MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
EN VIVO - Dina Boluarte juró como presidenta de la República tras vacancia de Pedro Castillo
Deportes

8M: integrantes de barras femeninas desafían estereotipos y combaten el machismo en el fútbol

En el Día Internacional de la Mujer, recogemos los testimonios de 2 lideresas que, con la fuerza de sus cánticos, hoy luchan contra el machismo desde las tribunas.

Según las integrantes de la barra femenina, pese al enfrentamiento histórico que se ha creado entre ambos equipos, existe respeto y compañerismo entre sus hinchas. Foto: Jazmin Ceras/composición LR
Según las integrantes de la barra femenina, pese al enfrentamiento histórico que se ha creado entre ambos equipos, existe respeto y compañerismo entre sus hinchas. Foto: Jazmin Ceras/composición LR
Alda Bernaola

Estaba a punto de cumplir 12 años. Esa tarde, una amiga la sorprendía con una entrada para ir, por primera vez, al estadio. Nunca había vivido una experiencia similar y, con todo lo que vio ese día, pensó que ese era el lugar al que ella pertenecía.

Era 2002 y Lu Tijeras llegaba por vez primera a una tribuna para alentar al equipo de sus amores: Universitario. En ese entonces, no existía ninguna barra femenina y, en un entorno en el que predominaba el machismo, muchas se integraban al grupo de los chicos “para poder sobrevivir”.

Eso fue algo que Lu no podía soportar, hasta que decidió fundar una barra femenina junto a una amiga del barrio. De esa manera, la adolescente sabía que podía abrir el camino para otras chicas dentro de las tribunas. Porque el respeto era algo que ella estaba dispuesta a conseguir para todas sus compañeras.

En el 2004, nace la primera barra femenina de la ‘U’. En ese momento, aún no definían el nombre. “Ya pe, si somos chicas, que se llame ‘Chicas U Norte’, ¿no?”, se les ocurrió juntas un día. Ya a inicios del 2006, deciden completar el nombre del grupo como ‘Chicas U Norte Barra Femenina’. Y así comenzó su revolución en las tribunas.

El llamado del Comando Sur

Desde niña, K. F. iba al estadio a gritar y cantar por el club de sus ojos: Alianza Lima. No fue hasta el 2018 que, de tanto verla en las tribunas, las chicas de la ‘Barra Femenina Comando Svr la convocaron para formar parte del grupo. “Es raro ver a mujeres involucradas en sí en la barra. Entonces, me gustó la idea. El hecho de estar con ellas ahí, así que les dije que podía integrarme”, cuenta la ahora miembro de la directiva de esa agrupación.

Hoy, la barra de chicas que ya cumplió ocho años de formación es consciente de que, además de la representación de las mujeres en la tribuna, es importante seguir llevando adelante el compañerismo entre ellas para poder apoyarse cuando suceden abusos dentro del estadio.

K. F. recuerda que el motivo primordial por el que se fundó la barra femenina fue rendirle homenaje al legado de Ana María Pretel, una señora de avanzada edad que, hasta sus últimos días de vida, iba a alentar al más grande de sus amores: Alianza Lima. A Pretel la conocían como ‘la Madrina’ y por ella el grupo también se llama ‘Barra Femenina Herederas de la Madrina’. “Creo que es un ejemplo de mujer porque, a pesar de estar mal o ya muy mayor, ella bajaba a tribuna a alentar y si tocaba viajar, ella viajaba”, afirma la joven.

Las chicas de la barra femenina del Comando Svr creen en el compañerismo y la horizontalidad en el trato entre ellas. Foto: Facebook/Barra Femenina Comando Svr Oficial

Mujeres y violencia en las tribunas

Lu Tijeras reconoce que, en un inicio, el entorno de la barra era muy violento y buscaba el enfrentamiento entre hinchas. Además, la droga era demasiado predominante en las tribunas. Sin embargo, para ella, con el tiempo hubo una evolución y muchas cosas cambiaron.

