Gobierno español se opone a la Superliga de Florentino Pérez

Mediante un escrito, abogados del Gobierno de España respaldan a la UEFA y a LaLiga en sus disputas legales ante el proyecto del presidente del Real Madrid.

El presidente del Real Madrid señaló hace unas semanas que la Superliga será relanzada en los próximos meses. Foto: EFE
El presidente del Real Madrid señaló hace unas semanas que la Superliga será relanzada en los próximos meses. Foto: EFE
Deportes LR

¡Nuevo golpe a la Superliga! Abogados del Gobierno español han remitido al tribunal de la Unión Europea documentos que respaldan a la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga en sus problemas legales ante los clubes restantes en la Superliga Europea, según señala la cadena Cope.

De esta manera, las autoridades del país ibérico le dan un nuevo giro a la situación y complican al Real Madrid, FC Barcelona y Juventus en su ideal de crear un nuevo formato que reemplace al fútbol que ya conocemos.

Ceferin consideró que los clubes ingleses, que se retiraron primero de la Superliga, dieron muestra de "grandeza de carácter". Foto: EFE

Como se recuerda, en un inicio 12 clubes se unieron para crear una nueva competición que priorizaba el espectáculo de los clubes más poderosos que la competencia. Los equipos fundadores eran Real Madrid, Barcelona, Atlético Madrid, AC Milan, Arsenal, Chelsea, Inter, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United y Tottenham.

PUEDES VER: EN VIVO Real Madrid vs Shakhtar por ESPN: VER partido por la Champions League

Pero tras el anuncio, millones de hinchas de todo el mundo mostraron su preocupación ante el torneo, siendo los ingleses los más críticos ante sus equipos. Ante ello, solo dos días después de su ingreso, los seis clubes de la Premier League decidieron emitir un comunicado en conjunto y anunciar su salida oficial.

Finalmente, solo quedaron tres clubes que mantienen su compromiso con el campeonato. Si bien es muy difícil que se logre realizar, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, insiste en que aún es posible, por lo que la batalla legal entre las distintas entidades internacionales del fútbol continuará algún tiempo más.