Manchester United invierte 12 millones de euros en sus aficionados con discapacidad

La zona para personas con discapacidad del Old Trafford recibirá una remodelación en busca de estar a la altura de los mejores recintos deportivos de Europa.

El recinto deportivo busca tener una remodelación que lo ponga a la altura de otros estadios de Inglaterra y Europa. Foto: Facebook/Manchester United
El recinto deportivo busca tener una remodelación que lo ponga a la altura de otros estadios de Inglaterra y Europa. Foto: Facebook/Manchester United
Deportes LR

El Manchester United ha invertido 11 millones de libras (12 millones de euros) en remodelar la zona para personas con discapacidad del Old Trafford. Con esto, el club busca colocar a su estadio al nivel de modernidad que poseen los mejores recintos deportivos alrededor de Inglaterra y toda Europa.

En total, la inversión que ha realizado este año el actual líder de la Premier League ha sido de un total de 20 millones de libras (22 millones de euros). En ese contexto, ha dado paso a renovar todas sus instalaciones, así como el cambio del césped, pintado de la fachada y la instalación de vallas para que los hinchas que asistan a ver a figuras como Cristiano Ronaldo puedan presenciar los partidos estando de pie, entre otras mejoras relevantes.

El Estadio Old Trafford, casa del club Manchester United, fue construido en 1909 y se amplió en 2006. Con el paso de los años, el recinto deportivo empezó a sufrir ciertos daños en su estructura, ya que fue azotado por tormentas y hasta una plaga de ratones, dejándolo por debajo de otros grandes coliseos como el Emirates Stadium, el Etihad o el nuevo complejo del Tottenham.

El diario británico Daily Mail también señaló que la inversión que se daba para mejorar las áreas del estadio eran significativamente bajas en comparación a las de otros clubes. En los últimos 11 años, United invirtió 118 millones de libras para mejorar su estadio, mientras que Liverpool gastó la suma de 278 millones y el City 374 millones de la misma moneda.

Todo este contexto dio paso a distintas críticas como las de Gary Neville, quien en una ocasión señaló que aunque el Old Trafford daba buena imagen en la televisión, la realidad era que estaba “oxidado y podrido”.

De tal manera, la inversión que está manejando ahora el club donde ha vuelto la estrella Cristiano Ronaldo buscará reconfigurar la imagen que tienen distintos aficionados y estrellas del fútbol para que la hinchada y todos los asistentes de cualquier condición puedan tener una experiencia agradable viendo jugar al Manchester United.