EXCEPTO EN LIMA Y CALLAO - Paro de transportistas continúa en todo el Perú

Un cromo firmado por Serena Williams bate récords en subasta y es el más caro en la historia

Una tarjeta firmada por la reconocida tenista Serena Williams se convirtió en la más cara del deporte femenino. El cromo fue subastado en más de a 44.000 dólares.

Cada vez más coleccionistas compran cromos de deportistas femeninas. Foto: AFP
Cada vez más coleccionistas compran cromos de deportistas femeninas. Foto: AFP
Deportes LR

Serena Williams no solo ha hecho historia por su talento en el tenis, sino que ahora también lo hizo en el mundo del coleccionismo. Durante una subasta, se vendió un cromo de la tenista firmado durante los inicios de su carrera. El monto final fue de 44.000 dólares. De esa manera, se convirtió en la tarjeta deportiva más cara de la historia del deporte femenino.

El cromo, firmado en el año 2003, se vendió durante una subasta de Goldin Auctions por un total de 44.280 dólares. Hasta el momento no ha trascendido el nombre de la persona que compró la valiosa tarjeta, pero esta transacción ha superado el récord que hasta ahora poseía un cromo de Mia Hamm que data de 1992. La futbolista, que jugó durante 17 años en la Selección estadounidense, también protagonizó una subasta en la que se vendió el mismo objeto por un valor de 35.000 dólares.

PUEDES VER Juan Pablo Varillas avanzó a octavos de final en el ATP Challenger de Lima II

Esta es la primera vez en que un coleccionista paga un precio superior a los 40.000 dólares para adquirir el cromo de una mujer deportista, pero la diferencia con el valor que alcanzan otras tarjetas sigue siendo notoria.

Honus Wagner, el legendario jugador de béisbol de principios del siglo XX, tiene el récord mundial con un cromo vendido por más de 6.6 millones de dólares. Otras tarjetas de deportistas como Mickey Mantle, LeBron James y Stephen Curry se vendieron por más de cinco millones de dólares.

Ken Goldin, fundador de Goldin Auctions, reconoce que los cromos femeninos cada vez están más presentes en este tipo de subastas como la que tuvo lugar en Nueva Jersey el pasado fin de semana.