LO ÚLTIMO - Encuesta IEP: Pedro Castillo mantiene ventaja sobre Keiko Fujimori

Diego Ramírez: de casi dejar el fútbol a marcar con Sport Boys

Josué Chávez

Diego Ramírez salió de Cantolao. Foto: Composición Gerson Cardoso
Diego Ramírez salió de Cantolao. Foto: Composición Gerson Cardoso

“En UTC me decían que no dijera nada sobre la lumbalgia, porque si no me iban a bajar”. La historia de superación de Diego Ramírez, volante de Sport Boys, quien anotó un golazo en la Liga 1.

Sport Boys y César Vallejo protagonizaron un partidazo por la primera ficha de la Liga 1. El volante Diego Ramírez fue la gran figura de los rosados a pesar de caer derrotados 3-2 ante los norteños. Conoce aquí su historia.

Me imagino que estás feliz por el gol, pero triste por el resultado.

Sí, más allá del gol, los tres puntos eran importantes por todo lo que se sentía en el club, incluso para el hincha.

Igual fue un golazo.

Familiares, amigos, todos me han escrito por el gol. Se han emocionado, me han escrito, un gol no se logra así nomás. Emocionado por haber anotado.

¿Cómo tomas ser tendencia?

Con calma. El fútbol es de momentos. Tuve una gran actuación, bonito el gol, pero el siguiente partido es una historia distinta. Sé que las cosas son fugaces. Yo pienso mantener el buen momento.

¿Qué pasó por tu mente antes y después de pegarle a la pelota?

Yo gané un rebote. Habíamos elaborado y la jugada debía terminar, porque si la pierdo o queda por ahí nos agarra mal parados. Controlé y ya tenía el arco en la cabeza. Ya había anotado así. Calculé, le pegué y perfecto. El arquero voló, pero entró. Tuve que hacer una celebración rápida, porque el resultado era adverso. En otro momento se lo habría dedicado a mi familia y a mis papás.

Lazy loaded component

De un momento a otro estaban 3-0 abajo, descuentan dos y al final queda esa miel en los labios.

Sí, ya lo hablamos. El trabajo no se podía ir al tacho por dos errores. Estábamos confiados en lo que habíamos trabajado, los errores cambian el partido. El resultado chocó, pero hubo rebeldía y casi lo logramos. Si te van a ganar por tres goles es porque te superan y no lo sentimos así. Nos fuimos con poco o con nada, mejor dicho. Ellos tuvieron solo 25 minutos y nosotros los demás.

Ustedes tuvieron corazón.

Teddy nos lo ha dicho. El reaccionar es algo rescatable, la identidad del equipo. Estamos en un club grande, no podemos perder de esa forma. El hincha lo vio de esa manera a pesar de que inició mal el partido. La gente se da cuenta que el equipo tiene con qué. Hacerle frente a un equipo tan fuerte como Vallejo es valorable. Ahora toca Cristal, son pruebas fuertes. Puede jugar una mala pasada no tener partidos de práctica. Debemos sacarlo adelante.

¿Cómo es trabajar con Teddy?

Lo que me gusta es que tiene las ideas claras. Él y su CT trabajan constantemente, apuntan a lo mismo. Uno como jugador se da cuenta en los conceptos. Ellos saben cómo quieren que el equipo juegue. Tiene mucha experiencia y su estilo de juego me agrada. Tener la posesión del balón, salir jugando, triangular. Me siento muy a gusto con lo que se propone.

En Grau tuviste pocas oportunidades y ahora en Boys primer partido y gol.

Estoy muy agradecido, porque el año pasado fue muy duro para mí. Gracias a Dios pude seguir haciendo lo que más me gusta en un grande como Boys. Desde que firmé el contrato tenía claro lo que quería. No podía estar en la misma situación que el año pasado. He entrenado, he puesto ganas, me doy íntegro. Todo eso se vio valorado y arranqué bien en lo personal. En lo grupal faltó el objetivo.

No suelo hablar de esto, pero no tuve minutos en Grau. A veces son decisiones que a uno no le competen. Estoy contento por la oportunidad en Boys.

Ramírez marcó el segundo para Sport Boys. Foto: Liga 1

Fue raro no verte jugar en Grau.

En Cantolao me sentía valorado. El club y técnicos me hacían sentir que aportaba, que jugaba. En Grau el primer técnico no me tuvo en cuenta hasta que hice el gol en la Copa Sudamericana. Empecé a jugar dos o tres partidos y lo sacaron.

