Deportistas trans luchan por derecho a participar en competiciones femeninas

Deportes LR

“Solo quiero poder correr, tener un equipo, amigos que me apoyen”, dijo Hecox antes de la audiencia. Foto: AFP
“Solo quiero poder correr, tener un equipo, amigos que me apoyen”, dijo Hecox antes de la audiencia. Foto: AFP

Lindsay Hecox, estudiante y atleta transgénero, tiene el sueño de ingresar al equipo femenino de atletismo, pero la ley de Idaho se lo prohíbe.

Este lunes jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de los Estados Unidos en California examinaron la impugnación de una ley aprobada en el estado de Idaho, por la que se prohíbe que las atletas transgénero compitan en pruebas femeninas del deporte universitario.

La demandante es Lindsay Hecox, estudiante y atleta transgénero, quien lucha por ingresar al equipo femenino de atletismo. Idaho fue el primero en aprobar este tipo de leyes; sin embargo, proyectos de ley en el mismo sentido están en diferentes etapas en alrededor de 20 estados gobernados por republicanos.

El abogado de Hecox señaló, durante la audiencia virtual, que la ley de Idaho había empleado un concepto “estrecho” del sexo biológico para establecer la prohibición. Además, indicó que obligar a las niñas trans a competir con niños “sería tan sustancialmente perjudicial para quiénes son” que “violaría” su identidad.

No obstante, esta ley, que no permite a las estudiantes trans participar en equipos femeninos, sí autoriza que cualquiera participe en grupos masculinos. Por su lado, el juez David Nye expresó que “las mujeres trans no han podido y en gran medida no podrían desplazar a las mujeres cis en el atletismo”, porque son “la mitad del uno por ciento de la población”.

Deportistas como la tenista Billie Jean King, la futbolista Megan Rapinoe y la jugadora de baloncesto Candace Parker se pronunciaron a favor de los derechos de Hecox.

“Solo quiero poder correr, tener un equipo, amigos que me apoyen”, dijo Hecox antes de la audiencia. “No estoy tratando de quitarles becas, trofeos o lugares a otras chicas”, añadió frente a una cámara de la ACLU. “Solo quiero ser una de ellas. ¡Soy una de ellas!”.