HOY - Melgar busca hacer historia en la Copa Sudamericana al enfrentar a Deportivo Cali

¿Cómo la Colombia de Luis Díaz, James Rodríguez y otras estrellas quedó fuera de Qatar 2022?

A nivel individual, el elenco cafetero cuenta con algunos de los jugadores más talentosos de la región. Sin embargo, no supo sacar provecho de la calidad de su plantel para clasificar al Mundial.

Colombia tiene uno de los planteles más caros de Sudamérica. Foto: EFE
Colombia tiene uno de los planteles más caros de Sudamérica. Foto: EFE
Kevin  Melendez

El 1-0 de la selección Colombia sobre Venezuela en la última fecha de las Eliminatorias Qatar 2022 supuso el fin de una mala racha de 25 años sin triunfos del cuadro cafetero en tierras llaneras. Con ello, acumuló su segunda victoria consecutiva en este cierre del proceso clasificatorio, pero los seis puntos no le fueron suficientes para quedarse con el cupo de repechaje.

La eliminación de la escuadra que dirige Reinaldo Rueda dejó decepcionados a los colombianos y desconcertados a los fanáticos del balompié sudamericano en todo el mundo. Un equipo que contó en su plantilla con jugadores de la talla de Luis Díaz, James Rodríguez, Juan Cuadrado, David Ospina, entre otros, no pudo repetir el éxito de los dos procesos anteriores y tendrá que resignarse a seguir el máximo torneo futbolístico del planeta desde la distancia.

¿Cuáles fueron las causas que le impidieron a Colombia superar a selecciones como Perú o Ecuador? Los líos dirigenciales y algunos momentos de estancamiento futbolístico aparecen como las razones más probables que dejaron al combinado tricolor vulnerable ante rivales directos que supieron aprovechar sus momentos de debilidad.

PUEDES VER: La Gazzetta dello Sport: “Todavía un italiano sueña con el Mundial y es Gianluca Lapadula”

Ni Queiroz ni Rueda fueron solución

Aunque el nombre de Reinaldo Rueda suena como el del principal responsable, el portugués Carlos Queiroz, con quien se inició el proceso, también tiene su cuota de culpa. Si bien empezó relativamente bien con una victoria como local y un empate de visita, dos goleadas en contra consecutivas le dieron a la dirigencia la excusa perfecta para cesarlo.

El principal problema del luso fue su mala relación con los referentes del equipo, la cual se extendió a otros jugadores, quienes dejaron de creer en su proyecto. Al final, el ‘divorcio’ entre ambas partes no fue beneficioso para ninguna, pues Queiroz, que encontró un nuevo destino en Egipto, también se quedó sin Mundial al caer en el repechaje africano contra Senegal.

Rueda, por su parte, dejó Chile por malos resultados, pero estos no lo abandonaron a él, pues en las 14 fechas que estuvo al mando del combinado nacional de su país, apenas ganó cuatro veces, dos cuando su eliminación estaba ya prácticamente decretada. Por si fuera poco, bajo su mando, Colombia experimentó una de las rachas más nefastas de su historia en duelos oficiales.

La apuesta de cambiar a Queiroz por Rueda una vez iniciada la eliminatoria no fue efectiva en Colombia. Foto: composición/EFE

PUEDES VER: ¿El último baile? Los futbolistas peruanos que cerrarían su etapa con Perú de llegar a Qatar

Colombia sin gol por 7 fechas

Dicha seguidilla negativa fueron los siete partidos en los que, increíblemente, el cuadro cafetero no pudo marcar un solo gol, tanto de local como de visitante. Producto de esta pésima serie de resultados, cedió mucho terreno en la tabla y permitió que escuadras como Perú y Uruguay, que por entonces no atravesaban su mejor momento, acorten distancias y, eventualmente, la sobrepasaran.

  • Uruguay 0-0 Colombia
  • Colombia 0-0 Brasil
  • Colombia 0-0 Ecuador
  • Brasil 1-0 Colombia
  • Colombia 0-0 Paraguay
  • Colombia 0-1 Perú
  • Argentina 1-0 Colombia.

La sequía se rompió por fin en la penúltima jornada, contra una Bolivia que cargaba consigo el pasivo de ser el conjunto más goleado fuera de su localía. Lamentablemente, para entonces era demasiado tarde, pues Colombia ya no dependía de sí misma.

Colombia resignó valiosos puntos como local por no poder marcar goles. Foto: EFE

PUEDES VER: Christian Cueva: el día que Alberto Masías dijo que ‘Aladino’ sería ‘crack’ del fútbol

Sufrió ante rivales directos

Si bien logró arrancarle puntos a Brasil y Argentina, los dos ‘monstruos’ de la región, el representativo colombiano no venció a quienes debía hacerlo. Contra Uruguay, por ejemplo, perdió un partido y empató el otro, de la misma forma que ante Ecuador. Paraguay también fue un rival inexpugnable para los cafeteros con sus dos empates, pero al final su verdugo terminó siendo Perú.

El equipo de Gareca había sufrido en la primera rueda un humillante 3-0 en Lima a manos de su vecino del norte. Para la segunda etapa, ya fortalecido por sus buenos resultados de la jornada doble anterior, se presentó en Barranquilla con la consigna de ponerle fin a 25 años sin conocer de victorias en aquella plaza. Y lo logró de forma épica, pues en la única chance que tuvo tras sufrir un interminable asedio durante la mayor parte de los 90 minutos, se mostró implacable.

No es exageración afirmar que aquel partido fue el que terminó de eliminar a Colombia, pues haciendo cálculos simples, incluso el empate le hubiera servido al elenco tricolor para terminar en el quinto lugar si se examina la tabla de posiciones final. En ese momento, sin embargo, se vio superado por su propio fantasma de la falta de gol y terminó pagando muy caro esa derrota.

En el duelo directo ante Perú, Colombia perdió gran parte de sus chances. Foto: AFP

PUEDES VER: Periodista chileno: “Perú demuestra que un plantel de calidad inferior puede ser competitivo”

¿Qué le espera ahora a Colombia? Además de la incertidumbre por la continuidad de Rueda, un segundo tema se ha puesto en debate entre la prensa colombiana: la necesidad de una renovación. Mientras que un referente como Radamel Falcao disputó la que probablemente haya sido su última eliminatoria, otros como James Cuadrado y Yerry Mina han perdido la importancia que alguna vez tuvieron.

Tampoco se puede pasar por alto el escaso aporte de futbolistas como Luis Muriel y Duván Zapata, figuras en sus clubes, pero de pobre rendimiento con su selección. El nuevo DT (si es que llega a haber cambio en el cuerpo técnico) tendrá la ardua misión de administrar de la mejor manera el innegable talento colombiano para devolver al equipo a sus mejores años, los cuales disfrutaron los hinchas hace no mucho.