Kevin-Prince Boateng: “Un día sin negros en el deporte sería muy aburrido”

Kevin-Prince Boateng.

El exjugador del Barcelona propuso que los futbolistas negros no se presenten a trabajar en un día específico para recordar a George Floyd.

La República
03 Jun 2020 | 18:02 h

Kevin-Prince Boateng, exjugador del Barcelona, mostró su indignación por el asesinato de George Floyd en Estados Unidos. El ghanés, que es uno de los deportistas que más veces se ha referido al tema del racismo, afirmó sentirse dolido por lo que se está viviendo actualmente.

“Más que triste, estoy enfadado. Duele tener siempre estos mismos sentimientos”, señaló Boateng en una entrevista que brindó con Sky Sports.

PUEDES VER Una carrera truncada por el racismo: la historia de Rubin ‘Huracán’ Carter

Boateng se refirió también a los gestos de solidaridad de diversos equipos como el Liverpool. “Es un buen comienzo para saber que están con nosotros. Pero ¿qué hace en general el fútbol? No mucho, un anuncio en la tele o una pancarta cuando salen los equipos al campo”, indicó.

"Entiendo que no es una posición cómoda, mucha gente piensa que si dice algo o comparte algo equivocado va a perder un contrato o un sponsor. No dices nada malo cuando intentas ayudar a la raza humana", agregó.

El futbolista ghanés se animó a proponer que los futbolistas afrodescendientes no se presenten a jugar en un día específico, para honrar el recuerdo de George Floyd.

PUEDES VER Racismo en el fútbol peruano: los casos más vergonzosos de los últimos años

“Haz una cosa. Coge a todas las personas negras y sácalas del deporte. Y a todos los actores negros y quítalos de las películas. ¿Cómo sería? Aburrido. Me gustaría un día que ningún jugador negro fuese a trabajar. Quizás en el cumpleaños de George Floyd. No porque no queramos trabajar o como falta de respeto al club, sino para honrar a la comunidad negra”, sostuvo.

Finalmente, Boateng recordó el día que abandonó un campo de juego al ser víctima de insultos racistas. “Cuando era joven intentaba ignorar el racismo y tragármelo. La gente que me conoce me dice que lloraba, me iba a casa y nunca decía nada. Yo les digo que es porque era un cobarde, no era lo suficientemente fuerte. Ya no soy un cobarde, ese fue el momento en el que dije que ya era suficiente. Me sentí triste y enfadado, quería enseñarle al mundo que no iba a dejar que me hicieran eso nunca más”, sentenció.

“Me han hecho gestos de mono. ‘Por cada gol que metas te daremos un plátano, te vamos a meter en una caja y te vamos a devolver a tu país, negrata’. Me han tirado agua y me han dicho que me van a limpiar la suciedad”, añadió.

Newsletter Deportes LR

Suscríbete aquí al boletín Deportes La República y recibe de lunes a viernes en tu correo electrónico todas las novedades del deporte nacional e internacional.

Video Recomendado

Lazy loaded component