Copa Davis: Perú abrazado a una ilusión

Orgullo. El equipo nacional volteó la serie ante Bosnia (3-2) de la mano de Varillas y Álvarez.

En ascenso. Nico Álvarez, de 25 años, sentenció la serie a favor del conjunto peruano. Foto: Tenis al Máximo / Video: Natalia Delgado/Twitter.
Deportes LR

Por Mariano López V.

Público vestido de rojo y blanco, banderas, el clásico ¡Arriba Perú!, bajando de las gradas y optimismo –mucho optimismo– en el aire. Era una noche de sábado distinta. Se sentía. Desde marzo del año pasado nos acostumbramos a otra cosa. A disfrutar de una cena con la familia o de una caminata tranquila alrededor del parque. A disfrutar cada uno por su lado. Al fin y al cabo, la pandemia nos obligó a eso, a distanciarnos.

Por suerte, la noche era distinta. Esta vez los peruanos no estábamos distanciados, estábamos más cerca que nunca. El tenis, un deporte relegado por el siempre popular fútbol y el vóley que tantas alegrías nos regaló, nos juntó a todos nuevamente a través de un televisor. Al frente, un grupo valiente de muchachos, quienes nos demostraron que por más difícil que parezcan las cosas, que por más cuesta arriba luzca el panorama, nada es imposible.

A priori, Bosnia y Herzegovina asomaba como un rival sumamente complicado para nuestra selección en la primera ronda del Grupo Mundial I de la Copa Davis. De hecho, lo fueron y lo demostraron a lo largo de la serie, estando 2-1 arriba tras el partido de dobles de ayer.

Pero la destreza técnica y la capacidad física no te aseguran un triunfo. A veces la motivación –tanto intrínseca como extrínseca– puede mucho más. Quizás, incluso, podamos atribuir el semejante partido que jugó Juan Pablo Varillas ante Damir Dzumhur a ello. Varillas estuvo impecable en sus golpeos y derrotó por 6-1 y 6-3 al bosnio para forzar el quinto punto. La hinchada presente y la necesidad de revertir una situación adversa hicieron ver su mejor juego, similar a lo que pasaría luego con Nicolás Álvarez.

Nico, quien venía de una derrota y no supo quién sería su rival hasta último momento, hizo de la presión su mejor amigo, tal y como exigía el momento. Durante varios pasajes del encuentro, en los que Nerman Fatic –de irregular desempeño– exhibía sus potentes saques, él se mantuvo sereno, sabiendo que la oportunidad de cerrar el partido y la serie iba a llegar. Y llegó, junto al aplauso de todo el Perú: fue 7-6 y 6-4 en dos horas con cinco minutos para el recuerdo.

La victoria peruana significó el pase de nuestra selección al juego de eliminatoria por disputarse en noviembre de este año. El ganador clasificará a los Qualifiers del 2022. ¡Que sea así!.

Sabías que...

¿Por qué habrá una eliminatoria extra? Esto se dará, ya que Perú no cuenta con ranking de Copa Davis suficiente para clasificar directamente.