Luego tuve a Raffo que ya me había dirigido en UTC. Conocía su estilo de juego, pero tampoco me tomó en cuenta. Seguí trabajando para encontrar club y así fue. Fue un año duro.

¿Cómo llegaste a primera?

Hice menores en Cantolao. Cuando cumplí 18, UTC llegó a primera. En mi categoría había jugadores como Regalado y Manzaneda, que se fueron a otros clubes. Yo quise abrir mi camino por mí mismo, no esperar que el presidente me consiga una prueba. Le dije a mi amigo en UTC si me podía conseguir una prueba y alojarme. Pasé las pruebas, me quedé. Empecé en la reserva y en abril subí a primera.

Luego vuelves a Cantolao.

En UTC debuté. Después voy a Cantolao que había perdido la final de Copa Perú y ganó un cupo a segunda. Ese año salimos campeones contra todo pronóstico, éramos muy jóvenes. Tras eso, arranqué mi carrera en primera.

¿Alguna vez estuviste cerca de dejar el fútbol?

Sí. Cuando estuve en UTC había pasado la prueba, pero cuando me ascienden fue sin contrato. Después me dio lumbalgia. Ahí la relación entre grandes y chicos no era lo mismo como ahora. Estas reglas o códigos. Antes un chico no podía bañarse antes que el mayor, tenía que estar una hora antes en los entrenamientos, pero eso ha cambiado bastante. Eso es bueno para los chicos. Me decían que no dijera nada sobre la lumbalgia porque si no me iban a bajar, me quedé callado. Pero igual bajé mi rendimiento por mi problema y terminé en reserva.

Conversé con mis papás, ellos me dijeron que debía estudiar, porque me dieron un año y no pasó nada. Les pedí medio año más y que si no pasaba nada, ya trabajaba. Empezó el año, en marzo sacan al técnico y el ‘Negro’ Galván me hizo un contrato de dos años. Fue un momento en el que me puse a prueba.

Has estado en UTC, Cantolao, Grau, ahora Boys, ¿cuál es la diferencia con vestir la rosada?

Te podría decir que acá se siente el calor de la hinchada. Yo soy del Callao, acá todos son del Sport Boys. Te lanzan comentarios positivos o negativos, pero la diferencia es el hincha. Algunos le dicen presión.

Lazy loaded component

¿Cómo van las cosas en el club a nivel organización e infraestructura?

Me ha sorprendido porque yo había tenido compañeros que en otros años me decían: ‘Falta esto, no nos pagan’. No obstante, hay que ver las incorporaciones importantes: Solari en prensa, Renzo en lo deportivo. Es gente que le agrega cosas nuevas al club. No nos falta nada, nos pagan a tiempo. Lo que necesitamos, están prestos.

¿A qué apuntan este año?

Queremos un torneo internacional. Ganando ese cupo luego podemos ver otras opciones como campeonar. Los últimos años el Boys se salvó del descenso con lo justo, el hincha necesita ir a un torneo internacional.

¿Tú a qué apuntas?

Quiero consolidarme. Superar mi marca de goles que son seis, jugar todos los partidos que se puedan. Seguir aprendiendo.

¿A qué jugador ves como un referente?

‘Cachito’ y ‘Chucho’. Yo los siento como líderes, personas de las que puedo aprender.

‘Crackchito’ en la cancha tiene cosas de un jugador diferente.

Él es tímido, pero tiene cosas que un jugador normal no tiene, es lindo entrenar con él. Te sorprende, te alegra. Es lo lindo del fútbol. ‘Chucho’ también tiene bastantes características.

Lazy loaded component

¿Hincha de qué equipo eres?

De chiquito con la ‘U’ por mi viejo, que me llevaba al estadio, me ponía la ropa, etc. No soy apasionado. Todo lo que me rodea es Boys. Mi ‘viejita’ y mi pareja son de Boys. La rosada está en todos los aspectos de mi vida.

¿Jugarías por Alianza o Cristal?

Claro. Todo club grande es un buen lugar para llegar.

¿En qué equipo te gustaría jugar?

Ahora estoy en Boys, pero quizás más adelante en ‘U’ o Cristal.

¿Te gusta ver fútbol?

Sí, me gusta analizarlos, más que disfrutarlos.

¿Un sueño?

Emigrar al extranjero.

¿En tu mejor día a qué futbolista te pareces?

Luka Modric.

¿Tu momento más feliz en el mundo?

Cuando campeoné con Cantolao.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.