PARO DE TRANSPORTISTAS DEL 4 DE JULIO - ¿quiénes se suman a la protesta y cuáles son sus exigencias? DESLIZAMIENTO EN CHAVÍN DE HUÁNTAR - Gobierno entregaría bono mensual de S/ 500 a los afectados

Entre acoso y abuso sexual: el grave panorama de la violencia de género en el deporte colombiano

La reciente denuncia de 4 atletas contra el entrenador de atletismo Giovanny Vega Blanco visibiliza esta problemática en el mundo del deporte.

Una de las víctimas narró que Giovanny Vega Blanco la acosó sexualmente cuando aún era menor de edad. Foto: Caracol radio
Una de las víctimas narró que Giovanny Vega Blanco la acosó sexualmente cuando aún era menor de edad. Foto: Caracol radio
Deportes LR

Un nuevo hecho de agresión sexual en el deporte colombiano trajo a flote una grave problemática: la violencia de género en este sector. Cuatro atletas denunciaron haber sido víctimas de acoso y abuso sexual por parte de Giovanny Vega Blanco, entrenador del Club Deportivo Marathon Sport, adscrito a la Liga de Santander.

Según cifras del Ministerio del Deporte de Colombia, desde marzo de 2020 se han presentado 17 casos de denuncias al respecto en todo el territorio nacional. Esto revela que, en promedio, hay una acusación cada cinco semanas en el país.

PUEDES VER: Naomi Osaka: la reflexión que deben guardar muy bien hinchas y deportistas

La denuncia presentada por el apoderado de las deportistas habla de “maltrato infantil, acoso sexual, violencia en contra de la mujer, explotaciones de menores de edad, explotación laboral, violencia física o moral, abuso de tipo sexual, tratos crueles e inhumanos o degradantes”.

Según el documento, una de las atletas, siendo menor de edad, afirma que Vega le realizó comentarios de tipo sexual en las instalaciones del estadio de atletismo de Bucaramanga y en otros espacios que se utilizaban para la práctica deportiva. Además, se refirió a un “maltrato físico y psíquico al descalificarla como atleta, obligarla a competir incluso estando lesionada, e inyectándole sustancias a su cuerpo para mejorar su rendimiento”.

En dicho relato, según la denuncia oficial, se “desprende la comisión de actos sexuales abusivos y/o violentos producto de tocamientos en sus partes íntimas (órganos sexuales, senos y otras partes del cuerpo), perpetrados en los baños de los espacios deportivos, aprovechando el agresor la superioridad que ostentaba frente a la joven”, según señala la denuncia penal.

Lazy loaded component
PUEDES VER: Virginia Torrecilla y una foto que revela la verdadera esencia del deporte

Otra de las atletas, del departamento de Córdoba y que también hizo parte de la denuncia, señaló que ella, su hermana y otra deportista recibieron malos tratos, insultos, descalificativos, acoso sexual, acto sexual abusivo y violento.

“En Bucaramanga vivieron con él en la casa de una señora que identificaron como ‘Betty’ (Rojas Sanguino). En dicho lugar, manifiestan que recibieron malos tratos, violencia física y psicológica, las obligaban a llevar una dieta estricta y a ser inyectadas con complejo B y con diclofenaco”, precisa el testimonio.

De igual manera, en la denuncia hay señalamientos de otro atleta que vivió tres meses, entre 2013 y 2014, con Vega y Rojas, a quienes sindicó de malos tratos, humillaciones, maltrato físico y psicológico, y aseguró que lo obligaban a mendigar para conseguir comida.