Reimond Manco habló sobre su juerga: “Venía de una maratón de tres días y mal de amores”

El futbolista de Santos FC reveló qué sucedió en ese momento y explicó por qué tuvieron que ayudarlo a salir del taxi.

Reimond Manco aclaró qué sucedió con él durante ese momento. Foto: GolPerú/Amor, Amor, Amor
Reimond Manco aclaró qué sucedió con él durante ese momento. Foto: GolPerú/Amor, Amor, Amor
Deportes LR

A lo largo de sus 31 años, Reimond Manco protagonizó múltiples escenas tanto dentro como fuera del campo que terminaron acaparando las principales portadas de los diarios de espectáculos y deportivos. Una de ellas fue cuando fue visto bajar de un auto cargado por unas personas en un evidente estado de ebriedad. Tiempo después, el flamante refuerzo de Santos FC reveló qué sucedió en ese entonces.

Durante el show ‘Hablando hue...’ de Jorge Luna y Ricardo Mendoza, el futbolista de 31 años fue consultado sobre ese momento en particular. “Esa vez estabas privado, puedes contarme el chongo, me acuerdo las imágenes, qué pasó, estabas de vacaciones”, le dijeron los conductores del programa.

PUEDES VER: Hernando Cevallos responde fuerte y claro a Gareca: “Lo admiro, pero no está al frente del Minsa”

Acto seguido, Manco explicó por qué tuvieron que cargarlo al salir del taxi. “Estaba de vacaciones, venía de una maratón de tres días, estaba mal de amores, estaba derrotado y ya salí de la discoteca, me quité y me dio aire”, comentó el canterano de Alianza Lima.

En esa misma línea, ‘Rei’ señaló que el taxista era su primo y que lo ayudó porque se había quedado dormido. “Venía buitreando en el camino y ya pues me quedé jato (...) y ya pues mi primo que ese tiempo me hacía taxi, el huev.. no se había dado cuenta que nos estaban siguiendo”, continuó.

Finalmente explicó que en lugar de llevarlo a su domicilio lo llevaron a la casa de su madre, donde terminaron descubriéndolo. “Yo no vivía ahí, yo vivía en Surco, pero, como mi primo vio que me quedé jato me lleva a la casa de mi vieja y mi primo ya pues lo voy a cargar, mi primo es un hue... y me carga, pero estos sapos de mie... estaban ahí”, culminó.