Eurocopa: rugieron los ‘tres leones’

Inédito. Inglaterra clasificó a su primera final de Eurocopa tras vencer 2-1 a Dinamarca en la prórroga. El domingo se enfrentará a Italia en Wembley por el título.

El héroe. El grito eufórico de Harry Kane tras anotar el gol de la clasificación a la final. Foto: AFP
El héroe. El grito eufórico de Harry Kane tras anotar el gol de la clasificación a la final. Foto: AFP
Milagros Crisanto

De la mano de Gareth Southgate, Inglaterra por primera vez en toda su historia clasificó a una final de Eurocopa. El tan criticado VAR le dio un ‘empujón’ para romper con una racha negativa de 55 años de no llegar al último partido de un torneo internacional (desde el Mundial 1966), pero vaya que lo merecía.

Sesenta mil aficionados en Wembley fueron testigos de un partido histórico, que tuvo que llegar a los tiempos suplementarios para definir al ganador. Cuando las agujas del reloj anunciaban el minuto 104, el árbitro cobró una dudosa falta sobre Raheem Sterling en el área. ¿Piscinazo? El VAR ni el árbitro principal vieron nada. Harry Kane tomó el balón, ejecutó el penal y aunque Kasper Schmeichel atajó el disparo, el delantero del Tottenham tomó el rebote para poner el 2-1.

Inglaterra dominó el partido, pero venció finalmente con un penal polémico a una Dinamarca luchadora. Y es que después del desgarrador episodio de Eriksen y sus dos derrotas iniciales, golearon a Rusia, destrozaron a Gales, vencieron a República Checa y llevaron a Inglaterra al tiempo extra. Sin duda, para aplaudir de pie a un equipo que inició ganando este cotejo.

En el minuto 30, el joven Mikkel Damsgaard anotó un golazo con un disparo de falta desde la frontal del área, pero en diez minutos reaccionaron los ingleses y lograron empatar, forzando un gol en propia área del capitán danés, Kjaer.

Tras el descanso, ambos equipos salieron al ataque y los arqueros de cada uno protagonizaron los primeros minutos con un par de atajadas estelares. A partir de ahí Inglaterra apretó mucho, pero los daneses aguantaron, buscando amenazar a la contra. El resto del segundo tiempo avanzó hasta el 90 con mucha tensión y pocas oportunidades claras para los dos semifinalistas.

Tras seis minutos añadidos, que fueron un asedio inglés al área de Schmeichel, el árbitro pitó el final del tiempo reglamentario para enfrentar a los equipos a su primera prórroga del torneo. Ya en la etapa inicial del tiempo extra quedó claro que el local quería evitar los penales y Dinamarca utilizó toda su energía para aguantar las embestidas. Schmeichel volvió a ser clave con dos tapadas brillantes y se convirtió en la única razón por la cual su equipo no perdía. Pero finalmente su resistencia no fue suficiente.

En una polémica decisión del árbitro Danny Makkelie llegó el tanto de la victoria que lleva a Inglaterra a enfrentar el domingo a Italia por alzar la Eurocopa en el mítico estadio de Wembley.

La duda. La falta en contra de Sterling en el área danesa. Foto: AFP

La palabra

Gareth Southgate, técnico de Inglaterra

“Estoy muy orgulloso de mis jugadores. Es increíble formar parte de un momento como este. Sabíamos que no iba a ser fácil. Sufrimos en Moscú, en las semifinales del Mundial y hoy nos resarcimos”.

Sabías que...

Goleador. Harry Kane en fase eliminatoria de la Euro: 1 gol a Alemania (octavos), doblete a Ucrania (cuartos) y 1 gol a Dinamarca (semifinal). Además, igualó a Gary Lineker como máximo goleador histórico de Inglaterra en grandes torneos internacionales.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.