Presidente del Copal: “Panamericanos Lima 2019 dejarán un legado al país”

En orden. El presidente del Copal, Luis Salazar, aseguró que su grupo de trabajo se encuentra dentro de los tiempos adecuados para que los Panamericanos sean un éxito.

En orden. El presidente del Copal, Luis Salazar, aseguró que su grupo de trabajo se encuentra dentro de los tiempos adecuados para que los Panamericanos sean un éxito.

El presidente del Copal, Luis Salazar, conversó con La República sobre los avances de su grupo de trabajo con miras a Lima 2019.

¿Para qué sirvió la Casa Lima 2019 instalada en Río?

Lanzamos en sociedad olímpica los Juegos Panamericanos. Además hemos tenido reuniones con diferentes federaciones internacionales, con muchos proveedores, quienes nos han mostrado las instalaciones por dentro, no lo que ven los espectadores. Tuvimos la oportunidad de ver ese trabajo tras bambalinas.

¿Qué le enseñó Río para la organización de los Panamericanos?

Esto es como una crítica constructiva. En Río estuvieron los primeros ministros de casi todos los países que están organizando un juego importante, entiendo que estamos en una coyuntura particular, pero necesitamos presencia de las más altas autoridades políticas. Hemos hecho eventos muy importantes como la Junta de Gobernadores, la COP 20 y de manera muy exitosa, pero este evento tiene mucho más peso a nivel internacional. Aquí somos el centro del mundo deportivo, que pesa y cambia a naciones.

¿Qué beneficio le dejará Lima 2019 al país??

Dejará un gran legado. Estamos hablando de una inversión aproximada de 1.250 millones; de ese dinero, el 80% se queda en el Perú porque vamos a hacer infraestructura con mano de obra peruana. Un estudio previo dice que en un año y medio o dos hemos recuperado lo ya invertido. Luego sigue el legado deportivo, hay un antes y un después del deporte dentro de un país cuando organiza un evento como este.

¿En qué etapa está Lima 2019?

El plan maestro de infraestructura ya se está terminando, el plan maestro de operaciones también, a fin de mes tenemos el plan de gestión. Estamos en la etapa de cierre de toda la planificación, lo cual es positivo y comienza ahora el tema de la construcción que sé que, con el apoyo de este gobierno, se logrará.

¿Han tenido conversaciones con el actual gobierno?

Con el mismo presidente no hemos tenido una reunión formal de trabajo, pero sí en reuniones informales hemos podido tocar el tema. Incluso, hace poco, el ministro Saavedra me comunicó que estaban discutiendo el presupuesto. Las autoridades tienen la obligación de revisarlo y plantear las consultas del caso.

¿Cuáles son las obras que se llevarán cabo?

El espigón en el Callao, en el que se invertirán unos 30 o 50 millones de dólares. Un coliseo en el Bonilla –el Dibós no califica para los Panamericanos– el cual está pasando los estudios de factibilidad.Después, un coliseo en San Isidro para la gimnasia con un aforo de seis mil personas y un centro deportivo en Villa María del Triunfo; ahí se va a tener un parque acuático para waterpolo, entre otras.

¿Se descartó la construcción de un coliseo en las instalaciones de la FPF?

Sí, porque los espacios no dan. Me gustaría dejar un buen legado al fútbol porque es un deporte bandera y la idea es buscarle una mejor instalación y que en ese espacio se pueda construir una cancha de béisbol.

¿Qué pasará con el espacio que tiene el beisbol?

Se deben tener dos pistas de atletismo, una al lado de la otra por obligación de la ODEPA, la única forma de tenerlas es hacerla al costado de la que tenemos y ahí está ubicado justamente el béisbol.

¿Por qué San Marcos no fue tomado en cuenta?

Por tiempo y legado. No he conversado con ellos, pero la idea es trabajar con ellos la parte del doping y se puede dejar un legado en cuanto instalaciones que puedan ser aprovechadas por los estudiantes. La inversión en San Marcos es muy grande, espero que lo entiendan.

¿Puede asegurar que el Copal está dentro de los tiempos?

Estamos con los tiempos adecuados, pero no los ideales. Con el adecuado apoyo político no tenemos ninguna razón para no cumplir. Estamos un poco ambiciosos en el buen sentido de la palabra. Lo podemos hacer, solo hay que proponérnoslo. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO