Héctor Mathey, el futbolista peruano que falleció hace 20 años a causa del terrorismo

El fútbol peruano no pudo mantenerse a margen de la ola de sangre y terror instaurada por el terrorismo.

Héctor Mathey falleció a los 19 años. Foto: difusión
Héctor Mathey falleció a los 19 años. Foto: difusión
Deportes LR

Abimael Guzmán ha muerto. El mayor genocida del Perú y responsable de miles de muertes en nuestro país falleció a los 83 años cuando cumplía su condena de cadena perpetua. El cabecilla ideológico de Sendero Luminoso murió en la Base Naval del Perú a solo un día de cumplirse 29 años de su captura. Su nefasto rastro de dolor, sangre y muerte alcanza a todo una nación y, lamentablemente, el fútbol no es la excepción.

Tal vez pocos lo recuerden, pero Héctor Mathey es, estadísticamente, el único futbolista que se convirtió en víctima mortal del terrorismo en el Perú. El exlateral derecho de Deportivo Municipal falleció tras una explosión dentro del camerino del cuadro edil. El jueves 9 de mayo, el equipo dirigido en aquel entonces por Ramón Quiroga terminó de entrenar en el Estadio Municipal de San Isidro y, como es costumbre, pasó a los vestidores.

En dicho lugar, uno de los jugadores ediles encontró un envase de desodorante. En aquellos años, ese tipo de objetos eran sospechosos de ser bombas elaboradas de forma casera. Pese a ello, los jugadores de Deportivo Municipal empezaron a bromear pasándose el mencionado elemento como si tratara de una pelota.

Cuando el objeto llegó a mano de Mathey, de 19 años en ese entonces, explotó ante la atónita mirada de sus compañeros. La explosión ocasionó el desprendimiento de su brazo derecho, que a la postre debió ser amputado, y un serio daño cerebral. Minutos después del lamentable hecho, el futbolista fue trasladado al Hospital de la Policía.

Ya en el nosocomio, aproximadamente a las 3.10 p. m. y producto de un paro cardiorrespiratorio a causa del daño cerebral que le generó la explosión, Héctor Mathey falleció. El lateral derecho edil fue la única víctima mortal de aquel atentado. Sus compañeros Enrique Vega Centeno y Carlos Guillén, al igual que su DT, el ‘Loco’ Quiroga, resultaron heridos.