ELECCIONES 2022 - Promulgan ley de plazo excepcional para inscribir a candidatos en comicios internos CTS - Promulgan ley que autoriza a disponer libremente del 100% de los fondos

Dominic Thiem: la diferencia entre perdonar y ser campeón

En el tenis, un solo punto, un solo error, una sola decisión puede cambiar por completo el rumbo del partido. Lo que parecía ser una final de sets corridos terminó en una quinta manga de altísimo nivel y un épico tie break. Tuvieron que pasar cuatro años y una pandemia para que un jugador fuera del ‘big three’ levante un Grand Slam.

La Republica
Dominic Thiem y una lucha impresionante que lo dejó exhausto en el US Open. Foto: EFE
Alonso Marín J.

Vestido de guinda, con una sonrisa tranquila y luciendo su icónico tatuaje (“Lo intentaste. Fracasaste. No importa. Sigue intentándolo. Fracasa otra vez. Fracasa mejor”). Así levantó el US Open el suizo Stanislas Wawrinka en 2016, luego de una durísima final ante Novak Djokovic. Tuvieron que pasar cuatro años y una pandemia para que nuevamente un jugador fuera del ‘big three’ (‘Nole’, Federer y Nadal) conquiste un Grand Slam.

Y de qué manera lo hizo Dominic Thiem, quien ya sabía lo que era perder en este tipo de instancias, dos veces. Pero este domingo 13 de septiembre quedará grabado por siempre en su mente como el día en que remontó dos sets en contra para levantar el primer grande de su carrera y así convertirse en el primer nacido en la década de los noventa en hacerlo.

PUEDES VER: Dominic Thiem, el primer campeón del US Open nacido en los 90 [RESUMEN]

Un partido de momentos

Valgan verdades, el encuentro fácilmente pudo haber acabado en sets corridos, por la forma en que arrancó ‘Sascha’, contra todo pronóstico, dicho de paso. El alemán no se cansaba de repartir tiros ganadores, de moverse con extrema facilidad hacia la net y de aprovechar cada error del austríaco.

Pero llegaron los nervios, tan habituales en su corta carrera. La primera duda ocurrió cuando ganaba 6-2 y se había puesto 5-2 con dos quiebres adelante en el segundo parcial. Thiem, quien estaba totalmente desconectado, sin ritmo, ‘timing’ ni equilibrio, encontró un halo de esperanza y lo tomó. Quebró, se halló con su velocidad y estuvo a punto de igualar la manga hasta que el alemán recuperó la potencia de su saque y ganó 6-4.

PUEDES VER: Naomi Osaka derrotó 2-1 a Azarenka y se consagró campeona del US Open [RESUMEN]

Pero ya la duda estaba sembrada y el tenis es un deporte de momentos. Cuando Zverev consiguió un quiebre tempranero y no supo mantenerlo, la marea había cambiado y estaba a favor de su rival. Apareció ‘Dominator’ para doblegar el servicio de su oponente y agrandarse. No es fácil mantener un rendimiento altísimo durante tres sets seguidos, es claro, pero el lenguaje corporal decía mucho: el alemán con los hombros caídos y Thiem con agresividad y sangre fría.

6-4 y 6-3 para que todo se defina en el quinto set. Y vaya parcial que fue, ambos mostrando lo mejor que tenían, cometiendo errores no forzados, quebrándose el uno al otro el servicio y en búsqueda cada uno de su propia hazaña: el sueño de una remontada histórica vs. la victoria ante el rival y su propia cabeza.

Como no podía ser de otra forma, se fueron hasta el tie break, que estuvo primero a favor de ‘Sascha’, luego a favor de Dominic, luego al revés y luego nuevamente en favor de este último. Incluso con el malestar en su pierna derecha, el austríaco logró imponerse, en parte, gracias a los errores cometidos por el alemán, quien la mandó larga en el punto decisivo y selló su destino.

PUEDES VER: Nick Kyrgios ironizó en sus redes el incidente de Novak Djokovic durante el US Open

Cuando Thiem se mostró tan endeble como al inicio del cotejo, cuando dejó tantas pelotas a la altura preferida de ‘Sascha’, en ese momento quizá la consigna debió ser mantenerlo bajo presión y solo permitir que despierte de la pesadilla cuando la jueza diga ‘game, set y partido’. Pero es más fácil escribirlo que jugarlo. Habrá otras oportunidades, seguramente en su carrera.

¿Será este el momento en que la nueva camada pueda tomar la batuta? ¿Por fin veremos de manera constante nuevos campeones de los torneos más importantes del circuito?

No podemos argumentar que sí pues de los tres grandes, dos no participaron del US Open 2020 y uno fue descalificado por cometer un acto irresponsable dentro de la cancha. Sin embargo, quizá lo que necesitaba la ‘next gen’ era justamente levantar un Grand Slam, quizá lo que requerían era saber que al menos uno de ellos puede llegar y, solamente quizá, este sea el punto de inflexión. Solo el tiempo, Djokovic, Nadal y Federer lo dirán.

US Open, últimas noticias:

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.