Brasil vs. Perú: golpe de realidad

Superior. Brasil demostró que está peldaños arriba en Sudamérica y goleó 4-0 a un Perú que nunca tuvo respuesta. La Bicolor tuvo un mal debut en la Copa América y ahora deberá levantarse ante rivales directos.

Controlados.  Brasil dominó a su  antojo ante una floja  resistencia peruana. Foto: EFE
Controlados. Brasil dominó a su antojo ante una floja resistencia peruana. Foto: EFE
Julio Estrada

No existe algo más volátil que el estado de ánimo futbolístico. Un resultado puede llevar a distorsionar o encarrilar percepciones en torno a un proceso. Perú llegaba en un momento particular a su debut en la Copa América, abatido por un fatal inicio de eliminatorias, pero envalentonado por un impensado triunfo en Quito. Si queríamos comprobar, ante Brasil, el nivel en que nos encontramos, pues no hallamos respuestas.

Es que, pese a que un 4-0 es un resultado aplastante, Brasil no fue el ‘monstruo’ hambriento que esperábamos y el partido no fue la guerra que los antecedentes, de los cuales preferíamos ver los positivos de la era Gareca, auguraban. La selección brasileña hizo lo justo para ganar y eso le alcanzó para golear, incluso dándose el lujo de darnos la iniciativa en algún momento. No se inmutó ante los esfuerzos peruanos que encontraron cierta libertad pero poca claridad.

En resumen, el 4-0 a favor de los locales fue un reflejo de lo que quiso hacer Brasil en el campo. Desde la conformación del cuadro titular (con 6 jugadores que no habían arrancado ante Venezuela) hasta el trámite del encuentro en sí. Perú no hizo daño en un partido complicado para sacar conclusiones.

Desnivel notorio

No es que Perú haya tenido un juego terrible, sino que sus pocos momentos de lucidez fueron supeditados a lo que el rival le permitía hacer. Y eso que hay que tomar en cuenta que se vio abajo en el marcador desde temprano.

A los 11 minutos del primer tiempo, Brasil abrió el marcador mediante una incursión en el área de Alex Sandro, aquel lateral con alma de ‘9’ que llevó peligro constantemente por las rápidas transiciones de defensa ataque que tanto daño le hizo a Perú. Luego, un Perú maniatado por el nivel de Brasil recibió la pelota para tratar de hacer su juego. Asociaciones interesantes, pero sin profundidad, toque y posesión pero sin peligro. Carrillo fue quien más intentó, la dupla Lapadula-Cueva no apareció y la única llegada fue un remate incómodo de Yotún.

En el segundo tiempo, el partido se desvirtualizó. La superioridad de Brasil se hizo aún más evidente. Las emociones no faltaron, al minuto 63, Neymar, que ya venía haciendo lo que quería desde hace buen rato, se dejó caer en el área ante el asedio de Tapia. El árbitro Loustau cobró penal, pero el VAR lo corrigió. No conforme con esto, Neymar se encargó de poner el segundo para Brasil y cerrar el partido a falta de más de 20 minutos.

Crack. Neymar hizo un partido redondo que coronó con gol. Foto: EFE

Gareca entonces entendió el mensaje. Ya no valía la pena desgastar a un equipo que no tenía respuestas y que debía afrontar tres partidos más sin fecha de descanso. Guardó energía para los rivales más terrenales e hizo ingresar a jugadores que no habían tenido muchas oportunidades en eliminatorias. Valera e Iberico en primera instancia y luego Arias con Távara. Minutos importantes ante el rival más difícil de la Copa América. Aunque ninguno destacó de sobremanera, Valera recordará por buen tiempo el gol que falló debajo del arco.

Brasil también hizo sus cambios para refrescar, la gran diferencia es que Tite no tiene equipo B, cualquiera de ellos puede ser titular. Y fue precisamente del banco de donde llegaron las cifras de la goleada, con Éverton Ribeiro a los 89′ y Richarlison a los 93′. ¿Es este el nivel de Perú o Brasil está tan en la estratosfera que una goleada sin despeinarse es hasta aceptable? El próximo partido será clave para conocer el verdadero rumbo que esta selección está teniendo para saber si es posible soñar con una aceptable Copa América. El rival es Colombia, que viene de meternos 3 en eliminatorias, y este domingo se revela si lo de Quito fue un punto de quiebre o solo una ilusión.

Las reacciones

Neymar - Delantero de Brasil

“Los números no son nada para la felicidad que tengo jugando por Brasil”.

Pedro Gallese - Portero de Perú

“Fue un partido muy duro. En el primer tiempo tuvimos un par de ocasiones para empatar, pero el segundo fue totalmente diferente, ellos hicieron su fútbol. Ahora, tenemos que mirar a los otros rivales”.

Infografía - La República

Infografía - La República

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.