Diego Penny: “Ahora me dicen hasta ‘Platanazo’”

Plataforma_glr
18 12 2011 | 00:34h

Marco Coello
Hugo Barrios


No es moreno ni tiene un apellido tan común en el fútbol peruano como Castillo, Mendoza o Farfán. También, por su estatura , rompe el molde promedio del jugador peruano de hoy , más bien hecho para vestir tallas small .

Diego Penny es colorado, grandazo y por estas horas es más conocido que el Señor de Sipán en Chiclayo y en todo Lambayaque ya que sus atajadas felinas en el play off y los dos penales evitados en el último partido, el decisivo ante Alianza Lima , decoraron 89 años de vida institucional de Juan Aurich con su primer título nacional.

En los penales también vale algo de ayuda divina, de suerte, de anticiparse un poco e intuir el remate. Fui con confianza a los disparos de Trujillo y Vílchez y los pude contener felizmente. Hasta ahora veo la repetición de esos momentos y me vuelvo a emocionar, siento muchas cosas. La verdad he cerrado un gran año. Por este éxito deportivo y porque en lo personal ya voy camino a ser papá .

Con mi esposa estamos, como diría el ‘Nene’ Cubillas, felices de la vida. No soy mucho de ver televisión pero ahora me quedé pegado para ver esas imágenes una y otra vez”, dice Diego y pronto nos damos cuenta de que intentar hacerle la entrevista mientras caminamos por las calles del centro de Chiclayo o por el Parque de las Musas no es una tarea fácil: las chicas lo saludan una y otra vez, detienen su paso, le piden fotos y autógrafos. Sonríe cuando le decimos que tiene más éxito en la Ciudad de la Amistad que el propio Justin Bieber .

‘Flaco’, ‘Libélula’ , con ninguno de esos apodos me hacía problema. Pero últimamente el ‘Nacho’ Drago (se refiere a su compañero y arquero suplente del Juan Aurich Ignacio Drago) me puso ‘Platanazo’ y parece que la chapa pegó porque los compañeros me andaban fastidiando. No importa, sé que es en buena onda.

Eso sí, ‘Nacho’ las va a pagar, le voy a poner algo mejor”, revela Diego con buen humor, disfrutando aún su momento de gloria , viviendo intensamente su alegría como si estuviera todavía al borde de la cancha del Estadio Nacional saltando con la Copa Movistar o metiéndose ‘piscinazos’ con sus compañeros.

El ‘Cuto’ Guadalupe bailó a lo Shakira. ¿Tú la conoces en el baile también?

Negado no soy . Le aviso a Gisela, a lo mejor estoy para bailar en El show de los sueños. Ahí me defiendo. Si bailaron el ‘Puma’, Martínez, Julinho, Olivares, yo también tengo derecho, ¿No?... ja, ja, ja.

Cuando uno está chico y te mandan al arco es porque eres menor o no tienes tantas condiciones para jugar. Pasó contigo...

Un poco sí, no juego mucho. Pero siempre me gustó ir atrás por la responsabilidad, por la seriedad del puesto. Ahí no se puede fallar y nunca me hice problemas. Un buen equipo se arma de atrás hacia adelante y los arqueros terminan siendo fundamentales, sobre todo en el fútbol de hoy.

A ver, di la verdad. ¿Cuántas veces has visto de nuevo la definición por penales?

Ufffff, varias, varias... Y aún siento las mismas ganas de llorar; son situaciones inexplicables e inolvidables. Gracias a Dios las cosas salieron bien. Creo que Alianza también se lo merecía, porque luchó mucho para llegar hasta esa instancia, pero los campeones somos nosotros, ahora toca disfrutarlo. Le pedí fuerzas al Señor, por eso si te das cuenta miro al cielo varias veces. Creo que me iluminó.

¿Cómo vive un futbolista profesional las horas previas a una final así?

Con ansiedad, quieres jugar de una vez, salir a la cancha. A nosotros nos tocó mucho la derrota en el Elías Aguirre, donde regalamos el primer tiempo por no salir más decididos. En Matute la actitud fue otra desde el inicio. Y en el Nacional fastidió la incertidumbre de saber si finalmente jugábamos o no. Estas cosas le hacen daño al fútbol peruano.

