Jóvenes pioneras en los Juegos Olímpicos

Hito. María Pía Van Oordt y Diana Tudela son las peruanas más jóvenes clasificadas a Tokio, donde competirán en una modalidad de la vela que ellas mismas trajeron al Perú.

Primer reto. María Pía Van Oordt y Diana Tudela buscarán ganar experiencia en sus primeros Juegos Olímpicos para llegar con más opciones a París 2024. Foto: difusión
Primer reto. María Pía Van Oordt y Diana Tudela buscarán ganar experiencia en sus primeros Juegos Olímpicos para llegar con más opciones a París 2024. Foto: difusión
Julio Estrada

A los 11 años, María Pía Van Oordt y Diana Tudela ya habían descubierto que la vela iba a ser el deporte que iba a marcar sus vidas. Lo que no sabían es que el destino las iba a unir, no solo para hacerlas mejores amigas, sino también para ser las primeras exponentes peruanas del 49er, una modalidad de este deporte que necesita de una conexión especial, esa que ellas han sabido cultivar con los años.

¿Cómo les fue en su preparación en Portugal?

DT: Nos fue muy bien porque todos los días tenemos buenas condiciones para entrenar. como buen sol, buen viento. Es algo beneficioso porque en la vela siempre estamos sujetas a las condiciones.

¿Cómo sale la idea de prepararse ahí?

MV: Bueno, nosotras inicialmente nos íbamos a ir a Barcelona para luego manejar hasta Alemania, cuando llegamos nos enteramos que habían cerrado Alemania y que sólo podías entrar con una cuarentena de 15 días. Para nosotras no era viable, era un retraso entonces en ese momento empezamos a pensar: “bueno, a dónde vamos” y vimos que en Cascais, Portugal no había restricciones, pero igual no teníamos la certeza, estábamos en la carretera yendo a Portugal y todavía estábamos en duda si nos iban a dejar entrar. Al final todo salió bien.

DT: Llegamos y estaban las brasileñas y las de Singapur, que esa es su base de entrenamiento regular. Nos gustaron las condiciones, el país no es tan caro como otros países de Europa. Muchos veleristas del mundo vienen acá a entrenar, aunque no haya regatas.

¿Han tenido problemas durante su preparación?

MV: La verdad, nuestro plan ha ido cambiando semana a semana durante la pandemia y hemos cometido errores como comprar pasajes con anticipación, que hemos tenido que cambiar o perder. Cambian muchas cosas, por ejemplo, teníamos un campeonato en Francia que se canceló. Así que, no es que podíamos tener un plan establecido.

¿Cómo es un día normal de entrenamiento para ustedes?

DT: Nos despertamos como a las 8:30 a.m., desayunamos y salimos al gimnasio, hacemos como a una hora de fuerza para ganar masa muscular, comemos, de ahí entrenamos como 3 horas en el agua, regresamos, estiramos y descansar.

¿Cómo se inician en la vela?

MV: Empezamos en Optimist a los 11 año, luego pasamos a Lazer, que es donde conocimos más el mundo profesional de la vela. Competimos muchas veces la una contra la otra. Y bueno, Diana ya tenía esta idea de navegar 49er, que es un bote más rápido, más dinámico y es de a dos, además ya había empezado a ser olímpico en el 2016.

¿Cómo se formó la dupla?

DT: Yo quería un bote más rápido y técnico. Cuando el 49er se hace olímpico en Río 2016, me llamó la atención. Luego Paloma Schmidt me dijo que había una dupla chilena que estaba vendiendo uno de estos botes. Empecé a buscar con quién navegar, de hecho, María Pía me ayudaba a buscar porque al principio ella no quería.

¿Fue difícil convencer a María Pía?

DT: No tanto, poco a poco se dio cuenta (risas).

MV: Me dijo para navegar y al principio no estaba segura porque estaba bastante metida en Lazer. En un campeonato en Chile me llevó a probar el 49er y nos encantó, aunque era muy difícil, nos caíamos mucho. Nos pareció un reto demandante pero motivante.

¿Qué tan complicado fue hacer 49er en Perú?

MV: Era muy difícil, en el Perú no había ninguno de esos botes, por lo que no había entrenadores, no habían repuestos, no había nadie que nos ayude. Luego pudimos contratar entrenadores que vinieron a Perú y ahí es donde realmente empezamos a mejorar.

¿Ustedes mismas tuvieron que ensamblar el bote?

MV: Sí, estuvimos como 4 días en La Punta tratando de armarlo, haciendo videollamadas con colegas chilenas, viendo en internet, etc. Ya cuando pudimos empezar a navegar, fue completamente otra cosa.

¿Cómo es la dinámica entre las dos?

MV: Yo soy tripulante y Diana es timonel. Lo comparamos con un carro de Fórmula 1, donde una de nosotras es el acelerador y la otra en timón. Debemos tener bastante concordancia.

DT: Nos entendemos a veces sin hablar, pero a veces asumo que ella sabe lo que le quiero comunicar y no es así, por eso tuvimos que trabajar un montón en esto de la comunicación.

¿A veces se pelean?

MV: La verdad es que en el agua nunca hemos tenido ningún conflicto grave, por ahí uno que otro intercambio de palabras, pero ninguna pelea. Las dos tenemos claro que somos un equipo y que si pasa algo malo es culpa de las dos.

DT: Además, si en el agua comenzamos a discutir, nos desconcentramos.

¿Ayuda el hecho de que sean amigas desde hace tanto tiempo?

MV: Yo creo que sí, pero ahora somos como socias, o sea en el agua yo trabajo con Diana y creo que es bueno tener ese límite profesional.

DT: Favoreció porque al principio tuvimos que pasar muchas horas juntas para aprender a navegar este bote porque si hubiéramos chocado, hubiera sido imposible.

¿Tienen una meta concreta para Tokio 2020?

MV: Sabemos que somos las menores y solo vamos 2 años navegando, entonces somos realistas, pero también estamos con ganas de demostrar que somos un equipo que ha dedicado mucho esfuerzo. Vamos a ir a aprender lo más posible, nuestro real objetivo es París 2024.

¿Han tenido problemas en su convivencia de 3 meses en Portugal?

MV: No tanto porque nos conocemos bastante, en Perú yo prácticamente vivía en la casa de Diana. Ya sabemos a quién le toca cocinar, a quien le toca lavar. Yo cocino porque lo hago mejor (risas).

¿Cómo hicieron para continuar sus estudios durante la etapa de preparación?

DT: Este año no estamos llevando ningún curso para concentrarnos en Tokio.

MV: Es complicado porque ejemplo a veces por la diferencia de horario me tocaba un curso virtual a las 3:00 a.m., y tenía que rogarle al profesor para que grabe la clase. Pero bueno, si te organizas bien si se puede.

Lazy loaded component

Veleristas son las primeras en enrumbar hacia Tokio

Precisamente Diana y María Pía fueron parte del primer grupo de deportistas que viajaron a Houston, para luego ir a Tokio. Ellas estuvieron acompañadas de otra velerista peruana, María Belén Bazo, quien nos representará en la modalidad de windsurf.

“Nos vamos. Superlista y emocionada de vivir esta experiencia y dejarlo todo por el Perú. Vamos por más. Gracias a todos por las buenas vibras y el apoyo incondicional”, publicó Bazo antes de partir.

En las próximas horas, estarán viajando Stefano Peschiera y Paloma Schmidt.

María Belén Bazo. Foto: difusión

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.