Iván Bulos: “Guerrero es mi espejo”

Reflejo de éxito. Iván Bulos estuvo a punto de dejar el fútbol y hoy es el goleador del Deportivo Municipal. El delantero sueña con ser convocado a la selección peruana y jugar junto al ‘Depredador’.

15 Ago 2015 | 5:44 h

La rebeldía la heredó de su viejo, quien decidió subirse a una moto y retar al destino hasta convertirse en campeón latinoamericano de Motocross en 1978. Su papá, que lleva el mismo nombre, esperaba que le siguiera los pasos, pero Iván sabe que el mundo es redondo y se enamoró del balón. Esa misma rebeldía lo bajó de la moto para acelerar con sus propias piernas y ser el motor de la felicidad que hoy vive Municipal, que sueña con conquistar el título del Apertura. En esa ilusión, sus nueve goles han sido claves para ganar varios partidos. Iván es terrible frente a los arqueros rivales.
 
 
¿Cómo nació tu pasión por el fútbol?
 
Desde los cinco o seis años siempre correteaba de un lado a otro con mi pelota e imaginaba que la pared de la casa donde vivía era un arco. A los 15 años ingresé al Regatas Lima, donde recién jugué como delantero, porque antes lo hacía por los extremos. Desde ese momento empecé el camino en el deporte que es mi pasión.
 
¿Cómo explicas este momento protagónico en el torneo?
 
A mis 22 años me siento maduro y muy convencido de hacer bien las cosas. He madurado un montón. Además, físicamente y anímicamente estoy bien. Jugar seguido, anotar goles, todo te da confianza. Paso por un momento feliz, el que estaba esperando por tanto tiempo.
 
Se te nota muy identificado con Deportivo Municipal...
 
Es un club que me abrió las puertas para demostrar que tengo cualidades para jugar al fútbol. Me dio la oportunidad de mostrarme y trato de responder a esa confianza. La hinchada de ‘Muni’ también contagia para dejarlo todo en el campo en defensa de estos lindos colores.
 
¿Y por qué este buen momento tardó tanto en llegar, Iván?
 
Las lesiones han sido mi peor enemigo. En el 2012 cuando estaba jugando en Bélgica (Standard Lieja, luego fue cedido al Sint-Truidense) me lesioné en el quinto metatarsiano. Era un proceso de recuperación que duraba ocho meses, pero lo hice en cuatro para participar en el Sudamericano Sub 20 del 2013, pero se volvió a recrudecer mi lesión. Luego tuve un problema en la espalda. Me costó casi un año y medio recuperarme. Solo pude jugar cuatro partidos. Tengo la espina clavada de regresar a Europa, pero sano, para que me vean en mi verdadero nivel. 
 
¿En algún momento pensaste en dejar el fútbol?
 
Sí, porque sentía que mi cuerpo no reaccionaba para realizar este deporte. Además, los doctores también me decían que no daba para el fútbol. Incluso me dijeron que si me operaban de la espalda no podría patear nunca más un balón, pero con la ayuda de Dios lo pude superar.
¿Qué piensas ahora que clubes como Alianza Lima y Universitario se interesan por tus servicios?
Es una linda sensación porque están valorando el trabajo que estoy realizando. Te dan ganas de seguir mejorando.
 
¿Te ves jugando las eliminatorias junto a Paolo Guerrero?
 
En primer lugar, trato de tomar todo con tranquilidad. Paolo para mí es un referente y es el espejo de todos los futbolistas peruanos. Camiseta que defiende la rompe y deja el nombre del Perú en alto y a eso debemos apuntar todos. Espero con muchas ansias el llamado del profesor Ricardo Gareca, pero si no se da seguiré trabajando para estar listo cuando ese llamado llegue.
 
¿Hay otros futbolistas en el mundo a los que admiras?
 
Claro. Están el uruguayo Edinson Cavani y el español Fernando el ‘Niño’ Torres, son delanteros que siempre he seguido.  
 
¿Tienes alguna cábala antes de salir al campo de juego? 
 
Cuando hago un gol, me acuerdo del asiento del bus que nos traslada antes de llegar al estadio, entonces para el próximo partido me siento en ese mismo lugar. Además, siempre piso la cancha de juego dando un salto firme con la pierna derecha. 
 
En tu estadía en Bélgica, tuviste la oportunidad de conocer a alguna estrella del fútbol...
 
Pude conocer al arquero de Japón Eiji Kawashima, que ha jugado dos mundiales: Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. También al arquero argentino Ignasio Carlos ‘Nacho’ González y al jugador venezolano Luis Manuel Seijas, que participó en la Copa América de Chile 2015. Es importante tener amigos de esa categoría internacional. 
 
¿Cuál es el gol que más gritaste, el que más recuerdas?
 
El que le anoté a César Vallejo (1-0) en la primera fecha del Apertura. Fue mi regreso al fútbol luego de tantas lesiones. 
 
¿Cuál sería tu gol soñado?
 
Alguno que pueda anotar con Perú.

 

Te puede interesar