Cristiano Ronaldo: exámenes demuestran que está en mejor condición física que en marzo

Cristiano Ronaldo mejoró todos sus parámetros físicos durante cuarentena por el coronavirus tras realizar cuatro horas de entrenamiento en casa.

Cristiano Ronaldo regresó a los entrenamientos más fuerte que en marzo. Foto: AFP
Cristiano Ronaldo regresó a los entrenamientos más fuerte que en marzo. Foto: AFP
Deportes LR

Los datos fisiológicos medidos por Juventus y que mantiene a todo el equipo bajo control, revelaron cifras impresionantes en el estado físico de Cristiano Ronaldo, ya que se confirmó que el portugués regresó a los entrenamientos tras la cuarentena más fuerte y rápido que en marzo, así lo aseguró el diario Tuttosport.

Las pruebas de fuerza con las máquinas han proporcionado datos ligeramente más altos que los de marzo, esto como resultado de un trabajo riguroso en el gimnasio de CR7 en los meses que pasó en Madeira, donde estuvo desde el 9 de marzo junto a su familia cumpliendo el aislamiento social a causa de la propagación del coronavirus.

PUEDES VER Jhoel Herrera sobre el Gobierno: “Pasa a formar parte de ese montón que nos vio la cara”
Ver esta publicación en Instagram

Family Bike Ride 🚴🏼👌🏼❤️

Una publicación compartida por Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

Cristiano Ronaldo también es más rápido que cuando el fútbol se detuvo después del partido entre Juventus e Inter. El punto de inicio para la velocidad es mejor y, también en este caso, es el resultado del entrenamiento llevado a cabo en los casi tres meses de paralización forzada sin jugar.

Maurizio Sarri, técnico de la ‘Juve’, está muy satisfecho con las condiciones en las que encontró a la estrella de su equipo, brillante como nunca la había visto y lista para recuperarse desde todos los puntos de vista, porque el futbolista ‘luso’ también ha trabajado en la condición psicológica particular en la que reanudará el campeonato.

PUEDES VER Partidos históricos de Perú en los Mundiales serán transmitidos por Latina TV [VIDEO]

Ronaldo, como todos los demás, está preocupado por el efecto de puerta cerrada que experimentó contra el Inter antes de la interrupción. Una sensación extraña y en la que no se encontraba perfectamente a gusto, pues es un jugador acostumbrado a jugar bajo la presión del hincha y la hostilidad de sus rivales.