Simeone no saludó a Klopp y se fue corriendo a los vestuarios tras derrota del Atlético

Al argentino no le gustó para nada la derrota del Atlético de Madrid y se fue a los camerinos, mientras el alemán reprochaba la actitud de su colega.

Diego Simeone y Jürgen Klopp se habían dirigido indirectas en la previa del partido. Foto: captura/ESPN
Diego Simeone y Jürgen Klopp se habían dirigido indirectas en la previa del partido. Foto: captura/ESPN
Gary Huamán

Liverpool sacó un importante triunfo en condición de visitante ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano y quedó como único líder del Grupo B de la Champions League. Tras el pitazo final, los entrenadores Jürgen Klopp y Diego Simeone, que se habían dirigido algunas palabras en la previa de este compromiso, protagonizaron un curioso momento.

Cabe resaltar que un día antes del choque entre rojos y colchoneros, el entrenador del Liverpool afirmó que no le gustaba para nada el estilo de juego que practicaba el Atlético de Madrid. Ante estas declaraciones, el estratega rojiblanco respondió irónicamente “nothing” (nada en inglés). Tras la victoria de los ingleses, el ‘Cholo’ Simeone se fue directo a los vestuarios sin saludar al técnico rival.

Cuando el árbitro Daniel Siebert pitó el final del compromiso, Simeone, enfurecido por la derrota y las polémicas decisiones que se dieron durante el partido, decidió no acercarse al alemán y emprendió carrera hacia los camerinos. Jürgen Klopp se dio cuenta de la actitud del argentino y alzó el pulgar en sinónimo de que todo estaba bien para después mostrar su molestia por el accionar del ‘Cholo’.

Mira aquí las reacciones de ambos técnicos

Lazy loaded component

Liverpool se impuso ante el Atleti

Los dirigidos por Jürgen Klopp vencieron por 3-2 al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. Mohamed Salah y Keita marcaron los primeros goles, pero Antoine Griezmann anotaría el empate en el primer tiempo.

En la segunda mitad, el ‘Principito’ se iría expulsado por una agresión en contra de Diogo Jota y a falta de diez minutos para que culmine el partido, el egipcio marcó el 3-2 final desde los doce pasos.