Otros clubes tientan a los jugadores menores del Melgar

Canteras. La buena actuación de los menores en el equipo profesional a llamado la atención y llegan propuestas de todos lados a los padres de familia.

Revelación. Pedro Ibáñez es una de las revelaciones del campeonato 2020 por la banda derecha.
Revelación. Pedro Ibáñez es una de las revelaciones del campeonato 2020 por la banda derecha.
Jorge Jiménez

La mirada de varios clubes está puesta en los menores que tiene Melgar en el equipo profesional y en los que está formando. La República supo que los padres de familia están recibiendo llamadas de empresarios o directivos que les ofrecen muchas cosas por la firma de un contrato.

Este año Melgar promocionó a varios muchachos de los cuales Emilio Saba, Pedro Ibáñez y Matías Lazo pudieron debutar como profesionales.

Sobre el tema el entrenador Adrián Díaz fue enfático en opinar que los padres tendrían que darse cuenta del trabajo que viene haciendo Melgar, lo que está consiguiendo y lo que puede conseguir para sus hijos. “Melgar tiene una vitrina para los papás que puedan tener dudas, se ha visto este año, ellos saben que es lo que Melgar busca para los chicos. Además deberían pensar que los muchachos no se pueden adaptar solos en otra ciudad”.

Díaz, quien dirige al equipo de las Reservas, pidió paciencia a los menores melgarianos. El Gobierno Central no autorizó el entrenamiento de las divisiones menores de todos los clubes y por eso el campeonato se canceló este año.

“Todos los equipos estamos supeditados a lo que pueda decir primero el Estado. Llamo a la tranquilidad de los padres, no es que Melgar no quiera trabajar y que nos hemos desvinculado de los menores. Estamos deseosos y gustosos de trabajar lo más pronto posible pero no podemos ir en contra de las normas”, declaró.

En referencia a su experiencia en el comando técnico del equipo de Melgar de mayores dijo que fue gratificante clasificar a la Copa Sudamericana en un año y un campeonato atípico desde todo punto de vista.

“Lo que hacíamos en una semana teníamos que hacerlo en un día, no era nada fácil prepararse para los partidos tan seguidos. La repuesta de los jugadores siempre fue positiva y eso nos dio tranquilidad y confianza para lo que podíamos trabajar”.

Finalmente dijo que si los menores tuvieron chances de jugar fue porque estaban preparados y cumplieron las expectativas. “La decisión de que sean titulares la tomó el profesor Marco Valencia como cabeza del comando técnico”, explicó.