EN VIVO - ¡Boca Juniors campeón de la Copa Argentina! Vencieron 5-4 a Talleres en penales

Gregorio Pérez en una charla íntima: “Primero mi familia y después el fútbol”

Gregorio Pérez habló con La República sobre su reciente salida de Universitario, además de su carrera como jugador y técnico.

Gregorio Pérez dirigió 10 partidos oficiales en Universitario de Deportes durante seis meses. [FOTO - Universitario de Deportes]
Gregorio Pérez dirigió 10 partidos oficiales en Universitario de Deportes durante seis meses. [FOTO - Universitario de Deportes]
José Miguel Vértiz

“Desde que tengo uso de razón, siempre con una pelota bajo el brazo”. Así inicia Gregorio Pérez una extensa charla con La República tras su salida de Universitario de Deportes. El uruguayo de 72 años dio detalles de su carrera y de su paso por el cuadro crema.

¿Cómo se encuentra luego de su salida de Universitario?

Estamos tratando de dar vuelta a la página porque tampoco no me gusta dramatizar las situaciones, más allá de que te pueda doler. Ya está, es un hecho consumado, no se pudo seguir como nosotros queríamos y dada estas circunstancias muy especiales que están viviendo el mundo entero, no solamente Perú, nuestro pasaje por Universitario quedó trunco.

¿Por qué cambió la decisión de la administración en una semana?

Nosotros llegamos a una desvinculación, diríamos. Nos pidieron firmar una documentación haciéndonos responsables de nuestra llegada ante cualquier circunstancia que podría pasar y nosotros aceptamos. Pero paralelamente en una charla posterior, pidieron que también nuestras familias se hicieran responsables ante cualquier circunstancia adversa que pudiéramos pasar y eso no lo aceptamos. Entonces allí, se llegó a la desvinculación.

PUEDES VER Gregorio Pérez: el libro que pidió para conocer a profundidad la historia de la ‘U'

¿Su familia apoyó su regreso a Perú o prefirió que se quedara en Uruguay?

Obviamente, hay un comentario familiar porque conversamos y estoy en comunicación con mi familia, pero ante esto, nosotros pensábamos tener una protección para poder llegar y desarrollar los trabajos. Mi familia no se opuso en esto, esta es una resolución que firmé yo y que no iba a permitir que mi familia lo hiciera.

¿Se sintió maltratado por cómo se dieron las cosas?

Es profundizar en un tema que tiene fecha de vencimiento lamentablemente y es entrar a incursionar en un terreno que yo no quiero.

¿Los jugadores se comunicaron con usted luego de su salida?

Si, muchos directamente otros por mensaje, también auxiliares del club que trabajaban en distintas áreas de Campo Mar. Les vamos a estar agradecidos por el apoyo, facilitándonos todo y respaldándonos. En el poco tiempo, tuvimos una comunicación de mucho respeto de profesionalismo y había cierto afecto que a veces profundizaba más, cariño diría. Era un trabajo muy sincero de ambas partes y con el gran compromiso.

¿Qué opina sobre esta incertidumbre que vive Universitario a nivel dirigencial?

Como todos saben, a mí me contrató una administración y termino resolviendo el tema de la no continuación con otra administración. Lo que pido es que se pueda encaminar el club y que vuelva a las raíces de su historia e idiosincrasia. Deseo de que todo se arregle. Nosotros notamos un gran apoyo, pero se necesita esa tranquilidad de poder respaldar al club para lograr cosas importantes como décadas atrás. Deseo que les vaya bien, que encuentren el camino, que no haya problemas y que realmente la ‘U' regrese por el sendero que la historia lo indica.

¿En algún momento tendrá su revancha en Universitario?

Yo no hablo de revanchas y nunca digo “de esta agua no voy a beber”. Yo no sé las vueltas de la vida. Solamente Dios sabe cuál será mi destino y si algún día tengo que volver, obviamente será una alegría reencontrarme con ese club, con su gente. Yo hoy, más allá de los deseos, uno tiene que ser realista.

