla legal en el plano internacional para quedarse en primera división. Con el fallo a su favor y con un buen trabajo de planificación, Carlos Bustos no solo hizo del conjunto victoriano un equipo sólido, sino que también lo llevó a ser puntero e invicto (hace 13 partidos que no pierde) en la Fase 2 de la Liga 1 Betsson 2021.

En entrevista con La República Deportes, el estratega argentino revela cómo fue la planificación para esta temporada, cómo eligieron a los jugadores que hoy en día no solo se muestran como grandes contrataciones sino también como grandes seres humanos y también los objetivos que se han planteado en el camino.

¿Cómo trabaja sabiendo que es puntero, existe una presión o se siente motivado?

Nosotros nos estamos enfocando partido a partido. Reforzando algunas cosas que el equipo hace bien, en la semana y también teniendo en cuenta cosas que tenemos que seguir mejorando. Estamos en una liga muy pareja donde hay equipos que juegan bien, entonces nos enfocamos en el rival que sigue. Somos conscientes del rival al que enfrentamos, pero mentalizados en el siguiente juego.

¿Cómo entrena Carlos Bustos en la semana previa a un encuentro?

Han sido dos semanas de trabajar (por las eliminatorias). Hay un trabajo que se hace con los jugadores en cancha de acuerdo a uno lo que pueda planificar y hay otro que se hace con el área de video, ver al rival. Más allá de ver todos los partidos, hay momentos específicos que uno tiene que enfocarse en ese rival y para poder volcar un mensaje a los jugadores para que puedan hacerle daño, y la semana la vamos trabajando para que los futbolistas comprendan y entiendan lo que les viene.

Lazy loaded component

Recalca la palabra “reforzar”, pero Alianza Lima es el equipo menos goleado del torneo, ¿aún hay cosas que mejorar?

El equipo esta bien comprometido y asume la responsabilidad de cada partido. Evidentemente la solidez es un punto importante, pero no solo es de la gente que trabaja defensivamente, sino que es todo el sistema defensivo del equipo. Creo que estamos bien. Hemos jugado bastantes partidos apretados que por diferentes circunstancias se han volcado hacia nuestro lado o algunos que se nos escaparon. Queremos ser un elenco que pueda manejar mejor los partidos y si bien tenemos futbolistas que pueden llegar al área rival, hay que seguir mejorando esa parte.

Menciona la parte de definición y hemos visto a varios jugadores fallar constantemente, ¿cómo trabajar con ellos para que no se derrumben anímicamente?

Es un trabajo que se hace grupalmente de confianza permanente. Lo más importante es que el equipo pueda crear esas situaciones. Después, está la parte de la finalización que evidentemente nosotros tenemos un espacio que le dedicamos. Antes que llegue esto debe haber un funcionamiento. Tenemos jugadores que juegan en diferentes posiciones y han anotado y que, a su vez, generan preocupación en los rivales.

Hablando sobre los jugadores polifuncionales, tenemos el caso de Ricardo Lagos, ¿podría jugar en el mediocampo?

Hay que adaptarse tácticamente a lo que requieren los rivales. De hecho, hay jugadores que han arrancado en lugares que no son sus posiciones naturales, pero han entendido que por el bien del equipo, tienen que tener en la cabeza bien eso.

Lazy loaded component

Sobre Josepmir Ballón, en las redes preguntan el por qué lleva la cinta de capitán y no Jefferson Farfán o Hernán Barcos.

Estando Jefferson en cancha va a ser capitán, puede ser Josepmir como Hernán o Míguez. Hay muchos jugadores que pueden serlo. Ballón ya estuvo en la institución el año pasado, fue uno de los pocos que se quedó y llegaron otros por primera vez a Alianza. Decidimos que Josepmir sea capitán, pero en cancha pueden serlo cualquiera. Lo principal es poner al equipo por sobre toda las cosas.

Tocando el tema del 2020, ¿cómo manejar las expectativas de los hinchas que vivieron un año para el olvido y ahora son punteros?

Hay que controlar la ansiedad y enfocarse en el siguiente rival. No podemos jugar los partidos de octubre. Hoy tenemos que pensar en la fecha 10, con tranquilidad y ver cómo va el equipo. Nos quedan ocho finales muy difíciles que va a ser el posicionamiento del torneo. Creo que estamos muy bien en el acumulado (y en la Fase 2) y estamos seguros que consiguiendo los tres puntos en unos partidos más, aseguraríamos un cupo para la Copa Libertadores. Son objetivos que fueron apareciendo porque como empezamos el año, era ver cómo íbamos responder o hacer una campaña decorosa.

Alianza tiene bastantes juveniles, hay que controlar esa ansiedad con ellos también...

