Alejandro Hohberg, “el romántico de la religión del toque” con gol incluido

Como se le ha hecho costumbre, Alejandro Hohberg le marcó a su exequipo y abrió el camino para que Sporting Cristal ganara su primer partido en la Copa Libertadores 2021.

Alejandro Hohberg llegó a los cinco tantos con la camiseta celeste. Foto: EFE
Alejandro Hohberg llegó a los cinco tantos con la camiseta celeste. Foto: EFE
Gary Huamán

Si existe un jugador en la plantilla celeste que entiende muy bien la “religión del toque”, ese es Alejandro Hohberg. El delantero de 29 años no solo se asocia en el juego colectivo impartido por el creador de este dogma, Roberto Mosquera, sino que también tiene algo valioso y difícil de encontrar hoy en día: gol. “Fue importante convertir y mantener el arco en cero”, expresó el atacante bajopontino tras la victoria de Sporting Cristal sobre Rentistas por Copa Libertadores.

Desde la entrada en calor se veía a un Hohberg decidido a quedarse con la victoria. Con la mirada puesta en el arco contrario, realizaba los trabajos de calentamiento ordenados por el comando técnico rimense. Y tras el pitazo inicial del duelo internacional, salió decidido a comerse a su rival. Y así fue.

Alejandro, el mejor de Cristal

Si había un jugador a quien seguir —en un principio— en el partido por Copa Libertadores, ese era Washington Corozo. El ecuatoriano ha estado bajo la lupa durante las últimas semanas debido a sus constantes fallos; sin embargo, el que se robó el show fue el ‘Enano’. Desde los pupitres ubicados en la tribuna de occidente hasta el campo de juego del Estadio Nacional se escuchaba un “vamos Ale, vamos Ale”, cada vez que el exjugador de los ‘compadres’ tocaba el balón.

Y es que si bien Sporting Cristal no realizó uno de sus mejores encuentros, sí lo hizo Alejandro Hohberg. En cada oportunidad que tenía, se mostraba como intención de pase, tocaba en primera, picaba al espacio y remataba hacia la portería rival. Y así fue como llegó el primer tanto celeste.

Sobre el final de la primera mitad, el delantero de 29 años recibió un pase de Corozo —en un magistral corte—, emprendió carrera hacia el área contraria y sacó un derechazo que se clavaría en las redes del arco contrario. ¿Gol? No. ¡Golazo!

Lazy loaded component

Sentido, pero sin problemas

Para la segunda mitad, Alejandro Hohberg no bajaría las revoluciones. Nuevamente el exjugador de Universitario volvería locos a los defensores de Rentistas, quienes tuvieron que ‘molerlo a patadas’ para poder controlarlo. Pero ni así pudieron.

En uno de sus arranques, Hohberg le gritaría a Ávila que se le junte para poder generar una pared y desarticular a los zagueros del Bicho Colorado. Con el ‘Cholito’ movieron el balón hasta encontrar el momento preciso para apretar el acelerador y, cuando tengan la oportunidad, aprovecharla. Una incursión de Irven terminó con un centro hacia atrás para que Távara sentencie el compromiso con otro golazo de antología. ¿La “religión del toque”? Más viva que nunca.

Sobre los 87 minutos de la segunda parte, Hohberg se retiraría del campo, sentido y bastante adolorido. Incluso se le vio declarando con una bolsa de hielo en la pierna izquierda, pero no sería nada de consideración. “Sabemos que jugando de la manera que jugamos estamos mucho más cerca de ganar y confiamos mucho en eso”, declaró para la cadena internacional de ESPN.

Alejandro Hohberg al término del encuentro. Foto: ESPN

Por último —y para nada sorprendente— Alejandro Hohberg le volvió a marcar a su exequipo. Como sucedió ante Universitario y Alianza Lima, el atacante bajopontino perforó la valla de Rentistas, club con el que debutó en la profesional, en Uruguay.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.