Real Madrid: sorbo de felicidad

Champions. El cuadro español clasificó a los cuartos de final al vencer 3-1 al Atalanta. Benzema, Sergio Ramos y Marco Asensio anotaron los goles blancos. Muriel descontó.

El capitán madridista marcó en su regreso a los terrenos de juego. Foto: EFE
El capitán madridista marcó en su regreso a los terrenos de juego. Foto: EFE
Milagros Crisanto

El más ganador de la Champions League continúa en carrera en búsqueda de su título 14 en la competición. Luego de la victoria (1-0) conseguida en Bérgamo, el Real Madrid recibió al Atalanta en el estadio Alfredo Di Stéfano con la misión de cerrar con éxito su serie de los octavos de final, y vaya que no defraudó a sus seguidores.

Zidane nos recordó una vez más que nunca hay que apostar en su contra, pues acertó en todo en esta eliminatoria. En la ida, poniendo a Isco para asegurar la pelota. En la vuelta, apostando por los tres centrales y por Vinícius. El brasileño brilló con luz propia y, si bien no anotó, su caudal ofensivo fue de tal calibre que hasta se le puede perdonar en esta ocasión. Provocó el penal del 2-0, creó ocasiones de gol y rozó la fortuna de celebrar un golazo.

Capítulo aparte fue el recital de Modric en la medular, el control de Kroos y el fútbol de Benzema, que marcó su gol 70 en la Champions. Con estos tres y un Zidane inspirado, por qué no soñar con llegar más lejos en Europa. Tampoco se puede dejar de lado al capitán Sergio Ramos.

Combinación perfecta

La primera acción de riesgo la generó el combinado italiano. Un centro de Luis Muriel para la llegada de Robin Gosens encendió las alarmas en la Casa Blanca. Thibaut Courtois tuvo que intervenir para evitar la sorpresa. Sin embargo, el local despertó y se basó en la velocidad de Vinicius Jr., aunque la alegría se estableció a través de Benzema. El artillero francés capitalizó la perfecta asistencia de Modric, luego de una mala salida de Marco Sportiello.

Ojo, solo tres futbolistas han podido anotar 17 años seguidos en Champions. Raúl, Messi y ahora Benzema. Y es que mientras se habla de la posible llegada de Haaland o Mbappé, el francés hace goles. Ya suma 21 esta temporada, cinco de ellos en la Champions y parece empeñado en llevar al Madrid hasta el final.

En el complemento ingresó Duvan Zapata en lugar de Mario Pasalic en el cuadro italiano para tener mayor peso en el ataque, pero el que se destacó fue Vinicius. El brasileño desperdició la ocasión con una resolución que se fue al lado del palo y su reivindicación llegó después de una infracción de Rafael Toloi que concluyó en el penal que convirtió Sergio Ramos. El regreso del capitán se dio en un marco extraordinario para que el cuadro merengue vuelva a soñar con una nueva conquista.

El triunfo pudo convertirse en goleada cuando Benzema estrelló un remate en el palo y Vinicius no pudo aprovechar el rebote. La respuesta de Atalanta fue letal, pues obtuvo el descuento con un tiro libre perfecto de Muriel en el que dejó sin posibilidades a Courtois. Pero Madrid quería más y Marco Asensio, quien ingresó por Federico Valverde, fue el encargado de sellar el boleto hacia la siguiente fase.

Sin Copa del Rey por delante y lejos en La Liga, Real Madrid apuesta por la Champions, pues está decidido a demostrar por qué es el equipo más ganador del Viejo Continente.

City con vida en la Champions

Manchester City eliminó al Borussia Monchengladbach con un marcador global de 4-0. El equipo de Pep Guardiola ya está en los cuartos de final del torneo europeo, tras vencer un 2-0 en Alemania con goles de Kevin De Bruyne y Gundogan.

Manchester City lleva 691 minutos sin recibir goles en la Champions League y buscará superar el record del Arsenal (995 minutos sin recibir gol). Además, el equipo inglés está invicto en sus 6 encuentros ante el Monchengladbach.