Ysrael Zúñiga sobre sus inicios: “Leao Butrón me regalaba sus zapatos”

30 Jun 2020 | 23:04 h
Ysrael Zúñiga cuenta historia de sus inicios en Sporting Cristal. Foto: Líbero
Ysrael Zúñiga cuenta historia de sus inicios en Sporting Cristal. Foto: Líbero

Durante su etapa formativa en Sporting Cristal, Ysrael Zúñiga recibió un significativo apoyo de parte de Leao Butrón.

En el 2018, Ysrael Zúñiga decidió ponerle punto final a una carrera de más de 20 años en el fútbol. El exdelantero se despidió con la camiseta de Melgar de Arequipa, aunque actualmente su presente sigue ligado a dicha región, pues trabaja como consejero del Gobierno Regional del departamento.

El popular ‘Cachete’ ofreció una entrevista al diario Trome y contó cómo la vida lo llevó a que hiciera futbolista, pues no soñó con serlo. Sporting Cristal le cambió la vida. El retirado deportista reveló que antes de entrar a las divisiones inferiores del cuadro ‘rimense’ estaba estudiando para técnico dental.

PUEDES VER Christian Cueva entrenó en la Videna tras cumplir la cuarentena obligatoria

“Llego al fútbol de casualidad. Vine a Lima y estudiaba para técnico en prótesis dental en un instituto de la avenida Brasil. Mi hermano Christian ‘Patón’ Zúñiga fue traído para jugar a las menores de Cristal. Un día lo fui a visitar a La Florida y el profesor Gallardo me invitó a jugar, casi me rogaron porque no quería”, confesó el otrora goleador de Melgar.

Sin embargo, no la tuvo fácil debido a que Ysrael Zúñiga no tenía ni la indumentaria ni los botines para jugar o realizar una prueba. Además, dio a conocer que sus primeros pasos dentro del verde no fueron como delantero, sino como mediocampista y el mítico ‘Jet’ lo convirtió en centroatacante ante la ausencia del nueve titular.

PUEDES VER DT del Barcelona desata la polémica tras colocar a Griezmann en los descuentos: “No le pediré disculpas”

“Jugaba de volante en primera línea, pero mi debut en juveniles fue de lateral izquierdo. Un día el delantero se lesionó y el técnico Alberto Gallardo me colocó allí, hice tres goles y en el segundo partido anoté tres más. Cuando se recuperó el titular pensé que regresaba a la defensa y el profesor me dijo: ‘No seas tonto, los delanteros ganan más’”, sostuvo.

Zúñiga reconoció la ayuda de varios de sus compañeros: “No tenía zapatos, Leao Butrón me regalaba los suyos. Tenía la suerte de calzar su misma talla. Jugaba con chimpunes reciclados. Marcelo Asteggiano y José Soto me regalaban los que daban de baja y me iba a Caquetá para que los zapateros los arreglen”.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.