EN VIVO - Sporting Cristal vs. Rentistas: minuto a minuto del duelo por la Copa Libertadores

Universitario 2-0 Alianza Lima: un año después del último clásico peruano

Gary Huamán

Pablo Bengoechea y Gregorio Pérez jugaron su primer y último clásico. Foto: composición GLR/Gerson Cardoso
Pablo Bengoechea y Gregorio Pérez jugaron su primer y último clásico. Foto: composición GLR/Gerson Cardoso

El 8 de marzo del 2020, Universitario derrotó a Alianza Lima en el que sería el último clásico del fútbol peruano. Gregorio Pérez y Pablo Bengoechea se irían para no volver más. Los cremas terminaron peleando el título y los blanquiazules, descendieron.

Hace exactamente un año Universitario y Alianza Lima se enfrentaron sin saber que sería la última vez que cruzarían caminos. Hace exactamente un año se disputó el clásico número 364 en la historia del fútbol peruano. Hace exactamente un año los hinchas cremas y blanquiazules no imaginaban la forma tan distinta en que acabaría el 2020 para sus clubes. En especial para los aliancistas, quienes verían descender a su equipo a final de temporada.

En ese 8 de marzo de 2020, los compadres se vieron las caras en el Estadio Monumental por la sexta jornada del torneo apertura. Gregorio Pérez a un lado, Pablo Bengoechea al otro. Maestro y alumno, enfrentados por primera vez en suelo peruano. Ambos con la ilusión de tener más encuentros a lo largo del año, pero que no pudieron terminar sus procesos. Uno por decisión propia, mientras que el otro porque no pudo regresar al país.

Pablo Bengoechea y Gregorio Pérez. Foto: FPF

El clásico se pintó de merengue

Desde el pitazo inicial, Universitario de Deportes se hizo con el control del partido. Apenas a los 27 minutos, Aldo Corzo le ganó el vivo a todos y asestó un letal cabezazo para vencer a Butrón. Alianza Lima intentó reaccionar, pero poco o nada pudo hacer para empatar el encuentro frente a una ‘U’ que crecía en el campo, pero que fallaba increíbles ocasiones.

Se jugaban los últimos minutos del encuentro, los íntimos se mostraban desesperados, así como de Pablo Bengoechea, que no paraba de dar indicaciones y, al mismo tiempo, reclamarle a los árbitros por jugadas puntuales. El juez principal, cansado de escuchar sus gritos, decidió expulsar al entrenador grone, quien se metió al campo de juego para buscar una respuesta a su sanción. El tiempo pasaba, la hinchada merengue apretaba para que se reinicie el juego y Alianza derramaba nerviosismo. Hasta que llegó un penal.

Lazy loaded component

Rinaldo Cruzado derribó -con una barrida criminal- a Luis Urruti. El encargado de ejecutar el lanzamiento fue Jonathan Dos Santos, quien con un potente disparo marcó el segundo tanto crema, para alegría de los fanáticos que se dieron cita en el Monumental. Bengeochea, cabizbajo, veía a su equipo derrotado yéndose a los camerinos. Él se quedó afuera del estadio Monumental junto a directivos del club pues ya había tomado una decisión. Sabía que lo mejor era irse. Y así fue.

Al día siguiente, Bengoechea renunció a su cargo de entrenador. Alianza Lima partió a Buenos Aires para jugar con Racing por la Copa Libertadores y, de pronto, se paró el fútbol. La pandemia de la COVID-19 llegó a nuestro país. El Gobierno declaró estado de emergencia. Detuvieron todas las actividades económicas, incluidas el torneo peruano. Desde entonces, nada fue lo mismo para aliancistas y cremas.

El reinicio de los diferentes caminos

Una vez que se dio luz verde para el reinicio del deporte en nuestro país, los compadres buscaron a sus nuevos entrenadores. En tienda victoriana querían un perfil ganador y alguien que “juegue bien”. En Ate, sostuvieron que no podían exponer al profesor Gregorio Pérez a un posible contagio de COVID-19, por lo que el entrenador de 73 años se quedó en su natal Uruguay.

Así es como llegaron Mario Salas y Ángel Comizzo, quienes se encargaron de agarrar los timones de Alianza Lima y Universitario de Deportes, respectivamente. Ambos con credenciales en nuestro país porque el primero logró coronarse campeón con Sporting Cristal en 2018, mientras que el segundo hizo lo mismo con los cremas en 2013. Sin embargo, los compadres tomaron rumbos diferentes.

Ángel Comizzo volvió a asumir el cargo de entrenador crema por segunda vez. Foto: FPF

Con cada partido que pasaba, los blanquiazules se hundían cada vez más en el fondo de la tabla. Apenas lograron dos victorias y se llenaron de empates y pérdidas. ¿Los cremas? Arrasaron con el torneo apertura. Pese a que no repitieron su performance en la segunda etapa -ya sea por lesiones o convocados-, lograron despertar en las últimas fechas para asegurar su cupo en la final de la Liga 1 Movistar.

La separación de los compadres

Finalmente Alianza Lima descendió -por problemas administrativos y futbolísticos- a la segunda división tras caer por 2-0 ante Sport Huancayo en la última fecha. Universitario, por su parte, disputó la final ante Sporting Cristal. Y si bien no lograron hacerse con el título, los merengues llegaron a esta instancia tras siete años y obtuvieron un cupo a la Fase de Grupos de la Conmebol Libertadores. Mientras un lloraba, el otro sonreía, a medias, pero sonreía.

Alianza Lima y Universitario vivieron realidades diferentes. Foto: Grupo La República

Y así es como los compadres no volvieron a verse las caras. Hoy, la ‘U’ se prepara para pelear por el título nacional y competir en el torneo internacional; mientras que los blanquiazules aspiran a volver a primera división cuanto antes o, en el mejor de los casos, quedarse en la máxima categoría por medio del TAS. Pero eso es otro cantar.

¿Cuándo tendremos el clásico 365? Aparentemente tendríamos una Copa Bicentenario que podría realizarse a mitad de temporada, siendo el Alianza Lima vs. Universitario el choque más interesante de nuestro fútbol peruano, es una posibilidad que se dispute. De lo contrario, habrá que esperar hasta el 2022.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.