URGENTE - Vacunación de jóvenes de 21 y 22 años inicia este lunes 27 de setiembre

Con el nuevo Gobierno, ¿qué institución administrará las sedes de Lima 2019?

Las sedes de Lima 2019 se encuentran bajo la administración del Proyecto Especial Legado hasta el 2022, aunque esto se puede ampliar. Por otro lado, el IPD afirma estar listo para recibirlas. ¿Quién tiene la última palabra?

En la Videna se viene construyendo el Centro Especializado en Medicina Deportiva. Foto: Legado
En la Videna se viene construyendo el Centro Especializado en Medicina Deportiva. Foto: Legado
Julio Estrada

Los Juegos Panamericanos Lima 2019 dejó, además de la sensación de que si nos unimos podemos hacer eventos de talla mundial, un gran número de obras de infraestructura que han servido para la preparación de atletas de cara a Tokio 2020, la organización de torneos internacionales y las actividades de vacunación, así como otras importantes actividades de integración urbana.

A partir del Decreto de Urgencia 004 nace el Proyecto Especial Legado, iniciativa encargada de administrar las sedes de Videna, Polideportivo Villa El Salvador, Complejo Andrés Avelino Cáceres en Villa María del Triunfo, Complejo Panamericano Costa Verde en San Miguel y el Centro de Alto Rendimiento de Surf en Punta Roca. Todo a través de un modelo de gestión de infraestructura deportiva innovadora en nuestro país. Este decreto tiene una vigencia de 2 años con la posibilidad de renovarse hasta 2 más.

Con la entrega de las sedes, programada para el 2022, el presidente del Instituto Peruano del Deporte, Gustavo San Martín, indicó que la entidad que él dirige se encuentra lista para administrarlas.

“El IPD está en condiciones de poder recibirlo operativamente y el Legado tiene hasta enero del 2022. Ya hemos iniciado un proceso de transferencia documentaria, la transferencia de los planos de las nuevas construcciones, operatividad, la gestión, mantenimiento, presupuesto, todo eso ya está en un proceso apuntando a enero del 2022. Ya luego vendrá el traslado de la administración física”, indicó a La República.

La posición de Legado

Además de operar las sedes y habilitarlas para la práctica del deporte de alta competencia y otros encargos del Ejecutivo como la vacunación, el proyecto Legado ha colocado su experiencia en construcción y mantenimiento al servicio de la edificación de hospitales, implementación de plantas de oxígeno, etc. Esta muestra de capacidad logística les permite, según su director Albero Valenzuela, tentar la posibilidad de ampliar el manejo de las sedes hasta dos años más.

“Este es el mismo modelo que se ha usado para Londres 2012 y se contrapone a otros eventos que no cuidaron su legado, algo que ya vivimos con los Bolivarianos. Este modelo funciona, debería continuar para consolidarse en el tiempo”, señaló Valenzuela a La República.

“Me voy a remontar a los Bolivarianos, todo eso se perdió, costó mucho dinero y sirvió como punto de quiebre para peor en el deporte peruano. A diferencia de la parte deportiva, que hubo una destacada participación gracias a las federaciones, en infraestructura fue un desastre, con casos de corrupción, gente buscada por la justicia, un pésimo ejemplo para el deporte. Lima 2019 ha sido el punto de inflexión, hay un antes y un después, hemos borrado largamente la estela de crisis que dejaron los Bolivarianos. Algunos críticos dijeron que todo se iba a perder, pero todo sigue en pie al más alto nivel”, agregó.

Valenzuela sostuvo que la forma en la que se viene trabajando es la ideal para que el desarrollo del deporte en el país se mantenga en ascenso. “Si algo funciona, no lo arregles, déjalo que funcione porque se puede estropear. Los retos que tiene el sistema deportivo es una agenda pendiente aún, y es muy importante que exista una contraposición entre entidades, una complementariedad”, manifestó.

“El IPD tiene una experiencia lograda en trabajar con atletas de alto rendimiento, ‘Vamos con Tokio’ es una buena experiencia, pero para eso se necesita infraestructura deportiva del mejor nivel. El objetivo es que los atletas, el IPD y las federaciones se puedan concentrar en desarrollar el deporte que de la infraestructura y logística nos encargamos nosotros”, concluyó.

Entonces, ¿quién decide?

Según Legado, todo quedaría en manos de la PCM del Gobierno entrante. Valenzuela sostiene que ya le han alcanzado los sustentos de su gestión e informes al MTC, ministerio al cual están adscritos. “Hemos desarrollado un calculador del valor social del impacto de las sedes, para demostrar que la inversión en deporte no es un gasto, esperaremos para exponerle todo al MEF entrante”, expresó.

Valenzuela puntualizó que aún no han tomado contacto con representantes del Gobierno entrante. “Las comisiones de transferencia aún están implementándose. Hemos tenido una reunión con el Ministro de Transportes para ver lo que nos toca exponer”, sentenció.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.