Creo que con todos. La experiencia, exigencia y exposición que tiene un equipo como Alianza Lima es permanente. El fútbol es tan dinámico que hoy, un jugador que nadie lo conocía, le exigen que sea campeón. Hay futbolistas que tienen sus primeros partidos, hay que ir con tranquilidad y sobre todo que hay bastantes equipos que juegan bien que son entrenados por estrategas que llevan tiempo en el equipo. Hay que manejarlo con mesura.

Hablando de juveniles, ¿cómo manejar a un Áxel Moyano que anotó el gol agónico en el clásico?

A nosotros nos gusta manejar un mensaje de equilibrio permanentemente. Áxel ha sido un privilegiado. En sus primeros partidos en un club como Alianza, tener la chance de definir un clásico y de la manera que se dio es algo que le quedará grabado de por vida y por supuesto, hay muchas cosas que en su vida misma van a cambiar. Tiene que estar equilibrado y enfocado en las cosas que lo llevaron a este momento.

Sobre Oslimg Mora, ¿cómo logró recuperarlo teniendo en cuenta que viene de una campaña como el 2020?

En el caso específico de él, teníamos un conocimiento previo porque debutó con nosotros en San Martín. Es un chico con muchas cualidades futbolísticas, evidentemente golpeado por el 2020, pero con muchas ansias de seguir creciendo. Este presente que vive no es nada más y nada menos que su esfuerzo, compromiso y ganas de seguir creciendo. Nos pone muy contentos su permanente progreso.

Menciona que el comando técnico ayuda a los jugadores, pero también hemos visto que lo hace Hernán Barcos...

No solo Hernán, sino también muchos jugadores grandes que tienen buenos mensajes para con los juveniles. Nosotros tenemos muchos líderes positivos que pregonan con el ejemplo.

Otro de los líderes es Jefferson Farfán, ¿cómo se sintió cuando se enteró que dirigirá a la ‘Foquita’?

Es una alegría. En primer lugar, estoy agradecido con el año que estamos viviendo, más allá de cómo termine. Primero haber tenido la chance de dirigir a Alianza Lima, después quedarse en primera división y por último, feliz por los jugadores que llegaron al equipo. En el caso de Jefferson, uno siempre tiene el deseo y le gusta tener este tipo de jugadores.

Lazy loaded component

Alianza Lima es una familia por lo que sé.

Sí, pero hay una cosa que hay que darle mérito y es que todo esto lo planificamos a principio de año, no los resultados, sino la elección del plantel. Junto a José Bellina planificamos qué tipo de jugadores, posiciones y el tipo de perfil que tienen. Hoy se ven los resultados, pero todo esto no es algo que apareció de un día para el otro, ofrecimiento de jugadores para Alianza Lima habían miles. Tuvimos que hacerlo calladamente. Todo este trabajo empezó en marzo.

Hablando del equipo en sí, gran parte de la prensa catalogó a este Alianza Lima como un equipo de segunda y que no podían pelear por grandes objetivos.

En el mundo del fútbol todos tenemos diferentes opiniones y visiones. Todas son muy respetables que te hacen pensar y analizar, pero los que estamos en el fútbol sabemos que hay opiniones apresuradas. Aquí existe la libertad de expresión y lo único que uno puede hacer es enfocarse en el equipo y trabajar en que el equipo sea protagonista.

Estando punteros, ¿ya piensan en una posible Copa Libertadores?

Para nada. En mi mente solo está el partido que jugaremos ante Binacional. No puedo vivir el 30 de octubre si no viví el 12 de setiembre.

¿Cómo está planificando el tema de la bolsa de minutos sabiendo que le faltan 691 por completar?

La diferencia de esta fase es que es un promedio de 60 minutos por partido y en la primera era 90. Evidentemente tenemos un retraso. pero hay jugadores jóvenes que nos podrán ayudar.

¿Le gustaría ganar 1-0 o ganar por goleada?

Depende de las circunstancias de cómo se dieron los juegos. Por ejemplo, no me gustaría ganar 4-3 y que los goles nos lo hiciéramos nosotros, me gustaría que fuera un 4-3 con acierto de los rivales porque es más fácil trabajar así. Es un deporte que mientras uno pueda convertir será más lindo, pero un triunfo es triunfo.

¿Cómo nació la ‘Bustoneta’ y sí hay espacio para la gente?

(Risas). No tengo idea. Esas son situaciones de las redes. Nosotros lo que queremos es trabajar, ojalá que sea por mucho tiempo y buscar siempre los objetivos máximos. Hoy estamos contentos de estar en este lugar, faltan bastantes partidos para terminar el año y estamos enfocados. Uno siempre quiere agradar a la gente, pero esa no es nuestra función.

Un mensaje a los hinchas

El mensaje es de agradecimiento. Si bien estamos en esta pandemia que no nos permite estar en el estadio, sentimos su apoyo a través de las redes o cuando nos toca salir de Matute, hay un montón de gente que nos apoya. Los jugadores sienten esto y sabemos a quiénes representamos y buscaremos darle mucha felicidad.