PUEDES VER Gregorio Pérez y la charla que tuvo con Héctor Chumpitaz tras su salida de la ‘U'

¿Cómo le llegó la oferta de Universitario? Usted no venía entrenando a un equipo desde su salida en Independiente Santa Fe de Colombia en 2018.

Antes de llegar a Universitario, en el correr del año (2019), había tenido ofertas. Nuevamente para ir a Colombia, Paraguay pero realmente no me llenaban las expectativas, sin desmerecer. Cuando se dio la posibilidad de conversar con Jean Ferrari en Buenos Aires, me interesó por lo que significa la ‘U', por tener la oportunidad de dirigir nuevamente a otro grande. En cinco oportunidades pasé por Peñarol en Uruguay, Independiente de Argentina, dos veces en Olimpia de Paraguay, una vez con Santa Fe en Bogotá y no lo dudé. Me entusiasmó la idea y enseguida llegamos a un acuerdo. Viajé, organizamos todo y lo demás ya es conocido.

Jean Ferrari cuando lo presenta, explica que con su llegada intentaba recuperar la esencia de Universitario con un DT que este a la altura de la historia del club. Pese al corto tiempo que estuvo, ¿se siente parte de la historia?

Yo no soy parte de la historia porque tuve un pasaje muy corto, no logramos nada porque recién comenzábamos. Lo único, es el reconocimiento de la gente de que fuimos a trabajar con gran profesionalismo, viviendo para la ‘U' y no la ‘U' para nosotros. No escribí ninguna historia, sinceramente, lo único que puedo decir es que estoy agradecido de trabajar en un club tan grande, realmente estábamos entusiasmados de lograr cosas importantes en un futuro.

Gregorio Pérez cumplió 72 años el 16 de enero y lo celebró en plena pretemporada. [FOTO: Prensa - Universitario]

¿Es verdad que pidió un libro para conocer en profundidad la historia de la ‘U'?

Sí, siempre lo hago porque tengo tanta pasión por el fútbol que me gusta interiorizarme de la historia, no solo del club sino de las selecciones. Así como lo hice en otros equipos, también quise saber en profundidad la historia de la ‘U’ (Leyó “La ‘U’ y su historia “– Rafael Quirós Salinas). Tuve la oportunidad, por mi edad, de ser artífice presencial de grandes equipos de la ‘U'. La ‘U’ tiene una rica historia.

¿Qué sintió de diferente en Universitario con respecto a otros equipos que dirigió?

Cada país tiene su idiosincrasia, su forma de vivir. He tenido la suerte de trabajar en varios países y en todos lados me han tratado bien, como me trataron en Lima, como me trató Universitario. Viví distintas circunstancias, en otros clubes estuve mucho tiempo, en otros años, en otros menos. En este caso, no puntualizo nada. Soy un agradecido por los lugares en que pasé.

¿Cómo pensaba que era el fútbol peruano y con qué realidad se encontró?

Es un fútbol que no puedo profundizar en detalle porque mi estadía fue corta, jugamos seis fechas del campeonato local y no puedo hacer un análisis profundo. Pero es un torneo muy competitivo por la geografía del país. Me encontré con una liga muy pareja y con jugadores con futuro.

¿Qué jugador de Universitario le impresionó?

Yo no doy puntualmente nombre, pero tengo la mejor impresión de los futbolistas con mucha trayectoria y otros que vienen saliendo de las divisiones formativas, de la reserva y que estaban haciendo los primeros pasos en el plantel principal.

Una de las imágenes que marcó su paso por Universitario es relación con el hincha Daniel Luond, quien soñaba ser su asistente técnico. ¿Cuánto le conmovió esa escena y qué mensaje le daría a los hinchas?

Por intermedio tuyo le mando un abrazo grande a Daniel (Luond), diríamos un apasionado hincha de la ‘U’ con su afecto y cariño que fue recíproco y tuve la oportunidad de conocerlo. A los hinchas de la ‘U', las palabras que puedo decir son de agradecimiento por el respaldo, el cariño que nos hicieron sentir. Un trabajo con tranquilidad producto del respaldo del hincha es muy importante.

Gregorio Pérez y el día que conoció a Daniel Luond en Camp Mar. [FOTO: Prensa - Universitario]

¿Qué recuerda del clásico que ganó con Universitario 2-0 a Alianza Lima?

Tuve la fortuna de dirigir clásicos en otros países y son muy especiales. No son un partido más, tienen historia y por eso es la convocatoria al estadio por lo que se vive. Es algo inolvidable porque es una fiesta del país, sin desmerecer a nadie, por algo son grandes.

Justamente el clásico es el último partido de usted y Pablo Bengoechea. Lo dirigió en Montevideo Wanderers, en Gimnasia y Esgrima La Plata y en Peñarol. ¿Cómo era esa relación entrenador-jugador?

Muy buena, lo dirigí en los clubes que usted ha mencionado y también nos cruzamos varias veces en la selección uruguaya. Y la relación hasta el día de hoy continúa. Que nos hayamos enfrentado en el clásico realmente no va a cambiar nada, al contrario más amigos que nunca.

Pérez como jugador

¿Gregorio, Elso, Goyo o Maestro?

Yo soy Gregorio.

¿Cómo nace su conexión con el fútbol?

Primero mi familia y después el fútbol. Desde que tengo uso de razón, siempre con una pelota bajo el brazo.

¿De qué equipo es hincha?

Peñarol.

¿Era de ir a la cancha a alentar?

Muy pocas veces porque nací en un pueblo del interior, en el departamento de Maldonado, hoy el pueblo se llama Gregorio Arnárez. De muy pocos habitantes, están en la zona rural.

Su ídolo de la infancia

Todos los de la década de los 60′ que jugaron en Peñarol.

¿Siempre jugó de volante o se probó en otra posición?

De volante, en inferiores jugué de lateral y zaguero. Luego me afirmé de volante.

¿Cuánto lo marcó ser parte del equipo de Defensor Sporting que rompió con la hegemonía de Peñarol y Nacional en 1976?

Me marcó mucho porque se quebró la hegemonía en el fútbol uruguayo. Desde que comenzó el profesionalismo siempre salían campeón Peñarol o Nacional, los dos cuadros grandes y ningún equipo chico habían podido romper con esa hegemonía. Fui participante de ese plantel donde era un equipo en desarrollo, un equipo chico que pudo salir campeón y como fue el primero se recuerda más a nosotros. Fue inolvidable para todos aquellos que estuvimos.

Gregorio Pérez en su paso como jugador con el Defensor Sporting de Uruguay en 1976. [FOTO: Defensor Sporting]

Se retiró a los 32 años por una lesión en el tobillo, ¿le dolió tomar esa decisión?

Fue duro porque no tuve oportunidades de continuar, pero al año siguiente comencé la carrera como técnico, por eso no sentí tanto el cambio porque rápidamente pude seguir incursionando en esto que es mi pasión. Lógico que no fue fácil, un arranque difícil con dificultades pero con mucho cariño en la profesión y mucha experiencia, ya voy a cumplir 40 años en la profesión.

José Ricardo De León es considerado uno de los máximos referentes del fútbol uruguayo. ¿Fue su ejemplo para iniciarse como entrenador?

Cuando llegué a Defensor, él me dejó marcado, me impactó. Después tuve la oportunidad de trabajar con él como su ayudante de campo en el año 84 en Defensor, es ahí fue donde tuve un respaldo grande y me terminé de convencer de muchas cosas que él llevó a cabo en el año 76 y que lo llevó abarcado como técnico. Me quedó marcado a fuego en todo sentido, porque era un gran estratega, un gran psicólogo, un conductor de grupo, con una gran convicción. Me las transmitió y las fui llevando de a pocos y mi carrera estuvo encaminada por ese sendero.

¿Cómo vive el fútbol Gregorio Pérez?

Desde que me levanto hasta que me acuesto de noche, soy intenso. Parece que soy tranquilo pero lo vivo con mucha intensidad, en los entrenamientos también. No soy de celebrar los goles muy efusivamente. Muy pocas veces.

Gregorio Pérez exigiendo Luis Urruti durante un entrenamiento con Universitario en el Estadio Monumental. [FOTO: Prensa - Univervitario]

¿Cómo juegan los equipos de Gregorio Pérez? ¿qué sistema se le acomoda mejor?

Como viste en la ‘U', a veces unas variantes en mis equipos, según el plantel que tengo. Nosotros en la ‘U’ jugamos un 4-3-3, después pasamos a un 4-2-3-1, en fin, hay variantes que puedes hacer. En los distintos equipos que he dirigido, armo el esquema según las características de mis jugadores.

¿Tuvo la oportunidad de conversar con Ricardo Gareca? ¿Qué opinión tiene de su trabajo en la selección?

No tuve la oportunidad (de conversar con Ricardo Gareca) pero el Perú volvió a los primeros planos en el mundo. Tuvo mundiales donde fue un muy buen participante y esta selección lo ratificó con la final de la Copa América 2019. Todo está relacionado a un proceso y él mismo se va logrando metas. Yo estoy convencido de que con este proyecto, Perú va a seguir por ese camino, porque tiene buenos jugadores, está organizado y le veo futuro.

En las eliminatorias al Mundial de España 82, Perú ganó 2-1 a Uruguay con goles de Guillermo La Rosa y Julio César Uribe. ¿Recuerda ese partido?

Un equipo de grandes jugadores con una gran técnica y cambio de ritmo, tenía todo esa selección, en la parte defensiva era muy bueno y tenía jugadores extraordinarios. ‘Cachito’ Ramírez, Julio César Uribe, Velásquez, entre otros. Una gran selección que eliminó a Uruguay.

¿Cómo fue su relación con Héctor Chumpitaz?

Lo vi jugar a Héctor Chumpitaz en Uruguay, uno con Universitario y otro con la selección peruana. En Universitario lo vi jugar en el año 75, en el estadio Centenario, 65 mil personas por Copa Libertadores. Después lo vi jugar en el 81 para las Eliminatorias a España 82 cuando Perú ganó 2-1 Uruguay. No había tenido la suerte nunca de conocerlo y, más allá del reconocimiento futbolístico que él tiene a nivel internacional, cuando llego a la ‘U’ en Campo Mar empiezo a conocerlo. En muy poco tiempo tuvimos buena amistad, es un gran tipo con mucho conocimiento muy paternal, afectuoso, un hombre humilde. Hice una muy linda relación con él y hace poco me llamó de su casa para mandarme un abrazo y decirme que estaba conmigo. Son cosas lindas.

¿Cuánto aprendió como asistente técnico de Óscar Washington Tabárez en la selección uruguaya?

En el 90 ya llevaba ocho años como técnico a nivel local, tuve la oportunidad de comenzar en el cuerpo técnico del Maestro Tabárez que me invitó como asistente, a compartir con él. Fue una experiencia muy rica, no fue solamente el Mundial (Italia 90), la Copa América de Brasil y las eliminatorias. Los dos dimos el salto al exterior, el Maestro fue a Boca Juniors y yo a Gimnasia y Esgrima La Plata.

Gregorio Pérez junto a Oscar Washington Tabárez durante un entrenamiento de la selección uruguaya sub 20 en 2012. [FOTO: Tenfield]

¿El DT tiene que saber más de fútbol o de grupos?

De todo porque puedes manejar un grupo pero si no tienes conocimiento en el fútbol no puedes dirigir. Pero si tienes conocimiento del fútbol y no eres un técnico de fútbol, tienes que tener una preparación para poder manejar al grupo de concientizarlo y convencerlo.

¿Cree en las cábalas?

No tengo cábalas, pero seguramente a veces las hay. Yo creo más en los jugadores de fútbol porque son los únicos protagonistas. En el trabajo y en las herramientas que les podemos dar.

¿Ha llorado alguna vez por el fútbol?

Sí, yo soy muy emotivo, es mi forma de ser porque es algo normal. Con tantos años en la profesión, alguna lágrima se me ha caído.

¿Un sueño pendiente?

Yo todos los días tengo la suerte de despertar y estoy soñando. El día que se apague la llama, ya no sueño más con el fútbol y lo iré a ver, pero hoy la llama está viva y todos los días tengo un sueño.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.