Kem Shamrock confesó los motivos por los que dejó la WWE y TNA

Plataforma_glr
19 Feb 2016 | 8:10 h

'El hombre más peligroso del mundo' fue uno de los mejores de la WWE en la Era Attitude.

La Era Attitude de la WWE tuvo como principales referentes a Stone Cold, The Rock, The Undertaker y Triple H, pero pocos recuerdan a Ken Shamrock, un temible luchador que era capaz de vencer en el ring a cualquiera de estos mencionados rivales.
 
 
Shamrock logró tener mayor reconocimiento internacional por su desempeño en las Artes Marciales Mixtas donde es toda una leyenda.
 
Pero la historia no pudo repetirse en la WWE, Shamrock tenía un brillante futuro en la compañía de Vince McMahon pero por motivos familiares dejó la lucha libre en 1999.
 
'El hombre más peligroso del mundo' se sinceró con estas declaraciones en una entrevista para Sean Ross Sapp, de Wrestling Inc.
 
“Hubo un montón de razones, pero para mí, fue cuando me di cuenta de que estaba viajando tanto que me estaba perdiendo los partidos de fútbol de mis hijos, los encuentros de lucha escolar de ellos, lo bailes a los que acudían", dijo Ken Shamrock.
 
"Tengo cinco hijos y era doloroso perderme de tantas cosas. Sentí que era un buen momento para elegir, para darme cuenta de que era mejor dejar de estar en la carretera, y en vez de eso pasar el tiempo con mi familia, porque si la seguía descuidando podría dañarse algo”, acotó.
 
 
A finales de 1999, Shamrock regresó a las MMA, pero esta vez para el PRIDE donde tuvo mayor tiempo para su familia.
 
 
En el 2002 regresó a la lucha libre de entretenimiento de la mano de TNA y nuevamente surgieron los mismos problemas que lo llevaron a dejar la WWE. 
 
“Recuerdo que después de que gané el título, se me acercaron y me pidieron que se lo dejara a Ron Killings, quien era un muy buen luchador, un buen chico. Pero parecía que después de eso dejarían de usarme. Tenía una pelea en puerta y necesitaba entrenar, no podía estar ahí todo el tiempo. Estoy casi cien por ciento seguro de que ese fue el problema: necesitaban tipos que pudieran estar de tiempo completo", expresó Ken Shamrock. 
 
Finalmente, el experimentado luchador no se arrepiente porque nunca decepcionó a los fanáticos ni a las compañías en las que participó.
 
“No me fui en malos términos, quedé satisfecho con ellos y ellos quedaron satisfechos conmigo. Simplemente no funcionó”.

Video Recomendado