ESPECIAL DE LR DATA - Viruela del mono: entre el miedo y la desinformación PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Qué se sabe de la movilización programada para este lunes 27 de junio?

Virginia Torrecilla y una foto que revela la verdadera esencia del deporte

Este domingo se disputó la final de la Supercopa Femenina de España entre FC Barcelona y Atlético Madrid, pero el resultado fue lo de menos, porque el verdadero ganador fue el fútbol femenino.

Virginia Torrecilla es jugadora del Atlético de Madrid desde el 2019. Foto: Twitter
Virginia Torrecilla es jugadora del Atlético de Madrid desde el 2019. Foto: Twitter
Víctor Pacheco

Bienvenida, VirginiaMuchas veces se nos olvida que los deportistas también son seres humanos, con sentimientos y problemas como cualquier persona común. Por eso, lo que sucedió este último domingo en España es para enmarcarlo en un cuadro de un museo y enseñarlo a los más jóvenes, quienes finalmente son el futuro del mundo.

Virginia Torrecilla jugó seis minutos en la final de la Supercopa de España. Foto: Twitter

¿Quién es Virginia Torrecilla?

Corría mayo del 2020 y el fútbol español se encontraba en pleno proceso de crecimiento. Una de las futbolistas encargadas de liderar esta revolución era Virginia Torrecilla, jugadora del Atlético Madrid y de la selección española. Todo iba bien y su carrera tenía una proyección increíble; sin embargo, el destino le tenía preparado un partido más complicado.

A la centrocampista nacida en Mallorca se le detectó un tumor en la cabeza, por lo que toda su vida cambió de la noche a la mañana. Pero lo peor fue contárselo a sus padres. Incluso tuvo que mentirle a su hermana menor, según contó ella misma meses después. Este hecho insólito en el mundo del fútbol unió más que nunca al balompié español.

PUEDES VER: FC Barcelona arrolló por 7-0 al Atlético Madrid en la final de la Supercopa de España

La ahora mejor jugadora del mundo, ganadora del Balón de Oro y del The Best FIFA, Alexia Putellas, se colocó el número 14 en La Roja, que pertenecía a Torrecilla, para homenajearla. “Tuve una conversación con ella (Virginia) y la conclusión fue que iba a llevar este número hasta que ella se recupere. Todo lo que suceda con este dorsal es para ella”, sostuvo.

Virginia Torrecilla y Alexia Putellas se abrazaron luego de la final. Foto: Twitter RFEF Fútbol Femenino

Superó al cáncer por goleada

La batalla de Virginia no solo fue antes y después de su operación, la cual fue exitosa, pues sigue luchando día a día. Las quimioterapias la debilitaron, se rapó la cabeza, adelgazó, perdió masa muscular y más, pero tal como era en la cancha lo fue contra el cáncer. Ganó por goleada y nunca pasó por su mente dejar lo que tanto amaba, el fútbol, que fue un gran motor para seguir de pie.

La volante contó que muchas personas le dijeron que nunca iba a volver a pisar una cancha de fútbol, que se concentre en otras cosas, que piense en un futuro sin la pelota. Pero ella jamás dio marcha atrás y poco a poco fue retomando la vida que tenía antes de enfrentarse a aquella enfermedad: volvió al gimnasio, regresó a entrenar con sus compañeras del Atleti y pudo jugar a la pelota nuevamente.

PUEDES VER: Naomi Osaka: la reflexión que deben guardar muy bien hinchas y deportistas

Día del regreso oficial y un gesto de deportividad absoluta

Este domingo 23 de enero del 2022, después de 686 días, Virginia Torrecilla ingresó a un campo de juego, en nada menos que la final de la Supercopa de España. Vio rostros conocidos, se divirtió, se frustró, siguió luchando fiel a su estilo, a pesar del resultado, y recordó lo que era ser feliz. El FC Barcelona aplastó 7-0 a las colchoneras, pero eso era lo de menos. Lo importante fue ver al número 14 otra vez sobre el césped.

Lazy loaded component

No fue todo. Las jugadoras blaugranas demostraron por qué son el mejor equipo del mundo y pusieron en práctica su lema “Más que un club”. Apenas sonó el silbato final y se convirtieron en supercampeonas, rodearon a Virginia y se fundieron en un fuerte abrazo, uno que surgió del alma.

Torrecilla militó tres temporadas en el elenco catalán, compartió miles de anécdotas ahí. Incluso hay jóvenes como Bruna Vilamala o Jana Fernández que la veían jugar de pequeñas y algún día soñaron ser como ella. A las chicas del Barça lo que menos les importó fue levantar la copa. Lo valioso fue compartir con su colega y amiga.

PUEDES VER: FC Barcelona: jugadoras celebran a Virginia Torrecilla en final de la Supercopa de España

Torrecilla, entre llantos, cumplió su promesa, volvió a jugar al más alto nivel y las culés se encargaron de que lo supiera todo el mundo, pues la levantaron hacia el cielo, como se suele hacer solo con deportistas especiales, como Virginia, cuya vida es un ejemplo. Este gesto hizo acordar que el verdadero espíritu del deporte no es solo ganar… es competir y divertirse.

Lazy loaded component

Este fútbol femenino es un ejemplo a seguir

En este aspecto, el fútbol femenino viene ganándole con creces al masculino, uno que ha perdido sus valores y al que solo le interesa ganar más dinero, sea el costo que sea. Esa esencia de deportividad aún es conservada por las mujeres, quienes ganan menos y no tienen la visibilidad que deberían. Por eso, la historia de Virginia Torrecilla y el gesto del FC Barcelona con ella deben tomarse como ejemplos en todos lados.