CORAZÓN ROJIBLANCO

Penny habla sin pausas y no se quita los lentes oscuros aunque el sol empieza a ocultarse un poco. Seguro, no hay problema, viejo; es preferible mantener en secreto las huellas de una noche larga de festejos absolutamente merecida. Porque los futbolistas no son máquinas, son seres humanos que también saben de alegrías y tristezas, de éxitos y fracasos y que, cuando alcanzan una gran meta, pueden tener la oportunidad de festejar como cualquiera en el momento indicado.

¿Por qué dijiste que muchos no confiaban en ti después del título?

Porque lo sentí así. Pensaban que porque venía de jugar en una liga inglesa tenía que atajar hasta con la ceja. En algunos partidos no salieron muy bien las cosas y me pifiaron, pero esto es así, siempre hay revanchas.

También dijeron que regresar al Perú de Europa era un retroceso . Yo no lo sentí así en ningún momento y creo que el tiempo me dio la razón porque Aurich es un club serio, con ambiciones. Ahora sé que la directiva hará el esfuerzo por reforzarnos bien para ir a pelear a la Copa Libertadores.

Ya eres campeón nacional por primera vez. ¿Qué otras prioridades o metas para alcanzar tienes en tu carrera?

Volver al exterior y regresar a la selección. Creo que como deportista he demostrado que podría tener una oportunidad. Encuentros como este son una gran vitrina para llenar los ojos del entrenador, y si me dan la confianza haré todo de mi parte para no defraudar.

Pero todo está en la decisión del profesor Markarián; yo solo sigo trabajando. No se trata de meter presión pidiendo que a uno lo convoquen. Hay competencia, varias opciones para el puesto, hay que seguir esforzándose, nada más.

Ya jugaste dos partidos de eliminatorias con Perú para Sudáfrica con Chemo. En uno te fue bien, en el otro no tanto...

Hablas del empate en Lima con Brasil. Sí, saqué un par de pelotas complicadas, principalmente un disparo a Kaká, y lo de Quito ante Ecuador fue doloroso. Perdimos por goleada pero es claro que un arquero no juega solo. Aunque no haya sido una de mis mejores tardes, el equipo fue el que no funcionó como debía.

¿Te vez atajando ante Colombia?

Sería lindo, lindo, pero te repito, eso le toca decirlo al profe. Primero debo mantener un buen nivel y ser considerado en la convocatoria y de ahí pelear el puesto. Mi corazón es rojiblanco, eso está claro, y quiero volver a la selección ; haré todo lo que esté a mi alcance para volver a ser considerado.

MI AMIGO SALOMÓN

Ya te cansaste un poco de tanto abrazo y saludo, de firmar tu nombre en todo lo que te ponen por delante...

No, uno puede cansarse pero la alegría de la gente te contagia, es lindo que reconozcan lo que hiciste y te agradezcan, no podría negarme. Te dicen cosas que hacen que hasta una lagrimita se escape. Y me hablan hasta de Neymar, al que enfrentaremos en la Copa.

Guadalupe dijo que ustedes le ganaron a la soberbia de Alianza. Y mira que hasta el papel picado era azul y blanco... todo estaba listo para la fiesta ajena.

No sé, disfruto mi alegría sin pensar en otras cosas, nosotros nunca bajamos los brazos ni nos sentimos menos que nadie a lo largo del torneo. Quiero saludar a Salomón Libman, un tipazo; me llamó durante la semana para felicitarme y eso demuestra que además de ser un gran arquero es una excelente persona. Los amigos están por encima de un partido de fútbol, así sea el de una final de campeonato.

Bueno, gracias, ‘Platanazo’.

Ja, ja, ja, no te pases. Bueno, si la gente me empieza a decir así, ni modo. Al final creo que es un personaje de la serie de televisión a la que la gente quiere, aunque no creo que me parezca tanto al actor (Christian Thorsen). Creo que yo estoy más arreglado, ja, ja, ja.

Identikit

Diego Alonso Roberto Penny Valdez
Apodos: ‘Flaco’, ‘Libélula’
Nacimiento: 22 de abril de 1984
Estatura: 1.97
Partidos internacionales: 6 (Copa Sudamericana, Libertadores y eliminatorias)
Año del debut: 2004
Club en el que debutó: Bolognesi de Tacna
Clubes en los que atajó: Sporting Cristal (2002-2003), Bolognesi (2004-2008), Burnley de Inglaterra (2008-2010), Juan Aurich (2011)
Títulos: Torneo Clausura 2007 (Bolognesi), Campeón Nacional 2011 (Aurich)
Distinción: Arquero del año en el Campeonato Descentralizado del 2007.

Video recomendado