Y retumbó la bestia

Plataforma_glr
Plataforma_glr
26 Mar 2009 | 15:35 h

Histórico concierto de IRON MAIDEN reunió a más de 35 mil headbangers. Un poderoso recorrido por el repertorio clásico de los ingleses removió los cimientos del Nacional anoche.

Hans Huerto.

Ya quisieran cientos de bandas añejas y jóvenes realizar la brutal demostración de poder que Iron Maiden dio anoche. Con puntualidad inglesa, cerca de las 9 pm empezaron a proyectarse en las pantallas gigantes las imágenes bélicas que dieron el marco a Aces high, tema con que Bruce Dickinson y compañía arrancaron el que ha sido el antepenúltimo concierto sudamericano de su gira Somewhere back in time.

“Buenas noches, Lima. Estamos muy contentos de estar acá. Este es nuestro primer concierto en su país, pero no será el último”, disparó Dickinson en sus primeras palabras al público del Nacional. Para la memorable The trooper, Dickinson se enfundó en un uniforme de la armada británica y ondeó la bandera de la Gran Bretaña mientras regala sus geniales notas de tenor. El final vino con Sanctuary, para cerrar con broche de oro una noche inolvidable. Maiden avisa que, luego de sacar nuevo disco, volverán en dos años. Que así sea, querida Dama de Hierro.