Ahora que ‘Chicas U Norte Barra Femenina’ está por cumplir 18 años, la también estudiante de Ingeniería en seguridad laboral siente que, si bien el Centro, más conocido como el corazón de la tribuna, pertenece a los chicos porque “ellos llegaron primero”, no hace falta ocuparlo porque las 29 chicas que, aproximadamente, comparten con ella los cánticos, ya tienen su “propio espacio”. “O sea, esas gradas nos pertenecen. Y cada vez que vamos a la tribuna son nuestras”, afirma.

Tijeras también comenta que, a lo largo de los años dirigiendo la barra femenina, ha visto que, en el paso de varias directivas conformadas por hombres, muchos se pelean por dinero y ya no velan por el sentimiento hacia el equipo que van a alentar. A diferencia de la mayoría de ellos, la lideresa de 32 años celebra cuando existe “compromiso, organización” y buenas acciones entre sus chicas y la comunidad. “Para mí, lo más reciente es ver a las chicas comprometidas con ayudas sociales. Hay chicas que son animalistas dentro del grupo. Están buscando y proyectándose para ver qué podemos hacer por nuestra sociedad. O sea, eso me marca”, manifiesta.

Por su parte, K. F. denuncia que en las tribunas de Alianza Lima, “el club con más hinchas mujeres”, las chicas sufren violencia. Según la también estudiante universitaria, si bien no se han reportado casos de acoso de los chicos hacia sus compañeras, son los policías quienes, ante cualquier altercado, las atacan en la tribuna popular.

“Sí nos han golpeado, nos han empujado cuando no teníamos nada que ver en un problema. Ellos no distinguen eso. Con los chicos, al contrario, ellos nos han defendido. En algún momento me golpearon a mí, han golpeado a una compañera del grupo. Incluso, hace un par de semanas, hubo un chico al que le rompieron la cabeza. Y fue ese chico el que defendió a una de mis compañeras porque el policía la estaba golpeando”, cuenta K. F.

De acuerdo con la lideresa de la ‘Barra Femenina Comando Sur’, basta con solo llevar una chalinera que tenga grabada el nombre de tu equipo para que las autoridades policiales intenten quitártela. “Entonces dices ‘no, ya, ok, la voy a guardar’, y la guardas. Y a pesar de eso, no, ellos quieren que se la des y, obviamente, que en el tema de barras cuidar una chalinera es importante porque puede terminar en manos equivocadas. (...) Pero el policía no, quiere que se la des y si no se la das, seas hombre o mujer te golpea”, explica.

Cada 15 días, las Chicas U Norte se reúnen para organizar actividades y compartir entre amigas. Foto: Facebook/Chicas U Norte Barra Femenina

Con sueños y sin rivalidades

Para K. F., ser hincha de Alianza Lima es como dice una canción: la razón de mi vida, mi locura y pasión”. “Y sí, realmente cuando eres hincha de Alianza, tu mundo se vuelve Alianza. Porque Alianza Lima no solo es un club de fútbol, también es un club de vóley, también hay fútbol femenino, entonces hay diferentes actividades por las cuales apoyas al club, no solo con el fútbol masculino. Y eso se vuelve parte de rutina”, expresa.

La también joven modelo aclara que en la barra no hay jerarquías porque todas opinan por igual y las funciones de la directiva rotan cada año. Además, considera que el deporte, alentar o pertenecer a un grupo no debe ser “algo netamente de un género”. “Creo que así como lo hacen los hombres lo podemos hacer nosotras. Y ser mujer no es un impedimento para alentar al club”, declara.

En el caso de Lu Tijeras, gritar en las tribunas por la ‘U’ es lo más grande que le pudo entregar la vida porque gracias a esa pasión decidió estudiar una carrera profesional para seguir siendo mejor. Además, la futura ingeniera resalta que la presencia de las mujeres en las tribunas y el deporte es “súper importante” porque demuestra que “ya no solamente es un espacio de hombres, es un espacio del hincha”.

Tijeras también es consciente de que, a pesar que históricamente se ha enfrentado a la ‘U’ con Alianza, y entre ellas han existido “miradas que se sienten totalmente”, hay respeto entre las hinchas de equipos contrarios. Eso es algo que tiene bien presente al igual que cuando cada mañana se despierta, mira hacia el frente, contempla el Estadio “Lolo” Fernández y recuerda que acaba de cumplir uno de sus sueños de la infancia.